Nacional
Compartir | | Ampliar Reducir

La casta sindical: El estilo y las platas de quienes representan a los trabajadores en Chile

A pocos días de la elección de la CUT, «La Segunda Sábado» indagó en los principales líderes de los trabajadores del país. Sus sueldos, viajes, labores y bienes personales, así como las décadas que muchos de ellos acumulan dedicados a estas tareas. Financieramente, algunas entidades gozan de una indudable sanidad económica, aunque otras deben contribuciones por sus sedes e incluso están envueltos en polémicas disputas judiciales por supuestas infracciones... ¡a las normas laborales! El aporte de los gobiernos: desde millonarios fondos concursables hasta comodato de inmuebles para instalar sedes.  

por:  Viviana Candia La Segunda
sábado, 18 de agosto de 2012
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

El oxígeno financiero: Desde cuotas de $100 a millonarios fondos concursables

Gracias a las cuotas de los asociados -que varían según tipo de agrupación-, la ayuda internacional o fondos concursables entregados por el Gobierno, las organizaciones de los trabajadores intentan mantener su autonomía financiera, fundamental a la hora de negociar con los empresarios o con el aparato fiscal. Las cuotas van desde $100 a $150, en el caso de las grandes multisindicales... hasta el 1% del sueldo (como en el magisterio). Claro que en el detalle de cada entidad la situación varía. Las finanzas de la CUT, por ejemplo, se entroncan con los esfuerzos que en los 80, con partidos políticos prohibidos, desplegó el propio Martínez y el fallecido dirigente Manuel Bustos por recibir apoyo técnico y financiero de la Fundación alemana "Friedrich Ebert" para un incipiente movimiento sindical. Su sede central en Alameda 1346 es un comodato dado por Patricio Aylwin en 1990, a la que se suman otras propiedades prestadas por el fisco (de este gobierno, por ejemplo, en 2011 recibió bienes raíces en Arica, Calama, Rancagua, Estación Central y San Bernardo). Además posee tres bienes raíces (Puerto Montt, Los Angeles y un tercero en Santiago... este último con una deuda de contribuciones desde 1997 por $7,5 millones). Como sucesora de la Central Unica de Trabajadores (disuelta por el gobierno militar), la nueva CUT recibió una indemnización de $1.400 millones por los bienes confiscados post 73. Se le pagó entre 2001 y 2003. Además recibe aportes mensuales de gremios asociados (el Colegio de Profesores aporta $9,4 millones y la ANEF $5,7 millones, por ejemplo, recaudado con la módica cifra de $100 o $150 por cada afiliado) y una que otra subvención municipal. En 2010, Maipú le entregó $3 millones, La Serena y Ancud $500 mil cada una, mientras que en 2011 Talagante le donó $1 millón y Puerto Montt $400 mil). En los últimos tres años han postulado a fondos concursables del Ministerio del Trabajo para la educación previsional obteniendo en total $169 millones entre 2010 y 2012. ANEF y Profesores, los más saneados financieramente La Agrupación Nacional de Empleados Fiscales es una de las pocas organizaciones saneadas en lo económico, sin deudas, ni juicios. Poseen cuatro propiedades (una en Santiago, otra en Coyhaique y dos en Punta Arenas) con avalúo fiscal de $509 millones. Según su presidente, Raúl de la Puente, han logrado triplicar el número de afiliados en los últimos años: Hoy suman casi 70 mil, de los cuales cotizan en la CUT sólo 38 mil. En tanto, si de términos económicos hablamos, el de los profesores es uno de los organismos más consolidados. Algunos bromean que "gracias a Pinochet" se evitaron el larguísimo trámite de recuperar los bienes incautados durante el gobierno militar, pues en 1974 el gobierno militar creó la instancia vía decreto, designó a sus primeros dirigentes y les entregó inmuebles. Hoy el capital es de 3 vehículos y 55 propiedades , cuyo avaluó fiscal supera los $4 mil millones (US$ 8,5 millones). En su Dicom sólo aparecen dos morosidades: el no pago de sendas cuotas a "ADT Security" (por un total de $46.205). Es también la asociación gremial más grande del país y llegó a tener 90 mil afiliados. Actualmente aunque existen 180 mil profesores en todo el país, sólo un tercio está ligado a la gremial, la que cotiza mensualmente $150 por cada uno de los 63 mil socios a la CUT. En sus cinco años, la CTC de Cristián Cuevas ha comprado sedes en Quintero, El Salvador, Copiapó, Petorca, Concepción y Rancagua (pronto esperan agregar Santiago). En Dicom se muestran montos impagos de $775 mil por deudas de celulares y una cuota de un crédito financiero. Durante el 2012, la Unión Nacional de Trabajadores recibió $75 millones 500 mil del fondo de educación previsional del Ministerio del Trabajo versión 2012. El dinero financiará un proyecto de seminarios y talleres. Al mismo fondo postuló la CAT. Lo ha hecho en 2011 y 2012 que juntos suman un aporte recibido de $205 millones, los que se suman al millón de pesos de ayuda directa de la Municipalidad de Santiago en 2011. Hubo un tiempo en que intentaron parar escuelas de conductores y otras empresas relacionadas para financiar al sindicato, pero la idea no prosperó y sólo por eso figura en Dicom como socio de estas iniciativas, sostiene Oscar Olivos. De vez en cuando ganan proyectos de la OIT, de la Confederación Internacional de las Américas y de la Confederación Internacional Sindical. -¿Y los fondos concursables del Gobierno? -Son sólo para lo que el proyecto dice, no para financiarnos. Por ejemplo, $125 millones para informar a taxistas sobre la reforma previsional. Hoy, en otro proyecto, estamos preparando a 250 dirigentes para que expliquen esa reforma al resto de los trabajadores.

