Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Rescatan revista Estadio: El archivo dorado del deporte nacional

Desde hoy están disponibles los primeros 35 años de la mítica publicación deportiva. Se pueden chequear hitos como las campañas de Sergio Livingstone en Racing o el Mundial del 62.  

por:  La Segunda
miércoles, 29 de octubre de 2014

Por Juan Carlos Ramírez F. 

Desde su primer número, publicado el 12 de septiembre de 1941, hasta su cobertura de la selección de Luis Santibáñez, en el mundial de España 82, la revista Estadio fue el máximo referente periodístico del deporte nacional. A diferencia de Los Sports, Match o Gol y Gol, ninguna duró tanto tiempo ni estableció una continuidad entre las fotografías y la pluma de sus redactores.

El sitio Memoria Chilena, de la Biblioteca Nacional, acaba de digitalizar sus primeros 35 años y desde hoy estará disponible para descargar. El próximo semestre la colección quedará completa.

Fueron 2.048 ediciones de la autodenominada "revista gráfica de deportes", que destacaba por sus portadas de colores y, algunas veces, que podía desplegarse junto a la contratapa, convirtiéndose en un póster. La idea de su director por casi tres décadas, Alejandro Jaramillo, era acercar el deporte y la vida sana a la población, además de darle la misma cobertura que a las estrellas de cine a los deportistas nacionales.

Deportistas pop

Así se volvieron auténticas figuras pop Sergio Livingstone, la atleta Marlene Ahrens, el tenista Luis Ayala y el boxeador Godfrey Stevens.

Para la editora de Memoria Chilena, Macarena Dölz, tener a mano estos archivos "nos permite documentar una evolución del deporte chileno, no sólo desde el punto de vista competitivo, sino que también de la percepción social de la práctica deportiva en el país".

Para ella, Estadio instaló una mirada "más analítica" sobre el deporte, potenciando la profesionalización de quienes trabajan en el medio. Ahí está, por ejemplo, el fotoperiodista Eugenio García, llamado "el mago del lente", quien en menos de tres años se convirtió en un referente a mediados de los años 40.

Después vinieron Julio Martínez, Antonino Vera, Carlos Guerrero y Renato González, siendo reconocidos muchas veces por sus pseudónimos con que firmaban sus columnas, como este último que se apodaba "Mr. Huifa".

"El Mundial recién pasado nos recordó cuán transversal es la pasión por los deportes y cómo el recuerdo de sus grandes hazañas y frustraciones quedan grabados para siempre entre los aficionados. Que las vicisitudes del deporte suelan servir como metáforas de la vida no es gratuito, es porque para muchos representa mucho más que un juego", explica Dölz.

Héroes de clase obrera

Aunque muchos padres y abuelos recordarán la cobertura a los clásicos universitarios de los 50 -auténticos "Superbowls" nacionales-, las campañas del "Ballet Azul", en los 60 o el Colo-Colo 73, la revista tenía una línea editorial que buscaba convertir a la clase obrera en personas más "deportivas". Prueba de eso es la difusión en sus páginas del programa de los gobiernos radicales de Aguirre Cerda y Juan Antonio Ríos, "El chileno físicamente apto" (1943)

"(...) Un modelo de prensa que se sustentó en dispositivos periodísticos analítico-educativos y difusores de la actividad deportiva, como coadyuvante de la tarea del progreso y desarrollo nacional, en el plano de los hábitos, costumbres, sociabilidad y vida asociativa", explicó el académico de la U. de Chile Eduardo Santa Cruz en un análisis publicado el 2012 en la revista Mapocho.

Antonino Vera asumió tras el retiro de Jaramillo en 1969 y, tras el triunfo de Allende, fue publicada por Quimantú. Aunque, se sabe, las ventas bajaron, obligando a cerrarla el 5 de octubre de 1982, cuando ya brillaba Deporte Total y algunos quioscos importaban El Gráfico.

También subieron clásicos de oposición a Pinochet: Análisi, Apsi, Cauce

Además de libros, documentos e información sobre literatura, arte e historia de Chile, Memoria Chilena se ha dedicado a digitalizar revistas. Una tarea titánica que gracias a un robot especializado se ha podido escanear el material a una alta velocidad. Destacan, por ejemplo, tomos de las revistas de oposición de los años 80, como Apsi, Análisis, Hoy y Pluma y Pincel. Se habla de tomos, porque en lugar de descargarse -o leer online- las revistas número por número, se puede acceder a PDF que agrupan años o épocas completas, lo que facilita su acceso.

Sobre esto, junto a la revista Estadio, "permite no solamente brindar acceso a una fuente histórica invaluable para investigadores, historiadores y periodistas, sino que también abrir un espacio para el reencuentro personal y colectivo con aquello que nos ha marcado como sociedad", explica la editora del sitio.

Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img