Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Bares escondidos: La ubicación hace el encanto

Sin gran notoriedad, consiguen un considerable número de clientes habituales.  

por:  Ana Rosa Romo R.
sábado, 09 de agosto de 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Para disfrutar un trago y un buen momento con los amigos o la pareja, elegir un bar con estratégica ubicación puede tener un encanto especial.

Un mito urbano


The Black Rock Pub (Av. Providencia 2528, local 42) . "Con el tiempo hemos llegado a comprender los beneficios que tiene nuestra ubicación; nosotros no la buscamos, ella nos encontró", señala María Soledad Aedo, su dueña junto a Shane Donaghey, australiano, avecindado en Chile desde 2009. La pareja adquirió el local en 2011.

"Una clienta nos dijo que estábamos convirtiéndonos en un mito urbano porque era difícil encontrarnos, pero luego, era imposible no volver", asegura María Soledad.

Destacan de su carta "la mejor selección de cervezas artesanales chilenas del mercado", pero también los tragos tradicionales como pisco y mango sour, las micheladas y los espumantes. Todos con precio rebajado durante happy hours hasta las 22:00 horas.

También ofrecen platos típicos de pub: desde una chorrillana hecha en su propio estilo, hasta un muy británico Fish & Chips ($6.900) o Fry Up Breakfast, chicken wings, onion rings, empanadas de queso, queso camarón, pollo cebollín, hamburguesas, sándwiches de carne mechada, BLT (Bacon Lettuce Tomato) y el house steak o bife de la casa (bife de entre 400 y 500gr. + papas fritas + 2 huevos fritos + 1 tomate frito, $8.600).

"Combinamos los paladares latinos con los paladares de la cultura inglesa", dicen sus dueños.

De lunes a viernes, almuerzo de 13:00 a 15:30 y de lunes a sábado, de 16:30 a 00:00 horas. Capacidad: 130 personas.

Tragos XL


Xampanyet (General Salvo 115). La fachada es de una casa común y corriente, salvo por la cabeza de rinoceronte que tiene en su puerta. Su principal característica: los tragos XL. "Somos pioneros en este estilo", asegura su dueño Cristián Hernández.

Por su parte, Osvaldo Castillo, administrador, apunta que la ubicación fue fundamental en los inicios: "Lo escondido y lo clásico del barrio generó la curiosidad por conocer el lugar".

Mojitos y tragos en base a frutas son su especialidad ($2.500 a $3.500): Apple cinnamon mojito (jarabe artesanal de canela combinado con hojas de menta, limón, ron Bacardi manzana, soda), mojito royal (tradicional, a base de hojas de mentas, limón, ron blanco con espumante demi sec), passion sour (maracuyá, pisco y jarabe de azúcar).

Para acompañar, lo más solicitado: pizzas y sushi. Pizza Vale (camarón, salsa blanca en merquén, mozarella, $8.500), pizza española (queso, pimientos asados, choricillos, tomate, aceituna verde, $8.100), pizza 4 (carne, pollo, salame y choclo $8.400). En sushi: Futo tempura roll (salmón queso crema, pimiento rojo) ebi tempura (camarón cebollin, queso crema).

De lunes a viernes, de 17:00 a 03:00; sábados, de 20:00 a 04:00 horas. Capacidad: 180 personas.

Especialista en cerveza


Rubik Restobar (Seminario 515). "La ubicación fue pensada y elegida estratégicamente", aseguran sus dueños, Aldo Alcayaga y Alejandro Cavalli, ambos ingenieros comerciales UC, que al egresar, en 2007, concluyeron que trabajar de terno y corbata no era lo suyo, y se embarcaron en este proyecto. Se encuentra en la cercanía del barrio Italia, y a una cuadra del metro Santa Isabel.

Decidieron instalar un bar "donde se pudiera conversar, tomar un buen trago, escuchar buena música y donde la cerveza fuera la estrella". Su carta incluye más de 60 variedades. Trabajan con distintas microcervecerías nacionales, como "Leyenda", que les entrega tres recetas exclusivas: Pale Ale ($2.000), Ipa ($2.200) e Imperial Stout ($2.000). También hay cervezas alemanas, belgas y españolas.

