Internacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Corte de La Haya dirimió en disputa limítrofe entre Nicaragua y Costa Rica

El río San Juan, que divide ambos países, ha sido desde hace tiempo una fuente de fricción.

por:  AP
martes, 08 de marzo de 2011

LA HAYA, Holanda.— La Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenó el martes que tanto Costa Rica como Nicaragua mantengan todo su personal militar, policial o civil fuera de una región fronteriza en disputa a lo largo del río San Juan, que divide ambos países.

 Costa Rica presentó una demanda contra Nicaragua pero además solicitó a la corte dictar medidas cautelares, entre esas, que las fuerzas nicaragüenses se alejaran de la zona limítrofe y que detuvieran las labores de dragado y tala en la región donde el río desemboca en el Atlántico.

“Las medidas a favor de Costa Rica han superado nuestras expectativas y por eso estamos celebrando... hoy se confirma que nuestra estrategia de defensa fue la correcta acudiendo a las instancias que correspondían y que nuestra apuesta por el derecho y la justicia es la correcta”, manifestó la mandataria costarricense Laura Chinchilla.

Aplaudió que la Corte acogiera “las medidas cautelares más importantes que solicitó Costa Rica y ordenara a Nicaragua que suspenda sus actos de fuerza”.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su contraparte costarricense Laura Chinchilla dijeron antes de la audiencia del martes que respetarían el fallo del mayor organismo judiciales de las Naciones Unidas. Chinchilla reiteró esa postura después del fallo.

La corte ordenó la salida de las fuerzas de ambos países (Costa Rica no tiene ejército). Los instó además a “abstenerse de cualquier acción que pueda agravar o extender la disputa”, en tanto determinó que no existen pruebas suficientes que ameriten ordenar la suspensión del dragado.

Desde La Haya, el canciller costarricense René Castro consideró que el fallo “sienta un precedente para otros países alrededor del mundo que tienen disputas similares y un precedente sobre un concepto de soberanía expandido y los derechos de un pueblo de cuidar su medio ambiente”.

Castro destacó que a pesar de la prohibición de mantener personal en la zona en disputa, la Corte acotó que Costa Rica puede y debe enviar desde su territorio trabajadores de medio ambiente, con el fin de proteger el humedal que existe en la zona.

Por su parte, el enviado de Nicaragua en la Corte Internacional de Justicia, Carlos Argello, calificó el fallo cómo “un triunfo rotundo de Nicaragua”.

“Ha sido una grande y contundente victoria de Nicaragua. La Corte nos ha dado toda la razón en cuanto a que ratificó nuestro derecho a seguir dragando el río”, dijo Argello entrevistado desde Holanda por el oficialista Canal 4 de la televisión local.

El Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, saludó la resolución de la CIJ y recordó que tras el informe de su viaje a la zona de conflicto, el Consejo Permanente solicitó a ambos países en noviembre “evitar la presencia de fuerzas armadas o de seguridad en el área donde su presencia podría generar tensión”.

Costa Rica acudió a la corte el año pasado, luego de afirmar que Nicaragua envió ilegalmente fuerzas y personal civil a una zona considerada territorio costarricense, donde habría lanzado sedimentos producto del dragado del río, provocando además un daño ambiental.
El caso seguirá en manos de la Corte, donde una sentencia final podría tardar varios años.

En las audiencias de enero, Nicaragua dijo que ha ejercido desde hace tiempo la soberanía sobre el disputado tramo del río y está realizando labores para evitar su rellenado por los depósitos que arrastra la corriente.
“El río ha comenzado a secarse”, dijo Argello Gómez. “Así que nuestro derecho a drenarlo, que confirmó la corte, es muy importante”.

Informaciones recientes del Ministerio de Relaciones Exteriores costarricense indicaron que Nicaragua ha retirado ya sus fuerzas de la zona, que fue siempre una zona pantanosa deshabitada. Empero, las labores de dragado continúan en las márgenes del río.

La disputa involucró incluso a Google Inc., cuando el funcionario nicaragüense encargado del proyecto de dragado dijo en una entrevista de prensa que utilizó un mapa de Google para decidir dónde deberían ser efectuadas esas labores.

El asesor legal de la cancillería costarricense Sergio Ugalde dijo a la corte que Google enmendó rápidamente el mapa impreciso mencionado por Managua.

El río ha sido desde hace tiempo una fuente de fricción entre Nicaragua y Costa Rica.

En el 2009, la Corte Internacional de Justicia estableció reglas para navegar por el río, en las que confirmó la libertad de las embarcaciones costarricenses para usar esa vía al mismo tiempo que respaldó el derecho de Nicaragua a regular el tráfico fluvial.

Portada

Internacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img