Durante la semana que se inicia, serán las elecciones para renovar la directiva de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que posee medio millón de asociados. La cifra representa poco más de la mitad de los 892.365 sindicalizados que hay en el país (el 14,1% de toda la fuerza de trabajo ocupada que existe), lo que la constituye en el principal referente del mundo laboral en Chile, y la única reconocida como tal a nivel internacional.

Un proceso electoral cruzado por acusaciones de fraude, falta de transparencia financiera y discursos pro renovación, cuyo trasfondo incluye el apetito por hacerse de la poderosa maquinaria que significa esta multisindical.

«La Segunda Sábado» indagó en los principales liderazgos asociados al mundo sindical. Las remuneraciones asociadas a estas tareas, los viajes, las finanzas de las principales organizaciones y cómo "andan por casa" en cuanto al cumplimiento de la normativa laboral se refiere.

Los tradicionales con décadas de oficio

Arturo Martínez suma 43 años activo en el mundo sindical. Doce de ellos como presidente de la CUT. En ese sentido, es fiel reflejo del grupo de dirigentes que acumula una larguísima experiencia en estas lides: "Toda mi vida he sido dirigente sindical y creo que voy a morir siéndolo. Nadie puede pensar que porque uno lleva un tiempo aquí, hay que abandonar porque a alguien se le ocurre ... Ha sido un compromiso de toda mi vida y creo que tengo algo que aportar", señala al consultársele sobre el tema.

Desde 1991, Martínez -iniciado políticamente en el Mapu y que luego pasó a filas del PS, con renuncias y reintegros incluidos- saca la primera mayoría en las elecciones y asegura que "ahora lo haré otra vez y les demostraré quién es quién... quién tiene el apoyo de los trabajadores".

"Aquí hay senadores y diputados que llevan 22 años en sus cargos, dirigentes en el sector público que llevan 16 años... y nadie les dice nada. ¿Por qué me critican a mí que llevo 12 años presidiendo la CUT?", pregunta, quien además aparece oficialmente como director del Sindicato Interempresa de Trabajadores de Empresas Gráficas de la Región Metropolitana.

Su registro comercial detalla que es dueño de una casa, una parcela y un auto Renault (de unos $5 millones). Sin embargo, en Impuestos Internos sólo registra la casa de Antofagasta, con un avalúo fiscal de poco más de $5 millones, pues la media hectárea en Isla de Maipo (avaluada en casi $100 millones) aparece a nombre de otra persona.

-¿Quién le paga el sueldo?

-La CUT me da $600 mil mensuales. Ese es mi sueldo. No tengo un gran sueldo como otros. Sería bueno que revisaran los de otros: de Cuevas, de De la Puente.

Con una historia política similar a la de Martínez (primero en el Mapu y luego en el PS), el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente , también es de los rostros de larga data en las lides sindicales: 26 años.

Pero a diferencia del mandamás de la CUT, hace un anuncio de entrada: "Creo que este será mi último año, porque es necesario una renovación en el sindicalismo". Eso no significa que en la disputa por la Central esté al margen, pues -con miras a poner fin al duopolio encarnado por Martínez y el secretario general de la CUT, el PC Guillermo Salinas- es apoderado de la lista A que encabeza Nolberto Díaz (de ENAP, Concón).

De la Puente reconoce que es un dirigente full time y que desde que asumió estas tareas no ejerce su cargo de jefe del departamento de planificación de la Seremi Metropolitana de Educación. Candidato a Doctor en Educación, mantiene sí su sueldo fiscal: Gracias a que ha ido subiendo de grado desde que ingresó al escalafón de la administración pública en 1968, hoy gana un sueldo bruto de poco menos de $2 millones.

