Internacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Los 10 peores días en la vida de Rupert Murdoch: La pesadilla de las escuchas telefónicas

Sus mayores derrotas: El cierre de su más emblemático rotativo News of the World, el aborto en la compra total del mayor proveedor de TV satelital de Reino Unido y el riesgo de perder su imperio comunicacional en Londres tras haber violado la privacidad de actores, políticos y héroes de guerra británicos.  

por:  Loreto Pozo e Ignacia Inostroza, La Segunda
viernes, 15 de julio de 2011
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel
"No es donde queríamos estar, no es donde merecemos estar".

El tweet de Colin Myler, ex editor de política del semanario, cerrado el domingo pasado después de 168 años de funcionamiento, no sólo golpeó a los profesionales sino que convirtió la vida de Rupert Murdoch en una pesadilla tras el escándalo de las escuchas telefónicas.

El desenfrenado espionaje telefónico del popular medio londinense a políticos, actores y a familiares de soldados británicos muertos en combate le estalló en la cara al millonario, quien tuvo que viajar a Londres a enfrentar la crisis desatada hace 10 días.

En un primer momento, Murdoch -conocido por su capacidad para superar las crisis- se paseaba por Londres con la ex directora del News of the World, Rebekah Brooks , asegurando que colaboraría con las investigaciones pero que respaldaba a la alta ejecutiva. Sin embargo, el malestar de los londinenses por las escuchas ilegales fue más fuerte que las prebendas políticas y Murdoch tuvo que cerrar el tabloide y retirar su oferta para comprar el principal proveedor de TV satelital British Sky Broadcasting.

"La cabeza bien alta, aunque no me he puesto mis pantalones todavía"

Tanto los ciudadanos británicos como la clase política quedaron estupefactos con la noticia, pero más impactados quedaron los periodistas del News of the World, quienes se enteraron tres días antes de que Murdoch cerraría el diario, según indicó Jamie Lyons, editor de Política, en su cuenta de Twitter.

"Todo el personal NOTW en sus escritorios a pesar de perder nuestros puestos de trabajo hace 2 días, dice todo lo que se necesita saber acerca de su profesionalidad, el orgullo y la integridad", declaró.

A una semana de cerrar sus puertas, Lyons y sus compañeros del NOTW aún siguen tomando su café en los tazones institucionales y usando las poleras de la empresa, pero hoy desde sus casas. "La cabeza bien alta, aunque no me he puesto mis pantalones todavía", tuiteó el ex editor de Política, aludiendo a que aún está cesante.

La pesadilla de Murdoch comenzó en 2005, cuando el periódico publicó un artículo sobre el príncipe William , que entonces sufría una lesión en la rodilla. Personal del Palacio de Buckingham sospechó que el periódico se había enterado de la lesión escuchando los mensajes telefónicos del príncipe y pidió a la policía que investigara.

La pesquisa llevó a que dos hombres que trabajaban para News of the World, el reportero Clive Goodman y el investigador privado Glenn Mulcaire, fueran enviados a la cárcel en 2007 por interceptar mensajes dejados en teléfonos celulares de asesores reales, incluyendo algunos del príncipe William y su hermano Harry .

En ese momento el redactor jefe Andy Coulson señaló no estar al tanto de las prácticas de los acusados, y tiempo después renunció al cargo para asumir como jefe de prensa de los tories y trabajar con el Primer Ministro, David Cameron.

Otra evidencia que demuestra que los diarios de Rupert Murdoch espiaban a las fuentes y les pagaban a los policías la dio a conocer hace dos años el británico The Guardian. La publicación londinense aseguró que estos rotativos habían desembolsado en 2009 más de US$ 1,6 millones para arreglar demandas por presunto espionaje telefónico, así como el ingreso ilegal a archivos fiscales, de seguridad social y estados de cuenta de políticos, actores y deportistas.

Seis años antes, Rebekah Brooks -a quien Murdoch considera como a una hija y que estaba a cargo del rotativo-, ya había comenzado con el espionaje telefónico.

Así al menos lo asegura el actor Hugh Grant , quien corroboró a Scotland Yard que descubrió que la colorina directora estaba involucrada en los ilícitos al grabar secretamente al ex periodista de News of the World, Paul MacMullan , quien le dijo que ella sí sabía del espionaje y que era imposible que David Cameron, que habitualmente monta caballos con ella, no lo supiera.

El diálogo habría sido el siguiente:

-"¿Así que todos sabían (del espionaje), incluso Rebekah Brooks?", le preguntó Grant.

-"Bueno, por supuesto y porque no era ilegal hasta 2001", le explicó MacMullan, quien agregó que "Cameron debió haberlo sabido también. Ése es el mayor escándalo de todos, porque debía congraciarse con Murdoch para conseguir apoyo. Algo que Margareth Thatcher y Tony Blair también hicieron y que Cameron hizo a través de Rebekah", concluyó MacMullan, ahora dueño de un bar en Denver.

"Era demasiado tóxico como para sobrevivir".

