Internacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Qué sorpresas trae el plan de gobierno del Presidente Chávez para un tercer período

En la próxima década los venezolanos comprarán en almacenes administrados por el gobierno, vivirán en subsistemas comunales dependientes del Ejecutivo, comprarán medicamentos en las farmacias populares y hasta vacacionarán de acuerdo a un plan comunitario administrado por la operadora turística Ventur.

por:  Luisa Navea, La Segunda
viernes, 31 de agosto de 2012
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

No hay paso atrás. El punto de no retorno es el que busca traspasar el Presidente Hugo Chávez , con su nuevo plan de gobierno presentado ante el Consejo Electoral y que contiene los lineamientos de lo que será su tercer período de gobierno de ganar la elección presidencial el 7 de octubre.

Detrás de esa tapa dura, roja -color del chavismo-, que el Presidente venezolano portaba con orgullo a principio de junio, está contenido su anhelado deseo de terminar con el capitalismo y radicalizar su propuesta socialista.

En el documento, al que tuvo acceso "La Segunda", se profundizan las líneas estratégicas de su mandato en estos últimos 14 años.

En el ámbito ideológico, Chávez se apoya en la doctrina del fundador del Partido Comunista, Antonio Gramsci, al señalar que "lo viejo debe terminar de morir definitivamente, para que el nacimiento de lo nuevo se manifieste en toda su plenitud".

Son cinco los ejes temáticos en los que Chávez organiza su plan de gobierno de la V República Bolivariana y Socialista. Defender, consolidar y expandir la independencia nacional; construcción del socialismo bolivariano del siglo XXI; convertir a Venezuela en una potencia económica, política, social y energética en América Latina y el Caribe y contribuir a una geopolítica internacional multicéntrica y pluripolar. Como quinto objetivo está seguir contribuyendo con la salvación de la vida en el planeta.

"Es una propuesta que acentúa el modelo, con muy pocas innovaciones", precisa a "La Segunda" Javier Corrales , politólogo estadounidense y profesor de ciencias políticas de la Universidad Amherst College, la cuarta mejor universidad de Estados Unidos, según Forbes.

Corrales, quien ha estudiado a cabalidad el plan del Ejecutivo para el período 2013-2019, señala las directrices expuestas representan "menos democracia dentro de su partido de gobierno, que cada vez es más leninista; más concentración de poder en la figura del Presidente -y por lo tanto, menos facultades para los demás puestos públicos y electos-, más militarismo (Chávez ha llamado a que las fuerzas militares se encuentren en 'todas' las instancias del Estado) y más dependencia en el petróleo. Es una plataforma conservadora, en el sentido de que quieren mantener lo existente sin muchos cambios".

Y es que el segundo plan socialista de Chávez para los próximos seis años contempla, en sus 138 páginas, extremas medidas estatistas que el Mandatario impulsará en defensa de la "independencia" de Venezuela de la influencia capitalista.

En este contexto llama la atención el esfuerzo del Mandatario por crear mecanismos de ahorro para la población manejados por el Estado como el Fondo Nacional de la Clase Obrera y el Fondo de Ahorro Popular.

Asimismo, la nueva arquitectura financiera de Poder Popular descansaría en la creación de 3.000 Bancos Comunales y en el mismo número de Consejos de Economía Comunal.

"El Estado tendría la potestad de intervenir en los ahorros de los trabajadores y en el manejo de esos fondos. El salario del trabajador dependerá de la relación que tenga con el Estado, y su vínculo con la empresa privada queda congelado", señala a este diario, Marino González , cientista venezolano y miembro del comando del candidato opositor Henrique Capriles .

Una policía estilo CSI

Además, el Ejecutivo pretende vestir de legalidad organismos de inteligencia y contrainteligencia militar para la defensa integral de la patria, fortalecer la Milicia Nacional, desplegar la Policía Nacional a todo el territorio y refundar un cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, al estilo de la serie norteamericana CSI.

"El gobierno ha intentado dos veces introducir leyes que ponen a todos los ciudadanos en situaciones de sospecha. Pasamos a ser blanco de seguimiento de todo el aparato del Estado. Y se pone como requisito que las personas en su vida laboral y cotidiana sean informantes del Estado", advierte González, secretario ejecutivo adjunto de la coalición opositora, Mesa de Unidad Democrática (MUD).

