Internacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Tres chilenos fueron detenidos en Bolivia en visita del Papa

Pretendían entregarle a Francisco una carta de protesta por el nombramiento del obispo Juan Barros en Osorno.

por:  AP/Soychile.cl
viernes, 10 de julio de 2015

Los chilenos al partir de Chile con los carteles.


Foto Soychile.cl

 LA PAZ, Bolivia. — La policía boliviana detuvo durante 14 horas a tres jóvenes chilenos en Santa Cruz que pretendían entregarle al Papa Francisco una carta de protesta por el nombramiento del obispo Juan Barros en Osorno, a quien acusan de proteger a un cura implicado en un caso de pederastia.
 
“Papa Francisco por qué nos abandonaste, Osorno Chile”, se leía en el medio de la bandera del país, contó Carlos Claret, un dirigente de los laicos que llegó a la ciudad boliviana junto a dos compañeros.
 
Claret explicó que como horas antes el Papa había mencionado que debe haber diálogo entre Chile y Bolivia por la causa marítima, la policía creyó que su protesta era contra eso.
 
“Nuestra causa es totalmente diferente. Es estúpido porque nos quitaron la oportunidad de hacerle llegar la carta en contra la designación de Barros”, explicó Claret el viernes a The Associated Press. 
 
Barros fue designado obispo de Osorno en marzo y generó críticas por su cercanía con el cura Fernando Karadima, condenado por el Vaticano a una vida de penitencia y oración por abusar sexualmente de menores. 
 
Bolivia presentó hace dos años una demanda ante la Corte Internacional de La Haya en la que pide a Chile dialogar el tema marítimo. La Paz reclama una salida al mar después de perder su acceso al océano Pacífico en una guerra con ese país en el siglo XIX.


 “Trato arbitrario, injusto e injustificado”


Peor aún, la noche del jueves fueron detenidos por la policía boliviana en dicha ciudad en un confuso incidente, según dio cuenta mediante un comunicado 

Juan Carlos Claret explicó lo sucedido a través de un comunicado, según consigna Soychile.cl, y ahí relató que fueron detenidos la noche del jueves en un confuso incidente.

“Nos encontrábamos en un lugar de privilegio cerca de la casa donde alojaría el Papa: un lugar donde el único letrero era el nuestro. Era la oportunidad que se nos había dado y por la cual veníamos trabajando, todo iba bien. En ese entonces, la policía nos requisa el cartel, nos solicita trasladarnos de lugar, a lo que accedimos. Momentos después llega Interpol y sin indicarnos cargos, nos obliga a acompañarlos bajo amenaza de hacerlo esposados”, dice un extracto de su relato.

El texto agrega que “llegamos al Comando de Inteligencia de Bolivia y en la madrugada se nos señala que la policía boliviana, vestida mayormente de civil, al saber que éramos chilenos interpreta el mensaje de nuestro cartel como un reclamo al Papa por (supuestamente) apoyar la causa marítima boliviana y no la chilena”.

Tras pasar la noche en dependencias policiales y acusando un “trato arbitrario, injusto e injustificado”, Mario Vargas, Juan Carlos Claret y Felipe Navarrete fueron liberados sin cargo alguno.

Destacaron la labor de la Cancillería y Consulado chilenos y se mostraron dolidos porque “se perdió una posibilidad real de hablar con el Papa”, pero “no es la única”, recalcaron.
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Internacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img