Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

¿Cómo publicar Independiente y no perder en el intento?: Hablan las editoriales

¿Cuál es el perfil del escritor que buscan las editoriales? Responden Chancacazo, Cuneta, Contracorriente, Das Kapital y Párrafo.

por:  La Segunda / Juan Carlos Ramírez F.
martes, 27 de marzo de 2012

Arriesgarse con las temáticas y no "dar la lata", requisitos para Ainhoa y Carmina de Editorial Párrafo.


Cuando en septiembre de este año se publique el nuevo informe de la agencia chilena ISBN -sistema internacional que registra e identifica cada nuevo libro publicado por las editoriales inscritas-, es probable que la explosión de nuevos títulos sea mayor aun que el registrado el 2010.

Ese año -según el documento disponible en www.isbnchile.cl- se publicaron 5.017 nuevos títulos (una década atrás apenas eran 2.420). Pero el dato importante: aparecieron 112 nuevas editoriales. El 2009 y 2008 se habían registrado 106 y 130, respectivamente. Un salto absoluto frente a los 53 registrados el 2007 y 83 de 2006. Y más aun si consideramos que el rango es cada vez más amplio: desde relatos en formato digital publicados por Mínimo Común hasta álbumes de ilustraciones de alto nivel como los de Liberalia o Pehuén, pasando por los rescates de Los Libros Qué Leo.

El problema es que en un país donde el 84% de las personas no entiende lo que lee -según el comentado Estudio de Comportamiento Lector preparado por la Universidad de Chile- y donde las editoriales transnacionales tienen toda la atención mediática, ser independiente sigue siendo complicado.

El proceso: 1.000.000 de pesos como mínimo

El escritor Ignacio Fritz es uno de los socios de Contracorriente, sello fundado el 2009 y que acaba de publicar "El show de los incompletos", de Egon Alvarez. El resume el camino del libro independiente: primero elegir el texto entre todos los manuscritos que les han llegado. Eso ya es motivo de discusiones, acuerdos y largas conversaciones sobre la línea editorial y hacia dónde quieren llegar.

Una vez decidido y hablado con el autor, se envía al corrector de estilo que cobra aproximadamente $1.700 por hoja corregida. Luego se envía todo al portadista para que haga una portada relacionada con lo que leyó y que es un fuerte de los libros independientes como objeto. ¿Costo? $100.000. El diagramador, la otra etapa del proceso, cobra lo mismo.

Luego vienen más tareas: revisar la diagramación "hasta que esté perfecta", sacar el registro de propiedad intelectual e ISBN, ir a imprenta. Allí el precio varía dependiendo de la cantidad de colores de la portada, número y tipo de hojas, además de la cantidad de ejemplares requeridos. Mínimo: $650.000.

"Con el libro listo, la editorial hace una distribución que consiste en ofrecer nuestro producto a las librerías adecuadas", explica Fritz. "Elegimos librerías alternativas y tradicionales que coincidan con nuestro espíritu. La distribución en variados puntos de venta es fundamental a la hora de crecer como editorial, pues así se llega a todos los lectores interesados".

La primera tarea del autor: evitar la ansiedad... y terminar el libro

Camilo Brodksy y Tania Encina, de la Editorial Das Kapital, proyecto nacido el 2009 y que publica tanto poesía y cuento como combativas memorias políticas, lo tienen clarísimo: para ser publicado un autor debe evitar, por sobre todo, la ansiedad. Y, además, "comprender que el mercado editorial en Chile es pequeño y que tanto la industria del libro como los circuitos de prensa y distribución son reducidos... si ya logra entrar en un catálogo, debe armarse de paciencia y ajustar su expectativa sobre la base del lugar donde publica", explica Encina.

"Hay libros que vienen «listos»; es decir, que realmente casi no hay sugerencias que hacerle al manuscrito. Y, por otro lado, libros donde trabajamos todo el proceso de edición junto con el autor, de manera de sacar el máximo de provecho al talento de los escritores", comparte.

