Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Ahora acusan a la conocida chef Nigella de usar cocaína y otras drogas

Dos ex ayudantes de cocina aseguran que ella las dejaba usar la tarjeta de crédito de Charles Saatchi, a cambio de que no contaran su adicción.

por:  La Segunda
miércoles, 27 de noviembre de 2013
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

La última vez que había estado en las portadas de los diarios fue cuando su marido -ahora ex-, el magnate Charles Saatchi, la agarró del cuello a vista y paciencia de todo el mundo en un restaurante londinense. Ahí, claro, el divorcio vino de inmediato.

Pero la cocinera televisiva volvió a acaparar las páginas y con bastante poco glamour: Las hermanas italianas Francesca y Elisabetta Grillo -que trabajaron para ella durante más de diez años- la acusan de drogadicta en un juicio en que a ellas se les atribuye haber gastado 360.000 euros de una tarjeta de crédito de Charles Saatchi. Así, en la Corte, el abogado de las Grillo dijo que entre Nigella y sus dos ex ayudantes de cocina existía un acuerdo en el cual ellas podían usar la tarjeta de Saatchi a cambio de mantener el secreto de la drogadicción de la curvilínea chef y autora de libros y rostro de televisión.

El abogado de Nigella ha calificado las acusaciones de "mentiras" y "ridículas", y recordó que las italianas fueron detenidas por fraude en agosto del 2012, imputadas en marzo del 2013 y hasta hace dos semanas no habían nombrado nada referente al uso de drogas o pastillas.

'Mis confidentes de cocina'

Según Francesca y Elisabetta, Lawson consumía de forma diaria cocaína, marihuana y pastillas, pero su mayor preocupación era mantener en secreto de Saatchi su gusto por los sicotrópicos. En su relato ante el juzgado de Isleworth (Londres), el abogado de las hermanas dijo que "el tema no es lo que se gastaba sino en qué se gastaba", aludiendo a la mantención de la confidencialidad por parte de las Grillo. Es decir, el precio del silencio de las hermanas Francesca y Elisabetta, a quienes Nigella contrató cuando estaba casada con su primer marido, John Diamond, fallecido de cáncer en 2001.

Ella -sostiene el diario El Mundo- que pasa temporadas en EE.UU. para aliviar el escándalo de su divorcio y vender allí sus programas de TV, no ha abierto la boca en público desde junio pasado, el mes en que se publicaron las fotos del «estrangulamiento». Un mes después terminó su matrimonio con Saatchi, por razones de "comportamiento irracional" por parte de este mecenas del arte.

Un dato curioso: Después del divorcio, ha sido fotografiado con varias mujeres distintas en la misma mesa del restaurante donde tomó a la diosa Nigella por el pescuezo.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img