Celebridades como Gwyneth Paltrow - protagonista con Brad Pitt de "Siete Pecados Capitales"- hasta políticos como el ex Premier Gordon Brown , también fueron objeto de investigaciones privadas realizadas por detectives que trabajan para los periódicos de Murdoch.

Pero fue la semana pasada cuando el escándalo adquirió carácter internacional, luego de que saliera a la luz que News of the World había intervenido el teléfono de una víctima de homicidio de 13 años, Milly Dowler , y que esto podría haber afectado la investigación que realizaba la policía sobre su desaparición, ocurrida en el 2002, al borrar algunos mensajes.

Hasta entonces la población creía que el espionaje telefónico sólo afectaba a las celebridades, los políticos o la realeza, la gente poderosa que no necesita ayuda para combatir a los tabloides. Pero la idea de que los reporteros escucharan los mensajes que le habían dejado a una estudiante asesinada abrió una discusión que cruzó las fronteras del Reino Unido, presionando a Murdoch a tomar una determinación y que incluso pasaría por deshacerse de sus medios británicos (ver recuadro).

 En la encrucijada de cerrar sus diarios británicos para limpiar su imagen

The Times, The Sunday Times y el tabloide The Sun -que forman parte del conglomerado británico News International- serían vendidos por Murdoch. Esa es la última especulación que circula en Gran Bretaña tras el escándalo de las escuchas ilegales que forzaron a Rupert Murdoch a cerrar el popular News of the World.

La estrategia de Murdoch consistiría en alejar de su imperio mediático, News Corp, lo que en el mundo de los negocios ya se ha calificado de "paquete tóxico"; aludiendo a las escuchas telefónicas que han puesto en jaque los medios británicos de propiedad del magnate.

Murdoch, su hijo James y Rebekah Brooks , quien acaba de dimitir de News International, la filial británica del grupo, aceptaron presentarse el próximo martes a declarar ante la comisión del Parlamento que está investigando los abusos de la prensa.

Se especula que poco antes de comparecer, Murdoch anunciará su intención de desprenderse de los tres periódicos que le restan en el país tras haber cerrado el domingo pasado el tabloide de mayor circulación del mundo, News of the World. Sin embargo, en una entrevista concedida a uno de sus diarios desmintió aquel rumor.

El magnate, en todo caso, quiso demostrar que no tiene un plan para monopolizar las comunicaciones británicas al desistir de la adquisición del 100% de las acciones de la cadena satelital BskyB, la segunda en importancia en el país.

Sus aciertos accionarios

Si bien Murdoch obtuvo la mayor parte de su fortuna a través de la cadena norteamericana FOX News y 20th Century Fox, logró posicionarse en el mercado europeo a través de su filial News International.

Al mercado británico entró con fuerza con la compra, en 1981, de Times Newspapers Limited, grupo propietario de The Times y The Sunday Times. Pero su mayor presencia la tuvo entre los londinenses con Today y los sensacionalistas The Sun y News of the World, a los que se suman numerosos diarios regionales, revistas y el canal satelital Sky.

Además, cabe destacar sus aciertos accionarios: En 1988 compró el 20% del capital del grupo Pearson, propietario del Financial Times; adquirió la mitad de The Economist y se hizo con el 14% de la agencia Reuters, aunque vendió su participación en el mismo año.

En mayo de 1990 fusionó su canal satelital Sky con el principal proveedor de TV satelital -adquirió el 39% -, de cuya compra total tuvo que desistir hace dos días.

Los herederos que tomarán las riendas del imperio Murdoch

A los 80 años de edad, Rupert Murdoch lleva tres matrimonios y de éstos han nacido seis hijos.

Su primer enlace fue en la década de los 50 con Patricia Brooker, con quien tuvo a su primogénita, Prudence Murdoch . Pero tal unión llegó a su fin luego de un divorcio en 1967 y al que le siguió un segundo matrimonio con una reportera de su conglomerado, Anna Maria Torv .

Torv y Murdoch tuvieron tres hijos: Lachlan, Elisabeth y James . Este último es quien más se ha involucrado en los negocios de su padre y es el actual presidente y director ejecutivo de News Corporation en Europa y Asia. De hecho, fue James, director del conglomerado británico International News, quien comunicó el cierre del polémico tabloide inglés: "Tras haber consultado con superiores, he decidido que debemos tomar acciones con respecto al periódico. Este domingo será la última edición de News of the World", anunció a través de un comunicado. "El periódico y News International fallaron en llegar al fondo de mala conducta repetida que ocurrió sin conciencia o propósito legítimo (desde el año 2006)", agregó.

El hijo mayor de Murdoch, Lachlan también trabajó con su padre en la filial británica News International y en el diario estadounidense New York Post, pero en 2005 abandonó los medios de comunicación de su progenitor.

Elisabeth, de 42 años, en tanto, cada vez ha adquirido un rol más importante en las empresas Murdoch. Su ingreso a News Corp data de principios de 2011, cuando la heredera vendió a la compañía de su padre la productora de TV Shine, que ella misma fundó.

Se especula que una vez terminado el traspaso de la productora a News Corp, Elisabeth Murdoch se integraría de lleno a las labores de la compañía, junto a su hermano James.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Internacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img