Y agrega: "Me parece que una persona que desee publicar no necesariamente debe venir del «ámbito literario» o ser parte de esta carrera literaria que se da en Chile. Es más importante que fluya el talento y tener una vocación".

La temática: nada debería estar prohibido

La Editorial Párrafo se fundó el año pasado con "En reversa". Una colección de ensayos que incluye desde las nuevas formas de la pornografía hasta cómo la ley debería enfrentar las disidencias sexuales (a cargo del abogado Juan Pablo Mañalich, hijo del ministro de salud), pasando por cómo la sociedad se burla del hombre maltratado por una mujer.

"La originalidad es súper importante, tanto en el tema como en la forma. Al igual que la perspectiva crítica y la relación con los procesos contemporáneos", explica Ainhoa Vásquez, una de las fundadoras del sello junto a su hermana Carmina. "Estamos tratando de evitar los textos demasiado académicos. La idea es publicar autores que jueguen y experimenten con el lenguaje. Que de algo árido logren sacar lo entretenido y sea accesible para todos los lectores".

Carmina, por otro lado, dice que se deben evitar los "textos reiterativos y demasiado largos o lateros". Dice que lo mejor de editar es "conocer gente interesante, con buenos proyectos que otras editoriales no apoyan. Libros que te encantaría leer pero que no van a ver la luz si tú no los publicas".

-¿Qué es lo más complicado de armar en una editorial independiente?

-(Al unísono) ¡La plata!

Una virtud: la templanza

Diego Alamos, editor general de Chancacazo, uno de los proyectos editoriales que -haciéndole honor al hombre- más han golpeado el año pasado, recuerda un aspecto que debería tener todo escritor: la templanza

"La verdad es que un autor o una autora, quizás debiera evitar ponerse agresivo ante una eventual demora de parte de la editorial en contestarle", dice.

Aunque matiza: "Esto no significa que se abandone a la suerte, sino que lo que un autor debiera evitar es tanto la ansiedad como el total desprendimiento de su propio texto".

Así, para Alamos, es tan importante la convicción para pubicar como mantener la paciencia ante el destino de su trabajo.

El hombre de Chancacazo -que también tiene un área dedicada a la música, arte y experimentos como fanzines- dice que el escritor debe estar convencido de que su texto vale la pena. "Cuando el autor, o autora, se la juega por lo que hace, o lo ama mucho, y lo ve como imprescindible, fundamental, tiene muchas posibilidades de terminar publicándose".

La actitud: escribir, leer y no creerse "la última chupada del mate"

Galo Ghigliotto, de la Editorial Cuneta y organizador de La Furia del Libro, dice que su política es ir en busca de los autores, en lugar de recibir demasiados textos. Quizá, por esa vieja idea que los escritos imprescindibles siempre terminan conociéndose. Pero advierte que "hay muchas personas que piensan que escribir es tan fácil como comer papas fritas".

"Hay personas que llegan con novelas que utilizan recursos que creen novedosos, pero alguien que sabe ya los ha visto en cientos de otras. Creo que es bueno para un autor novel hacer un taller, o aunque sea juntar un lote de amigos que estén en la misma y darse a leer los textos mutuamente, antes de llegar donde un editor. Tener muchas lecturas también sirve para darse una idea de si lo que se está haciendo está bien o mal".

Para Ghigliotto, el autor -sea nuevo o consagrado- debe evitar "creerse la última chupada del mate" y que "cuando uno ve en una biblioteca o librería la cantidad de libros excelentes que existen, te das cuenta de que posiblemente nunca vas a llegar a la cima".

Lo mejor es, entonces: escribir relatos consistentes. Y encontrar lectores. "En Chile y el mundo está lleno de gente que quiere convertirse en escritores y que los lean. Pero lectores, poquísimos".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img