A ello se suman los centros de acopio y venta de productos manejados por el gobierno. En este ítem, la meta es expandir en un 50% las redes de arepa, panaderías y carnicerías, además de las farmacias populares. Y, por otra parte, propone un plan vacacional comunitario administrado por la operadora turística Ventur. La meta del chavismo es que 2 millones de turistas internacionales visiten el país, triplicando así la cifra promedio actual.

Sin embargo, su gran apuesta es que el 68% de los venezolanos -30 millones de habitantes tiene Venezuela- vivan de aquí al 2019 en subsistemas comunales.

La comuna, por lo tanto, será la instancia de participación de los venezolanos a través de la creación de 39.000 Consejos Comunales, 250 Salas de Batalla Social (espacio para interactuar directamente con las instituciones del Estado) y 3.000 Comunas Socialistas (células de autogobierno local).

"Toda la estructura federal desaparecerá: Estados y municipios.Los servicios y la organización de las personas pasarán a depender de las comunas que, a su vez, son dependientes de la estructura del Ejecutivo", puntualiza González.

"Duplicar las reservas de oro y diamante"

Uno de los planes más extensos del programa gubernamental de Chávez se centra en convertir a Venezuela en una potencia económica, política, social y energética en America Latina y el Caribe.

"En la próxima década, Venezuela debe consolidarse como una potencia en el plano regional y universal", precisa el documento.

Para ello el gobierno debe volcarse en "la construcción del poderío económico" tomando el control de la cadena de valor del petróleo y el gas. Pero, además, deja en manos del Estado la explotación de los recursos mineros. Incluso tienen planeado duplicar las reservas de oro y diamante , además de los de níquel, bauxita, y carbón.

La participación de las empresas privadas en la extracción de recursos minerales queda reducida, ya que el Estado tendrá el control del 55%.

China, el gran aliado

Uno de los socios estratégicos con el que el Mandatario venezolano ha firmado millonarios acuerdos y cuyos lazos quiere profundizar es China.

El Fondo Conjunto Chino-Venezolano es una estructura de cooperación bilateral, que al cierre de 2011 reportó a Venezuela millonarios fondos que le permitieron al gobierno de Chávez realizar proyectos de desarrollo energéticos como plantas procesadoras de gas natural y gas licuado, además de financiar la construcción de buques comerciales y proyectos automotrices. En este último ítem destaca la ensambladora de vehículos Irán-Venezuela.

Marino González, quien analizó el programa en su calidad de coordinador de la Unidad Técnica de la MUD, indica que "la relación con China es muy importante: Hay una serie de proyectos en los cuales nosotros tenemos una deuda importante con el país asiático. El pago de esa deuda tiene que ver con el suministro de petróleo, con lo que se llama ventas a futuro. Pero se desconoce el destino de entre 50 y 60 mil millones de dólares entregados por el país asiático al Ejecutivo venezolano, de tal manera que no todos los proyectos se están concretando".

Vietnam, Irán y Siria, nuevos socios

Entre los principales acuerdos energéticos que se mencionan en el texto se encuentran los pactados con Argentina, Uruguay, Nicaragua y Cuba, los que han entregado a Venezuela productos agrícolas, máquinas, plantas eléctricas, servicios de salud, equipos médicos a cambio de petróleo.

Las estrategias de integración con Asia, América Latina y el Caribe también están en la agenda del gobierno a través de la construcción de refinerías en conjunto con China, Vietnam y Siria. En el plano regional, estos proyectos se realizarían con ayuda de Ecuador, Brasil, Nicaragua y Cuba.

Con la chequera petrolera, Venezuela busca independizarse de los organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Interamericano de Desarrollo, pero a su vez le interesa un acercamiento con el ALBA, Unasur, Mercosur , Petrocaribe y Celac. Entidades regionales como la OEA están descartadas en su plan.

"Observamos con preocupación que se esté desmantelando la participación de Venezuela en muchos organismos multilaterales de cooperación", advierte González.

