Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Informe del gobierno de Piñera proyecta la amenaza anarquista que enfrentará Bachelet

El llamado "postanarquismo", la consolidación de una "nueva guerrilla urbana" y la evolución del movimiento a ojos de los habitantes que dejaron La Moneda.

por:  René González R., La Segunda
lunes, 17 de marzo de 2014
anarquistas Chile

Rayado anarquista.


Foto La Segunda

Clasificaciones básicas

Aunque existen numerosas clasificaciones y subclasificaciones anarquistas (subversivos, libertarios, insurreccionales y un largo etcétera, que admite combinaciones), una fórmula que trabajó el gobierno de Piñera fue agruparlos en Tardoanarquistas; Anarquistas de Origen Puro y Posanarquistas.

Tardoanarquistas : Nacidos durante la época del gobierno de Pinochet, son ex militantes combativos de agrupaciones como el Mapu-Lautaro, el MIR (y sus variaciones) y el FPMR. Entre sus principales aportes se encuentra haber potenciado el movimiento intercarcelario y capacitar en proselitismo subversivo .

Puros : Secundarios y universitarios , en una mezcla entre seguidores "inarticulados" y otros ideológicamente sólidos.

Posanarquistas : Sería una tendencia "sólidamente establecida", que apunta hacia una radicalización mayor a la actual, convocando a jóvenes nihilistas y desencantados y a "universitarios de años iniciales".

Cada uno de ellos puede pasar o priorizar alternativamente alguna de las siguientes nueve fases, siempre según el informe de situación, al que accedió La Segunda.

Anticapitalista, antiautoritaria, antipolicial, antisocial, contracivilizatoria, anticarcelaria, animalista, anticlerical y primitivista o anarcoprimitivismo .

Estos últimos sostienen que el paso desde la recolección a la agricultura implicó el inicio de la estratificación social, impulsando un sistema de dominación, por lo que bogan por una desindustrialización y vuelta -con distintos grados, pues hay subtendencias- a la etapa salvaje.

La consolidación de una nueva guerrilla urbana anarquista; un anticoncertacionismo como tendencia y advertencias sobre el "postanarquismo contraciudadano" son parte de las conclusiones finales que recoge un documento de fin del gobierno de Sebastián Piñera, realizado por salientes analistas de La Moneda, al que accedió La Segunda.

El informe intenta describir el "estado de situación" que existe en el trabajo de monitoreo de este tipo de activismo, mostrando las distintas tendencias, redes y proyecciones de estos grupos.

En 30 láminas, contiene fichas sobre el ingreso a suelo patrio de miembros del movimiento ácrata de Argentina, Bélgica, España, Italia, Brasil, Suiza, Francia, México, Austria y Ecuador , todos fotografiados, pero sólo algunos con nombres y apellidos.

Quienes sí cuentan con identificaciones completas, como nombres y lazos internacionales, son unos 50 miembros de distintos grupos chilenos, considerados entre lo más activos y cuyos nombres omitimos en resguardo de los derechos de privacidad y la presunción de inocencia.

También se hace presente que la mayoría de los anarquistas no abraza la vía violenta, no obstante en general no la repudian.

La evolución


Como buen "documento final", resume lo que se considera la historia fidedigna del anarquismo moderno.

Según los analistas, Marcelo Villarroel Sepúlveda, Juan Aliste Vega y Freddy Fuentevilla Saa fueron, son y serán el referente obligado del "anarquismo insurreccional .

La proyección se la "ganaron" como formadores del intransable Kolectivo Kamina Libre (1996), cuyos miembros prefirieron continuar en la cárcel, antes de firmar un documento gubernamental de 1997, que daba indulto a cambio de manifestar arrepentimiento y compromiso de dejar la vía armada.

Para salir utilizaron el hostigamiento constante a través de huelgas de hambre, ataques a cámaras de seguridad, locutorios de visitas e instrumental de los penales, formando, de manera paralela, redes sociales con el fin de dar visibilidad a sus acciones y así acelerar el término anticipado de sus condenas.

Por ejemplo, tendieron lazos con movimientos afines a la causa anarquista, simpatizando con los animalistas (se hicieron vegetarianos y dejaron de usar cuero), y realizaron guiños al mundo "ancestral", como cambiar en sus escritos las "c" y "qu" por la "k", por ser más agresiva y de uso "mapuche".

Poco antes, Villarroel, Rodolfo Retamales y Pablo Morales habían sido expulsados del Mapu-Lautaro tras una "Huelga de Militancia" , haciendo ver que no creían en un poder cupular, sino que en la horizontalidad de las relaciones. Fue así como se pusieron a disposición de expresiones antisistémicas e hicieron ver que no "exigían" "salir en libertad", sino que "salir a la calle", pues para ellos el mundo capitalista es de "dominación" y no de libertad.

El esfuerzo rindió frutos: tendieron puentes con anarquistas argentinos y fueron visitados en la Cárcel de Alta Seguridad por la bonaerense Organización Cruz Negra.

Pocos años después de " salir a la kalle ", un grupo de ex Kamina Libres protagonizaron el asalto al Banco Security (2007), donde murió el cabo Luis Moyano. Fuentevilla y Villarroel fueron detenidos en Argentina (2008), donde tenían redes de apoyo y se consolidaron como símbolos actuales del movimiento anticarcelario .

Según fuentes del anterior gobierno, todo lo que acontece hoy en el mundo insurreccional anarquista se relaciona, aunque sea parcialmente, con algún ex Kamina Libre .

