Política
Compartir | | Ampliar Reducir

Quiénes son los mecenas de la política chilena

«La Segunda Sábado» indagó quiénes estás detrás de las finanzas de los partidos políticos. Se trata de hombres y mujeres de negocios que, especialmente en época de campaña, facilitan sus recursos legalmente: Algunos lo hacen transversalmente, otros por simpatía y están aquellos que se convierten en sostenedores de las colectividades en las que militan.

por:  Viviana Candia, La Segunda
sábado, 14 de abril de 2012

"Es lo más incómodo pedir plata... Uno lo hace después de conversar otras cosas, casi en el café después del almuerzo. Son empresarios que me ponen una cuota mensual. Fue un regalo del cielo y se hace todo legal, a través del instituto de formación política".

Quien habla es Luis Matte Lira, el tesorero del PPD y uno de los pocos encargados de las platas políticas que no recurre al anonimato para reconocer que su tienda muchas veces logra terminar el mes "con ayuda de mecenas".

«La Segunda Sábado» indagó en el sistema de financiamiento de los partidos políticos para identificar a sus principales aportantes. Son destacados hombres y mujeres de negocios, algunos de los cuales no sólo donan legítimamente por militancia o simpatías políticas, sino que lo hacen transversalmente.

La ley de donaciones para fines políticos es el principal canal para hacer estos aportes, ya que incluso permite a quienes colaboran rebajas tributarias. El sistema contempla dos vías: los dineros que se dan a los partidos y/o institutos de formación política ligados a las colectividades y, en segundo lugar, los que se entregan en el marco de las campañas electorales (a candidatos y a partidos). El PPD es el único que tiene inscrito ante el Servicio Electoral (Servel) un instituto de formación política: la "Fundación Por la Democracia".

Contados casos se hacen públicos. Uno de ellos es el de María Margarita Indo (DC) que durante su campaña a alcaldesa por Quilicura en 2008 aparece recibiendo "un aporte reservado vía Servel" de $2.811.447 de Chilectra.

Según las cifras oficiales 2010 entregadas al Servel, las principales agrupaciones -la Alianza (RN y UDI), la Concertación (PR, PS, DC y PPD) y el PC- requieren para funcionar al año un total de US$ 4,4 millones ($2.194.650.298) . Un monto global que tiene diferencias al ver el detalle: mientras el PS gasta $ 567 millones al año, el PR ocupa $82 millones para funcionar.

Temas que se evitan

En el caso del PPD, según Luis Matte, en promedio son $3 millones al mes los que le brindan sus financistas... cuyas identidades prefiere no revelar.

El tesorero radical, el diputado José Pérez Arriagada, también reconoce que en época de campaña "y a veces" han recibido apoyo de grupos adinerados : "Recuerdo una sola reunión con empresarios a la que asistieron todos mis colegas y nunca más los hemos vuelto a ver. Ni me han mandado alguna nota o correo pidiéndome algo".

Antes de 2003, las donaciones políticas no estaban reguladas. Desde esa fecha -y tras el acuerdo político entre gobierno y Alianza después de MOP Gate-, se formalizan, aunque bajo un esquema que mantenía obligadamente bajo reserva para el receptor y el público el aporte (salvo que superaran ciertos topes).

Un cambio legal en 2005 corrió la línea de reserva: Esta podía ser levantada si es que así lo permitía el donante. El cambio legal incluso ajustó los aportes a los partidos en tiempos que no fueran de campaña: se considerarían públicos si superan las 100 UF.

Pese a los avances, aún hay residuos de tabú para hablar del vínculo política y dinero y muchos empresarios optan por la fórmula de la reserva en sus donaciones. Hay "interacciones opacas entre élites políticas y empresariales", según un estudio 2010 del Barómetro de las Américas.

El economista Eduardo Engel y el gerente de la Fundación Ciudadano Inteligente, Juan José Soto, iniciaron una campaña para juntar firmas y pedirle al Congreso otra reforma legal que transparente aún más este vínculo entre dinero y política. Incluso el CEP y Cieplan trabajan juntos en una propuesta que -entre otros temas- aborda el de las donaciones políticas. La tendencia ahora no es cuestionar el aporte de los empresarios sino poder evaluar los comportamientos de los políticos que reciben esa ayuda.

De hecho, del listado de empresarios que damos a conocer a continuación, ningún quiso referirse públicamente al tema.

Los que le dan a varios

Diversas fuentes consultadas (incluidos ex encargados de finanzas y operadores políticos) reconocen que aún existen recaudadores: militantes con nexos empresariales, capaces de levantar recursos.

