Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

Adelanto exclusivo: Marisi Pérez Zujovic lanza libro sobre el asesinato de su padre durante la UP

"Esta es una historia que algunos sectores han intentado borrar con éxito, me temo que hasta de nuestras propias memorias", dice la autora, quien, en honor a su progenitor, acudió al Registro Civil a hacerle un agregado a su nombre, que al nacer fue María Angélica Pérez Yoma y hoy es Pérez Zujovic Yoma.  

por:  La Segunda
sábado, 20 de julio de 2013

Lleva 20 años pensando en este momento. Y otros casi 20 que lo estuvo masticando.

Este fin de semana, Marisi Pérez Zujovic cerrará un ciclo que le marcó la vida: saldrá a la luz pública su libro "La gran testigo", en el que trabajó por dos décadas, interrumpida por esos bloqueos mentales que fueron su arma de defensa para llevar a cuestas el gran estigma de ser la única testigo directa del asesinato de su padre, Edmundo Pérez Zujovic.

Al ex vicepresidente y ministro de Eduardo Frei Montalva, en cuyo homenaje se bautizó la rotonda Pérez Zujovic en Vitacura, lo mató la Vanguardia Organizada del Pueblo, VOP, en junio de 1971, poco después que Salvador Allende hubiera indultado a algunos de sus miembros. Marisi viajaba como copiloto del papá cuando el comando extremista los interceptó en una calle de la comuna de Providencia.

La hija mayor de las mujeres, entre los 9 hermanos Pérez Yoma, reconstruyó la vida de su padre no sólo como testigo, sino también a través de cartas y documentos, además de testimonios, para estructurar un libro que refleja cómo se vivieron los tiempos de la Unidad Popular, en un clima de odio que tuvo como gran víctima a Edmundo Pérez Zujovic.

Además del valor testimonial, el texto va acompañado por una serie de fotos de época donde circula lo más granado de la Democracia Cristiana, partido del cual Pérez Zujovic fue fundador.

"La Segunda" publica, a continuación, un adelanto exclusivo de algunos pasajes del libro que este fin de semana pone en circulación la Editorial Catalonia.

Su prólogo

"Cuando el pasado se convierte en presente todo el tiempo, cuando te quitan de forma violenta algo esencial en tu vida y queda un vacío que nada ni nadie puede llenar, no me queda

más alternativa que plasmar en un papel todo lo vivido.

Ernesto Sábato sostenía que la inmensa mayoría de los que escriben lo hacen por distracción, porque no resisten la vanidad de ver su nombre impreso en letras de molde, por evasión, por fama, dinero, juego u otra serie de motivos similares. Pero sólo algunos -agregaba el escritor argentino- se dejan llevar por el impulso de contar algo respecto al tiempo que les tocó vivir. A éstos les denomina "el gran testigo", porque dan cuenta de su época y de realidades que conocen bien.

Me llamo María Angélica, pero desde chica todos me dicen Marisi. Soy hija de Edmundo Pérez Zujovic, Vicepresidente de la República, ministro del Interior, de Economía

y de Obras Públicas durante la administración del Presidente Eduardo Frei Montalva, antecesor del gobierno de la Unidad Popular.

Pude haber sido una más de los miles de jóvenes que vivieron los convulsionados años de la Unidad Popular. Sin embargo, el 8 de junio de 1971 algo se quebró en mi interior. No sé por qué razones del destino, me tocó presenciar cómo mataban a mi padre. Desde ese momento, me convertí en esa "gran testigo" de la que habla Sábato. Esta tarea la he pospuesto por mucho tiempo, pero llegó el momento de hacerla. El impulso final que necesitaba me lo dio mi hija Marisi, cuando en numerosas ocasiones me dijo que un libro sobre mis experiencias de entonces -una época de caos y desesperanza- sería una buena fuente de información para muchos jóvenes que ignoran completamente lo sucedido hace cuatro décadas.

Mi testimonio es, pues, para las generaciones que desconocen lo que ocurrió en Chile en los inicios de los años 70.

Los chilenos, tan habituados a las catástrofes, pagamos por la experiencia un precio elevadísimo. Perdimos la democracia, se envenenó nuestra convivencia, se hizo añicos el sistema político, nos empezamos a mirar como enemigos.

La verdad es que tengo algunas cosas que contar. Esta es una historia que algunos sectores han intentado borrar con éxito, me temo que hasta de nuestras propias memorias. No me gustaría que tuvieran éxito. Si en definitiva lo llegaran a tener, repetiremos los mismos errores que en un momento nos privaron de lo mejor de nosotros y que colocaron a Chile al borde del abismo".

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img