El primer anarquista puro sorprendido asaltando


De esa vía violenta e internacionalista (al estilo griego) habría sido tributario Sebastián Oversluij , quien murió en el frustrado asalto al BancoEstado de diciembre pasado. Según los analistas, su importancia radica en que es "el primer anarquista puro (sin pasado como militante subversivo) que actúa en un asalto bancario".

Respecto de él se dice que fue pareja de Tamara Farías Vergara, sobrina de los hermanos Vergara, en cuya memoria se realiza el Día del Joven Combatiente. Hoy ella es investigada como supuesta autora de un disparo a mansalva contra un guardia de una sucursal del mismo banco el 21 de enero pasado.

Según se señala, la vía elegida por Oversluij es consecuencia del potenciamiento del "anarquismo insurreccional", tras el fracaso del Caso Bombas.

"Generó en los imputados y en sus redes de apoyo sensación de impunidad, reforzando su moral", indicaron las fuentes.

De hecho, se vivió una proliferación de artículos triunfalistas en la web, aumentando su "atractivo".

Se consolidan FAI y FRI


Para los ex analistas de palacio, casi toda acción subversiva relevante hoy tiene el sello FAI y/o FRI; es decir, de la Federación Anarquista Informal o del Frente Revolucionario Internacional, respectivamente, que sirven como método de comunicación y de validación de las actividades insurreccionales.

Ellas tendrían, por ejemplo, la Red Traductora de Contrainformación , en la que se intercambian pensamientos, material ideológico, atentados y actividades en 13 idiomas.

Por estos días celebran atentados en Brasil, Indonesia, Buenos Aires y Glasgow y, hasta hace poco, un ataque de julio de 2013 en Chile a una sucursal de BancoEstado cercana a la ex Penitenciaría, en "honor" al condenado Hans Niemeyer.

El verdadero problema: el ataque postanarquista al ciudadano


Uno de los grandes problemas que tienen los organismos de seguridad para lidiar con el anarquismo es que la " vocería representacional no existe "; es decir, cada uno de los "kombatientes" se presenta a sí mismo a través de sus acciones, en una " nueva guerrilla urbana nihilista " (no cree en el bien ni en el mal, pues la moral sería un "constructo" social utilizado como "dispositivo de dominación").

Por lo tanto, ser reconocido por un organismo internacional no limita a quienes no son reconocidos, a pesar de que granjea visibilización, tal como sucedió con el Frente Internacional Revolucionario/Comando Insurreccional Aracely Romo (atentó en las cercanías de TVN en contra de los "periodistas-policías", que mostraron el cuerpo sin vida de Mauricio Morales) y con el Comando 8 de Diciembre, que se atribuyó explosiones en tres bancos.

Un segundo problema es la radicalización del postanarquismo y la política contraciudadana; es decir, el ataque contra la persona común y corriente, considerada por los más extremos como seres "sumisos", cómplices del "Estado policial".

Así, por ejemplo, ya han sido atacados vehículos particulares (en La Reina) y hay amenazas contra escuelas, consideradas como centros de "domesticación" del "maldito ciudadano".

Como consecuencia, analistas del anterior gobierno esperan que se repitan ataques de tipo incendiario contra objetos simbólicos del "ciudadano inconsciente", como árboles de Navidad (ya sucedió dos veces en Estación Central -2012 y 2013- y una vez en Hualqui en 2013).

Anticoncertacionismo y dos 11s


Según el informe al que accedió «La Segunda», el desprecio del anarquismo hacia la Alianza por Chile es de perogrullo, pero es igualmente fuerte en contra de la antigua Concertación y hasta, comenta un analista, podría hacerse extensivo contra el PC al formar parte de la Nueva Mayoría.

Si hasta el gobierno de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas es visto por algunos como un "capitalismo de Estado" y como una "forma de dominación".

Y aunque el blanco preferente de bombas durante el anterior gobierno de Bachelet y en el de su sucesor fue el sistema bancario, se advierte que el "anticoncertacionismo" anarquista se podría hacer patente. Consideran por lo mismo un aviso el escupitajo recibido por la actual Jefa de Estado en mayo de 2013, por parte de Elías Salvador Sanhueza Campos, en plena campaña presidencial (del agresor consta una detención en 2011 en el contexto de una marcha en apoyo a los imputados del caso bombas) .

Los hitos del año que pueden ser usados como "vitrina"

El trabajo de análisis incluye una proyección de fechas o hitos claves del año que podrían ser utilizados por los grupos anarquistas para marcar presencia pública.

En este contexto, se hace ver que las marchas estudiantiles serán un espacio para la "incorporación oportunista" de elementos insurreccionales: a mayor masividad de las marchas, se enfatiza, más probabilidad de que estos grupos ataquen con impunidad.

Advierten que las fuerzas policiales también debiesen prepararse este año para enfrentar dos 11s: el típico aniversario del golpe más el 11 de diciembre, cuando se conmemore la muerte de Sebastián Oversluij.

Y si de fechas conflictivas se trata, el 22 de mayo podría haber desórdenes por el fallecimiento de Mauricio Morales; también "con seguridad" habrá acciones de solidaridad durante el enjuiciamiento en España contra los chilenos Francisco Solar y Mónica Caballero (por el bombazo en la Basílica del Pilar) y lo mismo respecto del juicio contra la supuesta atacante del BancoEstado, Tamara Farías.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img