En tanto, el politólogo estadounidense señala que con estos planteamientos "Venezuela se está quedando atrás en comparación con América Latina, que tiene cada vez más innovaciones importantes a la hora de combatir la pobreza, en el desarrollo de nuevas plataformas de exportación -que atraen la inversión privada-y en comparación a los países con el mismo nivel de ingreso, que están logrando índices de avance educativos espectaculares".

Venezuela -agrega Javier Corrales-"no tiene avances en ninguno de estos rubros. La plataforma de Chávez dice que quiere convertir a Venezuela en una potencia, pero nada indica que vaya en esa dirección. El gobierno se está convirtiendo más bien en una molestia mundial".


 La apuesta de la coalición opositora venezolana post elección presidencial

Para saborear la victoria o enfrentar un resultado adverso está preparada la Mesa de Unidad Democrática (MUD), coalición opositora del candidato Henrique Capriles, que seguirá unida, independiente de los resultados del 7 de octubre.

"Hay un acuerdo político que tras la elección, la MUDseguiría funcionando y en el cual va a descansar el gobierno que presidiría Capriles", puntualiza Marino González.

De triunfar el 7 de octubre, añade el cientista venezolano, "el Presidente Capriles presidirá un gobierno amplio de Concertación -como lo llaman ustedes- que se apoyará en los 25 partidos, pero que incorporará a todos estos sectores".

En el plan de gobierno de la MUD los partidos no tendrán gran injerencia en el gobierno: "No son partidos nacionales que están en todas partes y, comparados con los chilenos, tienen menos fuerzas y estructura".

La apuesta, según el político venezolano opositor, es que la coalición continúe vinculada con el ejercicio del gobierno y se proyecte en las elecciones de gobernadores del 16 de diciembre y de alcaldes, en abril.

"Creemos que vamos a ganar, pero en el caso de perder, el país va a requerir una plataforma política que es la que ha venido constituyendo la Mesa (desde 2009). En cada una de esas elecciones, la Mesa de la Unidad tiene candidatos unitarios -nominados en las primarias de febrero de este año- que están apoyados por todos los partidos que están dentro de la alianza. El gobierno, en cambio, en algunos lugares ni siquiera tiene candidatos".

-Si perdemos. El trabajo en las gobernaciones sería complicado, pero mantendríamos lo que tenemos y lo mismo para el año que viene.

Javier Corrales, quien desde Massachusetts sigue la elección venezolana y rescata la gran capacidad de la MUD para mantener la unidad, señala que Capriles ha logrado aumentar su popularidad a través de "una coalición de partidos y tendencias muy divergentes que están hoy más unidos que antes". A su juicio, no existe caso semejante dentro de América Latina, donde la oposición siempre suele dividirse, salvo cuando se van a segundas vueltas. "Acaba de pasar en Chile. Lo vimos en México y en Perú. El candidato de la MUD ha traído un discurso que por un lado es crítico del statu quo, pero evita ser severo con la figura de Chávez, lo que ha hecho crecer su popularidad y que se le hayan sumado ex chavistas".

Y agrega: "Si las elecciones se decidieran por nivel de entusiasmo, Capriles ganaría, sin duda".

Para Corrales es difícil de predecir qué pasará el 7 de octubre: "Si gana (Capriles), tendrá el problema de una oposición muy dura por parte del chavismo. Heredaría un estado en crisis con pocas capacidades de actuar eficientemente. Tendrá también que saber gobernar con un grupo muy diverso de partidos, lo cual no es fácil de manejar".

Y si pierde, añade, "todo va a depender de cómo pierda. Si la elección es muy cerrada y hay evidencia de mucha irregularidad, hay probabilidad de que la oposición exija reconteos".

En todo caso, tanto González como Corrales advierten que si bien Chávez gana en las encuestas, el Mandatario no supera el 50% de los votos y coinciden en que la intención de voto por el candidato de la unidad está aumentando.

"Faltan cinco semanas para la elección. En este momento la información que nosotros manejamos es que en las próximas semanas alcanzaremos o superaremos la intención de voto del gobierno", enfatiza González.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Internacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img