Un foco de este trabajo de recolección apunta a grupos económicos, independientes en lo político, pero que fomentan el trabajo militante : No lo hacen espontáneamente, sino a pedido de los partidos o mejor dicho, de los candidatos.

Aunque oficialmente no se habla del tema, en la trastienda de las colectividades se identifica claramente a estos mecenas. Los nombres coinciden.

En este listado se encuentra grupos económicos cuyos rostros más visibles son la familia Luksic, Eleodoro Matte y Alvaro Saieh , quienes reparten recursos casi en todos los partidos del abanico, a excepción del PC, confidencian aquellos que han estado y siguen ligados a las campañas electorales de la DC, PPD, RN, la UDI y el PS (que además saben que la ayuda es transversal).

Incluso, en su apuesta presidencial, Marco Enríquez-Ominami no sólo utilizó fondos otorgados por Max Marambio , sino también por Luksic.

Los aportes por afinidad

Hay otros hombres de fortuna que ponen dinero por afinidad o simpatía. Por ejemplo, para nadie es sorpresa que la UDI financia sus actividades con dineros de la familia Solari(conectados principalmente con Juan Antonio Coloma , senador, con quien comparten el gusto por los caballos).

Ese mismo grupo -vía Axxion (empresa que preside Carlos Heller, hijo de Liliana Solari) - también entregó un aporte público a RN en 2010. Tal como lo hizo el dueño de Cencosud, Horst Paulmann .

También destaca el grupo Angelini , cuyos recursos van en beneficio de algunos políticos DC. "Quien mantiene una gran amistad, desde siempre, con el mundo empresarial es el senador Andrés Zaldívar", reconoce un ex encargado de finanzas de la DC.

La misma razón es la que lleva a Carlos Cardoen a apoyar al senador PS Juan Pablo Letelier, "que a su vez ayuda a otros candidatos socialistas en la VI Región", aseguran históricos PS.

Obedientes militantes

Existe un tercer tipo de financistas, que entregan dineros por filiación de ideas o porque fueron o son militantes.

Ahí está el caso -lo reconocen en sus propios partidos- de José Yuraszeck y Carlos Alberto Délano en la UDI (asesores de éste último sostienen que desde que es presidente de la Teletón, en 2010, no ha vuelto ni a acercarse a Suecia y que es falso que él sea financista UDI) ; Carlos Larraín en RN y Juan Agustín Figueroa en el PR.

Hasta hace unos años, en la DC un nombre puesto era el de José Luis del Río Rondanelli , ex fundador de la Falange. Ahora sigue aportando su familia, especialmente su hijo Felipe del Río además de otros connotados militantes como Jorge Awad, Guillermo Atria, Emilio Soria y José Manuel Morales (ex embajador), quienes entregan ayuda a algunas figuras DC en tiempos de campaña.

RN hace durar donación de $2 mil millones de Grupo Bethia

Gracias a donaciones de la empresa Axxion, inicialmente ligada a Sebastián Piñera, han podido mantenerse a flote los primeros meses de este año en RN. Claro que el aporte no se dio durante el tiempo que el Mandatario era parte de la sociedad, sino meses después de su alejamiento de la firma: entre julio y diciembre de 2010. En total, $2.075 millones en nueve cuotas (la última, entregada en septiembre de ese año) , cuando la sociedad ya estaba en manos del grupo Bethia, el holding de la familia de Liliana Solari.

En ese mismo periodo -y mediante la Ley 19.885 (que permite franquicia tributaria por donaciones políticas)- la colectividad también recibió $127 millones de Cencosud S.A. (Horst Paulmann) y $32 millones de Quiñenco S.A. (presidido por Guillermo Luksic).

Así lo indica el último balance entregado por el propio partido al Servel.

"Vivimos de las donaciones que se hacen oficialmente y transparentamos todo, porque siempre hemos asumido que nos van a fiscalizar más que otros partidos... esa donación de Axxion es la que nos permite seguir funcionando. Fue del 2010, y del año pasado no hay ninguna, ni siquiera de $5 millones", señala el secretario general de RN, Mario Desbordes (único cargo de la directiva que es remunerado desde que se formó la colectividad).

El partido requiere entre $10 y $12 millones al mes para financiar las 12 personas de planta, y el mantenimiento de la sede central. "En invierno aumenta (el costo), porque además de luz, teléfono y agua, hay que sumar el combustible para calefaccionar la casona", dice Desbordes.

Piden donación permanente a autoridades

Así y todo aseguran que están faltos de ingresos. Por eso lanzaron una campaña destinada a convencer a los militantes, "sobre todo los que ocupan cargos políticos, desde concejal a ministro, que hagan una donación permanente , con sistema de pago automático, cargo a la cuenta corriente o tarjeta de crédito (...) Nos ha ido reguleque, como diría mi amiga Ximena Ossandón, pero es la única forma para financiarnos", confiesa.