Otra especialidad son los cócteles a base de Jägermeister, licor alemán que se prepara con 56 hierbas: Jäger Rubik (con vodka picante hecho en casa, $3.500), Jäger bomb (con bebida energizante, $4.200).

La cocina se adapta a todos los gustos: Hamburguesa Rubik (casera con tomate, palta, lechuga, mayonesa y papas fritas, $3.800), Hamburguesa XL (doble con queso, tocino, pepinillo, cebolla morada, lechuga, salsa BBQ, mayonesa y papas fritas, $5.400), nacho libre (carne, pollo, pimentón y queso fundido, con guacamole, crema ácida y salsa de queso cheddar, $6.300).

Lunes a miércoles, de 18:00 a 00:30; jueves, hasta 01:30; viernes, hasta 03:30 y sábado, de 21:00 a 03:30 horas. Capacidad: 100 personas.

Nadie baja la cortina


The Shamrock (Av. Providencia 110, Local 18) . Darren Vaughan cuenta que llegó a Chile desde Irlanda en 2008 "sin un peso y ni una palabra de español. Ahora hablo ma' o meno' y tengo un negocio muy exitoso y tendré dos más antes de fin de año", asegura.

El bar lo abrió en 2012: "Somos un lugar acogedor donde vienen chilenos, buscando la oportunidad para practicar inglés, y también europeos y norteamericanos, que quieran la experiencia latina y al mismo tiempo un poco de lo que extrañan de su país".

Reconoce que la ubicación la eligió por el precio: "Está escondido, no se ve desde la calle, pero está entre los metros Manuel Montt y Salvador. Gracias a mucho trabajo y a las redes sociales, hice el imposible, posible".

Tiene una gran oferta en cervezas importadas en barril y botella desde California, Alemania, Bélgica e Irlanda: Anderson Valley Boont Amber ($3.500), Schlappeseppel Dunkel ($3.900), Delirium Tremens ($3.900), entre otras.

En comida, la estrella es Fish & Chips (pescado pejegallo frito con papas fritas, $4.900), y también tienen éxito los eggs benedict ($4.900), que se encuentran en el menú del brunch, ofrecido los sábados.

Lunes a viernes de 17:00 "hasta muy tarde", asegura Darren. Y los sábados, desde las 12:00. Capacidad: 50 personas.

El sonido de Inglaterra


Culto Bar (Estados Unidos 246) . "Durante largos meses buscamos algún lugar en el barrio Lastarria, hasta que dimos con esta casona del año 1934, que estaba en mal estado, y realizamos un rescate arquitectónico", cuenta Javier Cabello, uno de los ingenieros industriales que son los dueños de este bar, que se ubica detrás del GAM, por Villavicencio.

El lugar fue concebido como un espacio donde se puede escuchar la música de Inglaterra desde los años 50, especialmente las bandas de culto.

Una original carta ofrece "Tragos y frases de culto". Algunos de ellos: Amy W: "Me mantengo ocupada limpiando la casa, por lo menos mientras no estoy bebiendo" (ron, amaretto, granadina, y jugo de naranja, $3.700), Freddie: "He dejado de ser promiscuo, he dejado de tener sexo y he comenzado a cultivar tulipanes" (Jack Daniels Honey, pulpa de mano, $3.900), Tricky: "Trato de ver más" (Vodka Finlandia, pepino macerado con limón, $3.700).

Para acompañar tan originales cócteles, ofrece tablas para compartir: Zeppelin (tortilla rellena de queso de cabra y tomate envuelto en tocino ahumado, salsas al pesto, merquén ahumado y tomaka al oliva, $7.300), Cebiche Paul and John (Salmón en corte brounoise, con cebolla morada, jengibre, pimentón rojo, cilantro, salpimentado en limoneta, choclo peruano y maíz cancha, coronado con dos shot de leche de tigre, $8.500).

De lunes a miércoles, de 17:30 a 2:00; jueves y viernes de 17:30 a 3:30, y sábados desde las 17:30 a 04:30 horas. Capacidad: 150 personas.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img