Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Drogas y obsesiones en la quemante biografía de Robert De Niro

Mujeriego y cocainómano.

por:  La Segunda
lunes, 01 de diciembre de 2014

De Niro y su actual mujer, Grace Hightower.


Foto AFP

  "De Niro: A Life", la biografía de Robert De Niro -a cargo de Shawn Levy- es la quemante revelación de una serie de rasgos desconocidos en la personalidad del actor.

El autor y crítico estadounidense focalizó su investigación en los vicios y obsesiones en la vida del doble ganador del Oscar. Cuenta que, en la época de "Toro salvaje" y "El cazador", De Niro se sumió en una espiral de consumo de cocaína e interminables noches en Nueva York y Los Angeles. Durante ese tiempo, mantuvo una tóxica amistad con el actor cómico John Belushi, quien murió a causa de una inyección de cocaína y heroína.

El libro narra que De Niro había estado junto a Robin Williams, en la habitación de Belushi la madrugada anterior a su fallecimiento en febrero de 1982. Juntos habrían pasado una dura etapa de excesos.

Según el texto, De Niro apareció en el bungalow de Belushi, entró sin llamar, inhaló un poco de cocaína que encontró sobre una mesa y se marchó.

A la mañana siguiente, el encargado del hotel le informó del deceso de su compañero. Esa muerte habría dejado a De Niro con un sentimiento de culpabilidad.

El biógrafo asegura que Robert ha sido un seductor compulsivo, pero que no trataba bien a sus conquistas, entre las que se anotan: Bette Midler, Helena Springs, Whitney Houston, Veronica Webb, Uma Thurman y Naomi Campbell, en los '90, por ese entonces 20 años menor.

Sin embargo, con ninguna pretendió establecer una relación duradera, la que llegó en 1997 cuando se casó con una azafata diez años menor que él, Grace Hightower. "El suyo es un matrimonio con altibajos", narra la biografía que lo acusa de dar un trato "despótico y violento" hacia las mujeres negras que seducía.

De Niro se ha quejado muchas veces de la presión que le supone la fama y de ahí podría surgir su frialdad en situaciones sociales. Levy asegura que su obsesión por ocultarse de la vida pública se debía a que sus costumbres no eran dignas de ser reveladas. Asegura que el actor es muy susceptible, tiene un temperamento brusco y está centrado en su carrera profesional por encima de todo.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img