Otro conocido en el mundo sindical es el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, quien integra la lista PC en la batalla por la CUT. Como líder de la entidad docente, recibe una remuneración mensual de $1 millón 700 mil (más imposiciones legales). ¿Bienes? Aparece con un automóvil de su propiedad.

Con 26 años en estas lides, considera que el recambio generacional no es lo decisivo ni lo más relevante: "Hay jóvenes con mentalidad retrógrada y se pueden encontrar viejos con mirada de futuro. No es un tema de generación, sino político. Yo no me siento viejo, sino totalmente vigente".

En la actual pelea, este profesor de Estado, plantea que es necesario buscar "cambios estructurales y de fondo en el sistema político del país, así como hacerse parte de las demandas sociales que existen".

En la misma lista de Gajardo va el ex PS y hoy PC Cristián Cuevas, dirigente de la Central de Trabajadores del Cobre (8 mil trabajadores), la misma que se hizo conocida hace cinco años al encabezar los movimientos de los mineros y subcontratistas de Codelco. En esa época ya reconocía su interés por ser la generación de recambio de Arturo Martínez.

Pero no encabeza la lista porque Guillermo Teillier -presidente del PC- privilegió el nombre de Bárbara Figueroa, hija de José, ex alcalde de San Fernando y consejero de la CUT nacional en representación de los trabajadores agrícolas. ("Con eso logró disminuir los conflictos entre los dirigentes del PC", reconoce sin tapujos Raúl de la Puente, pues Cuevas también apunta sus dardos contra el comunista Salinas).

Cuevas recibe $ 500 mil pesos mensuales. Con eso paga el dividendo de la casa donde vive en Los Andes. Los desplazamientos y viajes los paga la CTC: "No tengo auto, ni cuenta corriente y mi casa es pareada". Según Dicom, mantiene la deuda de un pagaré por $ 67.500 con la Universidad Arcis donde estudió Trabajo Social.

La poderosa Federación de Trabajadores del Cobre, ésa que reúne a los mineros de Codelco, también forma parte de la CUT. Pero su papel hoy es más bien de observador. De hecho, en la anterior elección se pensó en su presidente, Raimundo Espinoza Concha , para levantar una lista, pero él lo rechazó.

Espinoza (PS) tiene 59 años y 24 de ellos los ha dedicado a la dirigencia sindical de primera línea. En 1988 ingresó al sindicato Número 1 de El Salvador, llegando a la vicepresidencia de la Federación de Trabajadores del Cobre en 1991 y a la presidencia en 1993, cargo que mantiene hasta hoy.

Tiene un Subaru Al New Outback 2.5 AWD del año, cuya versión más barata cuesta unos $ 16 millones. En su Dicom figura además que un Kia Frontier II Plus 2.5 de 2008 y hasta un tractor del 96 y como su "actividad" el "cultivo tradicional de hortalizas frescas".

Sólo por ser miembro del directorio del Codelco, el año pasado recibió un promedio de $ 5 millones mensuales. No respondió respecto de posibles pagos como presidente del sindicato o como trabajador de Codelco.

Los rostros de las otras centrales

El club de los dirigentes sindicales se completa con Oscar Olivos Madariaga y Diego Olivares Aravena.

Olivos es un dirigente del transporte que preside "la segunda central de trabajadores más importante el país" (según se describe la Central Autónoma de Trabajadores, CAT), y que se inició en estas lides en 1974 , como presidente de la agrupación que representaba a choferes de micro. En 2009 asumió su actual puesto en la CAT.

Con 58 años, está feliz como dirigente. Los transportistas le pagan $500 mil líquidos por su actividad gremial "de tiempo completo" y como "sólo vivo con mi mujer y una hija y mis hijos mayores son profesionales, me alcanza. Además tengo mi casa en El Montijo y un Hyundai Matrix 2003". Comercialmente, su registro indica que es socio en 5 empresas y a nivel personal no tiene deudas ni protestos.

El dirigente bancario Diego Olivares, en tanto, cumplirá casi 10 años a la cabeza de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), fecha que coincide con la abrupta ruptura que sostuvo, junto a otros dirigentes, con la cúpula de la CUT encabezada ya por entonces por Arturo Martínez. No aparece con propiedades, pero sí está relacionado con cinco sociedades (ninguna vigente). A diferencia de otros dirigentes, no recibe pago de esta organización por su quehacer sindical (sí percibe una remuneración bruta cercana a $1 millón de su empleador de siempre, el Banco Scotiabank).

La CAT agrupa casi al 9 % de los sindicalizados (alrededor de 80 mil personas) y la UNT al 6% (aproximadamente 53 mil).