Incluso pusieron tramos de cuotas diferenciados: desde los mil a los $300 mil. "Uno espera que un ministro, senador o diputado, pudiera aportar con $100 mil al mes".

"La gente piensa que porque está el Presidente Piñera, que es millonario, o el presidente del partido (Carlos Larraín), que también tiene un buen patrimonio, la cosa está solucionada. Y eso resta donaciones", plantea.

Larraín, incluso de prestamista

-¿El Presidente Piñera aporta?

-El Presidente dejó de ser militante, pero ayuda. No paga cuota formalmente, pero es uno de los principales hombres que colabora con el partido.

-¿Es cierto que el más importante mecenas de RN es Carlos Larraín?

-En el periodo que llevo como secretario general, por lejos... Ayuda directamente -de su bolsillo y sin pasar por RN- a sedes del partido, a precandidatos, concejales. También nos ha tenido que prestar plata sin intereses, en más de una ocasión, para que la sede pueda seguir funcionando.

-Con este tipo de financiamiento de los partidos, ¿no teme recibir presiones de los empresarios donantes?

-Nunca he sido llamado por alguno de los donantes para preguntarme por el avance de una ley. Nadie de Cencosud nos ha pedido ayuda por el tema del edificio. Cero llamado, ni lobby .

UDI: Empresas financian el 40% del gasto

En la UDI, la cuota mínima de los militantes es de $2 mil. Esos fondos más los que entregan empresas y parlamentarios (que dan por sobre los $120 mil) permiten recaudar los $25 millones mensuales que requiere mantener la sede principal.

"Los ingresos del partido provienen de aportes de militantes, empresas y parlamentarios. Los dos primeros representan el 80% y el tercero, el 20% de los ingresos", reconoce Juan Jorge Lazo, reciente tesorero del partido hasta el cambio de directiva.

Lazo explica que "la recaudación es un tema difícil, porque en general como en todas las cosas, se exigen más derechos que deberes. Es un esfuerzo constante mantener el financiamiento del partido".

En esta tienda ningún cargo político es remunerado "y los personeros que viajan lo hacen con pasajes y gastos a rendir".

-En su último balance entregado al Servel (2010) declaran haber recibido aportes reservados por $133.900.626. ¿Quiénes hicieron esos aportes?

-Corresponden a donaciones reservadas hechas por empresas (pequeñas, medianas y grandes) que representan aproximadamente un 40% de las necesidades de gasto corriente anual del partido. Como la ley indica, estos aportes por transparencia son reservados, es decir el partido no puede saber quiénes son los donantes y por su parte las empresas tampoco pueden invocar que hicieron aportes a un determinado partido. Así lo establece la ley y nos parece correcto.

Según Lazo "la UDI no tiene mecenas", pero sí aclara que cuenta con "aportantes que consideran importante para el país que la actividad política esté financiada en forma transparente. Un ejemplo es el caso de nuestro militante José Yuraszeck".

Si bien valora la ayuda de Yuraszeck, asegura que "está lejos de ser el único y estar entre los principales".

-¿Qué piensa respecto del financiamiento público de los partidos y la transparencia de los aportes?

-En principio, la UDI es partidaria de aportes estatales a los partidos en periodo de no campaña. Creemos que a la democracia le hacen bien partidos políticos sólidos y con el mayor grado de independencia posible. En todo caso, en nuestra opinión, estos aportes deben ser por un porcentaje que no supere el 50% de los gastos y con una forma muy transparente en la rendición de estos mismos gastos.

PS: Diversa cartera de inversiones

Bonos de Enap, Endesa, Iansa, AES Gener, CAP, Petrobras, Cencosud e instrumentos en Brasil, Colombia y Rusia son parte de la cartera de inversiones del Partido Socialista, las que son administradas por la "Comisión Patrimonio", la misma que se creó en 2003 para manejar los fondos recibidos del Estado como indemnización por las requisaciones sufridas después de septiembre de 1973.

De ese fondo obtienen mensualmente una mesada de $30 millones, según reconoce el presidente del PS, Osvaldo Andrade . A eso hay que sumarle las cotizaciones de los militantes, que pueden cancelarse por transferencia electrónica.

"Los únicos medios de ingreso de dineros son los oficiales. Nada más... No conozco ningún empresario que nos dé dinero", afirma enfático el presidente del PS ante la consulta de alguna ayuda empresarial.

