Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Rodolfo Torres y la ONG Chile Cristiano: la cruzada del pastor evangélico que se inscribió como lobbista en el Congreso

"Hay votos para el AVP, pero no para el matrimonio homosexual", asegura..  

por:  Claudio Salinas M.
martes, 23 de diciembre de 2014

Tiene un sitio web donde denuncia al progresismo como "una ideología anticristiana" que busca convertir a Chile "en una sociedad atea, agnóstica, secularizada y laicista". Para combatirlo decidió inscribir en el registro voluntario de lobbistas habilitado por la Cámara de Diputados a la ONG "Chile Cristiano", que define como el primer think tank evangélico de Chile. A la cabeza de estas iniciativas está el pastor protestante Rodolfo Torres Valdés -cuya iglesia se encuentra en el sector Gómez Carreño de Viña del Mar-, quien en los últimos meses ha sido un asistente habitual a la Comisión de Constitución de la Cámara, donde ha seguido la discusión del proyecto sobre Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), al cual por cierto se opone.

-¿Qué lo motivó a crear esta ONG evangélica e incorporarse al registro de lobbistas del Congreso?

-Nuestro interés es participar e intervenir activamente en el debate público, especialmente respecto a los temas valóricos asociados a la familia y la salud pública, entre ellos la identidad de género, el AVP, matrimonio homosexual, aborto, eutanasia. Desde hace unos cuatro años que ya veníamos haciendo trabajo como lobbistas, más bien como gestores de intereses, en el Congreso Nacional. Ahora que hay ley decidimos inscribirnos para hacer seguimiento del proceso legislativo y exponer nuestros planteamientos.

-Usted estuvo en la Comisión el día que se aprobó el AVP y el pastor evangélico Javier Soto agredió a los parlamentarios. ¿Cuál es su método de acción?

-Lo que hizo el pastor Javier Soto es muy criticable. Nosotros actuamos dentro del estado de derecho y el juego democrático y por eso, desde la entrada en vigencia de la ley del lobby, hemos utilizado las facilidades que nos otorga la nueva normativa, inscribiéndonos y solicitando audiencias, haciendo presentaciones en las instancias de trabajo legislativo e intercambiando argumentos, en un marco de respeto a las autoridades. Promovemos el diálogo democrático, académico y republicano, que es además el mandamiento bíblico que tienen los pastores para actuar.

-¿Establecen diálogo preferente con los parlamentarios cristianos?

-Conversamos con todos, naturalmente con quienes son más inclinados a nuestras ideas pero no dejamos fuera a ninguno. La verdad es que parlamentarios que tengan afinidad o relación directa con la iglesia evangélica prácticamente no hay, excepto el senador (Iván) Moreira, la senadora Ena Von Baer, que es luterana, y el senador Francisco Chahuán, que se declara cristiano. También conversamos mucho con el senador (Manuel José) Ossandón y el diputado (Jorge) Sabag, a quienes les transmitimos nuestras concepciones tratando de que ellos las internalicen para que, junto con sus propios pensamientos, puedan defender las ideas conservadoras.

-Asumen sin remilgos que defienden ideas conservadoras.

-Por supuesto, si a eso se le llama mantener el matrimonio tradicional, que a las personas enfermas se les ayude en lugar de quitarles la vida y mantener la legislación actual en cuanto a la natalidad. Claro, eso sería conservador.

-Quienes promueven iniciativas como el AVP, el matrimonio igualitario y el aborto lo ven como avances en derechos y libertades.

-Yo creo más bien que están un poquito retrasados porque hace unos dos o tres meses el Tribunal Europeo de Derechos Humanos acaba de decir algunas cosas que dejan a la zaga el planteamiento de que eso se trata de progreso. La verdad es que el gobierno de Chile tiene compromisos internacionales, particularmente con la Unión Europea, de avanzar en temas como el matrimonio homosexual y el aborto, yo diría incluso sin que la generalidad del gobierno esté convencida de esto sino porque se sienten obligados a cumplir estos acuerdos con la UE, y hasta hace poco tiempo atrás con el Departamento de Estado norteamericano.

-¿Ustedes confían en frenar este predominio progresista tratando de persuadir a los parlamentarios para que no legislen en estos temas?

-Sí, digámoslo claramente: hay votos para el AVP pero no hay votos para el matrimonio homosexual. Hemos conversado con parlamentarios de las distintas tiendas y si bien muchos son partidarios del AVP votos para el matrimonio homosexual en nuestro país no hay ninguna posibilidad por el momento.

-Que se apruebe el AVP y probablemente algunas variantes del aborto, como el terapéutico ¿lo considerarían una derrota?

-No necesariamente, porque estas son batallas ideológicas de muy largo plazo, este choque de civilizaciones no se da de un día para otro, sería simplemente un retardo. Cuando el PSOE gobernó ocho años con Rodríguez Zapatero hizo una serie de leyes en esta dirección pero la llegada del Partido popular comenzó a revertir el proceso. Por tanto se trata de victorias temporales para el progresismo.

-¿Qué piensa del programa de la Presidenta Bachelet en estas materias?

-Somos críticos del programa en lo que tiene que ver con la agenda valórica y en su oportunidad hicimos ver nuestro cuestionamiento al estado laico, la supresión de los símbolos religiosos y el cambio constitucional que promueve el progresismo, así como el anuncio el 21 de mayo de los proyectos relacionados con el aborto y la urgencia que le han puesto al AVP.

 Trayectoria

Rodolfo Torres Valdés se tituló de profesor en la U. de Playa Ancha.

Ha sido pastor evangélico desde 1972, gerente de empresa, profesor y director de colegio.

Fue capellán de un recinto carcelario y ha fundado tres iglesias en Valparaíso.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img