Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Alvaro Bindis, pintor: "Hay gente que prefiere tener un auto caro antes que una obra importante"

El artista, hijo del crítico de arte Ricardo Bindis, quien falleció la semana pasada, alerta sobre la escasa difusión del arte chileno.

por:  Alejandra Valdivieso P.
martes, 03 de febrero de 2015

En su casa-taller en Lo Barnechea.


Foto RICARDO ABARCA

Hace tres semanas, el pintor Alvaro Bindis (1965) conversó con su padre, el crítico de arte Ricardo Bindis, sobre sus colegas en Chile.

Así, con los nombres de los críticos anotados en un papel, desde la década de los 50 hasta los 90, se dio cuenta de la disminución en su número y frecuencia de publicación en la prensa chilena.

Alvaro no sospechaba que esa sería una de las últimas conversaciones que tendría con su padre, quien falleció la semana pasada de un infarto neurovascular. "Murió en los brazos de mi madre que está con un cáncer terminal", relata en su casa taller en Lo Barnechea, donde se pasea por obras de Bororo, Carmen Aldunate, Benjamín Lira, Camilo Mori, y donde el artista prepara sus próximos compromisos (ver recuadro).

Su padre partió en el diario La Nación. Escribió por 15 años en La Tercera y en vida publicó más de 5.000 artículos.

Su libro "Pintura Chilena 200 años", sobre la historia de la pintura nacional desde los inicios del siglo XIX hasta principios del XXI, con más de 7.000 ejemplares, "es el más vendido de pintura chilena", cuenta su hijo.

Más allá de la labor de su padre por décadas, Alvaro lamenta la poca difusión del quehacer del arte nacional, tanto en prensa como en el escaso coleccionismo que observa en el país.

"Si tú eres actriz, tu trabajo -bueno, malo o medio- tiene tribuna en todos los diarios. En las artes musicales también, en espectáculos de rock lo mismo. Hasta en jazz, que es más de nicho... No quiero hablar contra nadie, sino que hay que sumar más gente y en un lenguaje periodístico", lamenta.

"Hoy en día tenemos más galerías, más movimiento, y no se acusa", señala Bindis, quien estudió arquitectura durante dos años, antes de entrar a estudiar arte. Actualmente hace clases en la U. Central.

"Chile fue el primer país en Sudamérica en fundar su escuela de arte. La escuela de Bellas Artes se funda en 1830. Tenemos una tradición, pero fue involucionando. La gente no tiene información y también hay una cuestión cultural. Hay gente que prefiere tener un auto caro antes que una obra importante en su casa... Entras a casas aquí que deben costar US$ 2 millones, hay $ 100 millones en autos y no tienen obras equivalentes. No puede ser".

No lo ve como un tema económico. "Si me dices «No tengo un peso, gano poco», te compras un grabado de 100 lucas. En un buen zapato gastas eso. Hay alternativas".

Aun así, ve aspectos que han mejorado, en las nuevas generaciones. "La gente joven está comprando arte. Recién casados se están comprando un grabado, parten con eso".

"La gente entiende, ya lo más pedestre, que en su casa no puede tener un afiche. Compran un cuadro bueno, malo o medio. Pero entienden que tienen que tener un cuadro. Una empresa exactamente lo mismo. Ciertas empresas ya están teniendo obras en sus oficinas, en los espacios más nobles. Para los edificios públicos existe una ley en Chile, muy antigua, según la que el 1% de una obra pública se debe ir a una escultura o monumento".

"No hay línea del tiempo"

A su juicio, también falta un mejor recorrido histórico en los museos.

"Si fueras una extranjera y vas al museo a saber la historia de este país en la pintura, empiezas con Mulato Gil, la Colonia y de repente te encuentras con una obra contemporánea frente a un cuadro de 1870 que se llama «La lectura», de Cosme San Martín. Son unos contrapuntos que no se entienden. En los países desarrollados lo tienen acotado. En Madrid tienes el Museo del Prado, y el Reina Sofía para arte contemporáneo. En París tienes el Pompidou, y el Louvre. En Nueva York tienes el Metropolitan y el MoMA. Y si tú eres una neófita, te entregan en un tríptico en todos los idiomas gratis".

"Acá está todo revuelto... Hay un sentido del museo como el mausoleo. Eso es absurdo porque ves en los museos de afuera que siguen recreando a Velázquez. No estoy contra el arte contemporáneo, yo soy contemporáneo y estoy vigente, pero debes tener un criterio museográfico en el cual tienes que representar etapas. Como me decía un estudiante: «Aquí no hay línea del tiempo»".

 Cuadro en el Mapocho

El 22 de marzo, cuando se celebra el Día internacional del Agua, Bindis proyectará una obra en el río Mapocho. Se trata de un cuadro que retrata al río en 1985, cuando casi se desbordó.

Durante el segundo semestre, el pintor viajará a Alemania junto a Bororo y Matías Pinto D'Aguiar para exponer en la embajada chilena y en la exposición Nord Art, en Büdelsdorf.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img