Sólo en el balance general de 2006, el PS reconoce aportes de $1.169 millones por donaciones a campañas: No se identifica quiénes los entregaron.

Doblan patrimonio en 5 años

El colchón financiero que maneja la "Comisión Patrimonio" tiene claras reglas de administración: Los ahorros financieros deben hacerse en instrumentos de renta fija (hasta 75% de la cartera), variable (hasta el 5%) e iniciativas comerciales de alta rentabilidad (otro 5%). Las inversiones en activo fijo sólo pueden llegar al 15% de la cartera.

Gracias al buen ojo de la comisión y aunque entregan parte de las ganancias al PS, el capital ha aumentado , al igual que la compra de bienes raíces. En el balance de 2005, por ejemplo, las propiedades alcanzaron los $739 millones 524 mil, y en el de 2010 reconocieron $1.400 millones (compraron sedes en Antofagasta, Rancagua, Talca y Valdivia).

PR: Venta de edificio en Miraflores les dio respiro

Dineros frescos obtuvo durante marzo el Partido Radical con la venta de la sede de Miraflores 495, en venta desde hace tres años. Son $650 millones que darán respiro a sus finanzas y les permitirán enfrentar las municipales.

El diputado José Pérez Arriagada asumió hace cuatro años el control de las cuentas: "He tenido que administrar pobreza" , asegura.

Las principales inyecciones monetarias del pasado se acabaron: En enero de 2000 Anselmo Sule pagó, a nombre del radicalismo, $300 millones a Sergio Bitar, entonces presidente del PPD, para que esta última colectividad desistiera de la solicitud de la restitución del inmueble de Miraflores.

Ocho años después, el PR recibió $384 millones también por concepto de indemnización.

De hecho, en el último balance oficial del PR presentado al Servel -que corresponde al año 2010- se advierte que pudieron concluir su gestión financiera con el aporte del presidente del partido, el senador José Antonio Gómez, quien donó $10.539.209.

"Tenemos muy pocos recursos para gastos propios y muchas veces, junto con el presidente, hemos tenido que asumir nosotros los gastos en el último período", dice Pérez.

La principal vía de financiamiento la proveen el senador y los cinco diputados, que entregan $200 mil al mes ($1 millón 200 mil en total), y el resto lo consiguen con cotizaciones de militantes -las que cayeron 90% en cinco años, pasando de $27 millones en 2005 a sólo $2,7 millones en 2010- y con la ayuda de algunos militantes y empresarios como Juan Agustín Figueroa y el ex ministro de Minería Sergio Jiménez.

¿Otras ayudas de empresarios? A veces. De hecho, sólo aparece un aporte reservado de $5 millones en el balance 2006.

DC: Alcanzaron el equilibrio

Altos y bajos financieros ha sufrido la DC en los últimos 20 años. Gracias a un sistema de cobro diferenciado a los funcionarios públicos que eran militantes, logró equilibrar sus finanzas.

Hace un año, en la junta nacional partidaria, su presidente, el senador Ignacio Walker, se mostró feliz porque "hemos reducido la deuda del partido, a "0" peso (...) el Partido Demócrata Cristiano, por primera vez en muchas décadas, no tiene deudas financieras".

Claro que ello no fue consecuencia sólo de una buena gestión financiera, sino que también de la venta de la sede de Concepción, que además de pagar deudas permitió regularizar las 35 sedes partidarias en el resto del país.

"Se vive de lo que dan los parlamentarios -una cuota de $250 mil pesos al mes-, de los arriendos de algunas propiedades que son de la DC y del crédito " , reconoce el vicepresidente Jorge Burgos.

Por eso han sido tan fundamentales las ayudas de aquellos adinerados militantes como José Luis del Río, fallecido en 2003. Según se dice, la familia Del Río sigue la tradición, especialmente considerando que uno de sus siete hijos también milita en la colectividad: el ex intendente de la Cuarta Región durante el gobierno de Ricardo Lagos, Felipe del Río.

Pero además están siempre disponibles otros destacados militantes como Jorge Awad, Emilio Soria y Guillermo Atria

Con convenios en Tesorería

"En general los meses los pasamos, pero muy al justo. Podemos pagar los sueldos, pero tenemos varios convenios con Tesorería por contribuciones de inmuebles", plantea Burgos.

El gasto ordinario de la sede central -la de Alameda 1460- fluctúa entre los $15 millones y los $ 20 millones, y poseen "un crédito más chiquitito que se puede servir", explica.

No se dan viáticos ni reembolsan gastos especiales. "Al único que se le paga, según tengo entendido, es al subsecretario del partido, pero es algo bajo", dice.