Viajes y contactos con el exterior

Aunque muchas veces no aprovechan los feriados ni los fines de semana, la dirigencia sindical les ha permitido conocer otros países y también catapultarse a cargos internacionales.

Como presidente de la CUT, Arturo Martínez, ha viajado varias veces a Estados Unidos, a Europa, Canadá y conoce prácticamente toda América Latina.

Desde hace dos años no viaja, ni siquiera a Ginebra donde sesiona anualmente la OIT, el foro laboral más importante del mundo: "No ando arriba de aviones, ni metido en los cócteles, ni en los seminarios, sino en los sindicatos de base. Por eso tengo votación, porque quienes votan son los sindicatos de base. No hago sindicalismo ni por twitter ni por internet", sostiene Martínez, quien además es miembro del consejo suplente de administración de la OIT.

A este foro están invitadas sólo las principales organizaciones de trabajadores y, por decisión del organismo internacional, los gastos corren por cuenta del Estado respectivo.

El equipo que viaja, además de autoridades gubernamentales, incluye a un delegado de los empresarios y uno de los trabajadores... siempre de la CUT. Lo que muchos cuestionan es que si bien es uno solo el que puede hablar oficialmente en el foro, suelen viajar hasta con diez asesores (el máximo que permite la OIT).

Para este viaje el Ministerio del Trabajo destina un monto en su presupuesto anual: este año fue de $ 83 millones 281 mil "para el pago del viático a las personas que integren la delegación tripartita".

Raúl de la Puente también ha incursionado en el extranjero. Hasta hace dos años fue dirigente para el Cono Sur de la Internacional de Servicios Públicos (que reúne a empleados fiscales de todo el mundo). Gracias a eso visitó prácticamente todos los países sudamericanos y lo hacía financiado por la misma internacional.

Y no es el único. Raimundo Espinoza, de la FTC, acaba de ser nombrado como miembro del Comité Ejecutivo Mundial de la Industrial Global Union , multinacional que clama tener 50 millones de afiliados y que defiende los intereses de los trabajadores de las áreas minera, química, energía y manufactura.

La cabeza de la UNT, Diego Olivares, fue durante nueve años secretario general adjunto de la Organización Regional Interamericana de Trabajadores, que era la regional de la OIT. Por ello tuvo que vivir en México.

Hoy esa experiencia y otras adquiridas durante el proceso para lograr el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos le permiten además ser invitado como expositor a distintos países. Tarea que es remunerada, según reconoce el mismo Olivares.

Y en la CAT, ¿cómo andan los viajes?, preguntamos a su presidente Oscar Olivos: "A diferencia de la Concertación, que sólo privilegiaba a la CUT, este gobierno nos abrió espacios de participación internacional , lo que nos dio entrada a foros, donde quienes invitan financian todo. Asistí a la última reunión de la OEA en Cochabamba; gracias a la Confederación Sindical de las Américas, institución donde soy del consejo ejecutivo (ad honorem) y por asuntos de la OIT he estado en Ginebra y Europa, pero debo aclarar que de manera autónoma del gobierno".

Su polémico rol como empleadores

En los últimos seis años, las visitas de los receptores judiciales a la sede principal de la CUT se han hecho habituales.

Según Dicom, la deuda de arrastre de la CUT es de casi $17 millones: pendientes en cuentas de teléfono, no pago de créditos bancarios y de cotizaciones previsionales.

En el sistema de cobranza judicial aparece con 44 causas desde el 2006, año en que la CUT despidió al presidente del sindicato de sus trabajadores, Mario Bascuñán.

Desde entonces, la mayor parte de las causas que llegan son por el no pago de cotizaciones a las AFP, al IPS o a la Asociación Chilena de Seguridad. Incluso, los cobros eran por el no pago previsional al propio Arturo Martínez.

Actualmente, 17 personas aparecen como trabajadores de la CUT, entre ellas Patricia Vásquez, la pareja de Martínez desde hace años.

Según el dirigente sindical, todo está saneado: "Por supuesto que nos pilla la máquina si hay organizaciones que vienen a pagar solamente para las elecciones. Pero en estos momentos la CUT no tiene ninguna deuda previsional, porque nos hemos preocupado particularmente de cumplir con quienes trabajan acá", asegura.

La otra central sindical, la CAT, aparece en los registros del Poder Judicial con 11 juicios de cobranza laboral y previsional. Una de esas demandas corresponde al no pago de cotizaciones del mismo presidente de la entidad, Oscar Olivos, quien aparece con una renta imponible del sueldo mínimo.

Pero Olivos también aclara que "tenemos todo eso en cero, todo pagado. Tuvimos problemas financieros un tiempo, pero los solucionamos. La información pública al respecto está atrasada seis meses, pero hoy no debemos nada".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Nacional

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img