PC: Entre chanchadas, abrazos y tarreos

Peñas, pescados fritos, rifas, platos únicos, bingos, "chanchadas" -rifando la cabeza del porcino al final-, la "Fiesta de los Abrazos" (en enero) y "la Chingana de los Abrazos" (en septiembre) son parte de las actividades que realiza el Partido Comunista para poder hacer un "tarreo" que les permita reunir dinero.

"La forma en que se financia el PC tiene una larga historia, no surge hoy: lo hacemos principalmente con el aporte y trabajo de sus militantes. Son cientos de actividades que, sumadas, son un tremendo caudal de recursos", señala su tesorera, Soledad Concha , al explicar cómo levantan fondos para la agrupación.

A estos aportes se les deben sumar las cotizaciones de los militantes (1% de su sueldo) y el 80% de su dieta parlamentaria que entregan sus tres diputados. "Ellos entienden que están en función de servicio público. Y en ese sentido tienen consecuencia", explica Concha.

La empresa privada no les aporta, aunque de vez en cuando algunos "compañeros" -especialmente conocidos artistas- donan obras y su venta apoya las finanzas.

En cifras, estas campañas les permitieron ingresar a las arcas partidistas $53 millones 107 mil en 2010 y $107 millones 276 mil un año antes, en 2009.

¿Sus gastos? El PC no paga sueldos a sus autoridades ni viáticos (los anfitriones de cada lugar asumen esos gastos).

Sí remuneran "a algunos compañeros que trabajan en administración", que sumado a la mantención de sedes y otras actividades les significan desembolsos por entre $23 millones y $25 millones al mes.

Indemnizaciones invertidas en el mercado financiero

Tal como otras colectividades, desde principios de la década pasada el PC recibió una indemnización en cuotas por los bienes confiscados después del 11 de septiembre del 73, entre ellos la casa de Neruda en Isla Negra que les heredó el poeta. En total, se valorizaron en cerca de US$ 10 millones. Por este concepto recibieron en 2008 $1.900 millones y otros $2.215 millones en 2010.

Con ese capital han comprado propiedades e invertido en Mutuos. "Todavía hay algo de ese fondo", reconoce Soledad Concha.

PPD: 200 militantes son el piso de aportes

En el PPD hay militantes históricos que aseguran no haber pagado nunca una cotización en el partido. Y no es extraño, pues según el actual tesorero, Luis Matte Lira, esa es una cultura interna... que está intentando erradicar.

"Si alguien está cesante, puede dar $10: Lo importante es que tenga la costumbre de aportar... Les digo que, en caso contrario, no vengan a bolsear al partido luz, café, azúcar, sin poner ni uno. Hoy cotizan alrededor de 200 personas en la sede principal", reconoce Matte, un empresario que ingresó al PPD de la mano de Sergio Bitar en 1999 y participó activamente en las presidenciales de Michelle Bachelet y Eduardo Frei.

Como era un partido nuevo, cuando el gobierno ordenó la restitución de inmuebles confiscados, esta tienda no tenía mucho que reclamar. Llegaron eso sí a un acuerdo con el PRSD en 2000 que les aportó $300 millones (ver recuadro del Partido Radical).

Desde entonces, según los balances oficiales, sólo sobreviven con aportes de afiliados y cotizaciones extraordinarias. En 2006 reconocieron $221 millones 273 mil como donaciones bajo el alero de la ley 19.885, que permite el aporte de empresas.

Cuotas de parlamentarios y embajadores

Luis Matte lleva un año y medio imponiendo su mano en las finanzas partidistas: "Estamos modestamente financiados. Hemos bajado los gastos en la medida de lo posible. No hemos tenido ningún problema contable. Ahora ahorramos hasta en el papel de las fotocopias", reconoce.

Cada uno de los 18 diputados paga una cuota de $250 mil, mientras que la de los cuatro senadores se eleva a $300 mil mensuales.

-¿Ex autoridades, como el ex presidente Ricardo Lagos Escobar, ponen dinero?

-No hay nada regular. Hay algunos embajadores PPD (como Fernando Ayala de Portugal y Rolando Drago de Cuba) que sí aportan y con ellos se hacen otros $500 mil... Con eso más el aporte de parlamentarios paramos $10 millones. El costo total del partido va de $12 a $13 millones al mes.

Aquí ningún miembro de la directiva recibe sueldo. En caso de viajes, se pagan pasajes o combustible, según sea. Y algunos otros gastos a rendir.

Los dineros son para pagar el arriendo y los servicios básicos del inmueble en la calle Santo Domingo (no tienen sede propia), los 6 celulares que mantiene el partido y el pago de funcionarios, más los cafés y almuerzos.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Política

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img