Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Luisa Durán: "¿Cómo no entender que un país es un mejor país cuando tenemos arte?"

"Tenemos que entender que la cultura es tan importante como la educación y la salud", dice la ex Primera Dama desde su rol de consejera del centro cultural que celebra su aniversario. "Ya es muy importante lo que acá está pasando".

por:  Constanza León A., La Segunda.
martes, 11 de octubre de 2011

Matucana 100 acaba de reabrir la Galería de Artes Visuales, gravemente dañada por el terremoto, con la exposición "Colección de imágenes".


Foto La Segunda

"Mi evaluación es muy positiva. Todo lo que pensamos cuando nos embarcamos en este proyecto se ha cumplido", es lo primero que comenta Luisa Durán de Lagos, la ex Primera Dama en su rol de consejera de Matucana 100.

En 2001 nació la Corporación Cultural Matucana, para administrar el centro instalado en las antiguas bodegas de la Dirección de Abastecimiento del Estado, el que se concibió con el objeto de dar espacio a la fotografía, la danza, el teatro, el cine y la música, y que hoy se ha transformado en un enclave fundamental de la cultura capitalina.

"Teníamos la necesidad de espacio para artistas emergentes, de entusiasmar a los jóvenes, en un entorno grato... Se cumplió con creces", añade.

Ella fue quien se contactó con Bienes Nacionales para buscar el espacio para trabajar con la Fundación Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile, que estaban recién partiendo, y Artesanías de Chile. Llegó al enclave de Matucana y se encantó. "Es más de lo que necesito", dijo. Y empezó reuniones con distintos personajes del mundo cultural.

"Tuvimos que convencer al Gobierno, que no fue tan difícil... Yo por mi parte convencí al Presidente", acota riéndose. "Tuve que mostrar con hechos lo que significaba... Cada vez que pasamos en el helicóptero, yo le decía a Ricardo: «¡Mira ahí!». Luisa se levanta y muestra las viejas fotografías del recinto, prácticamente irreconocible después de las profundas remodelaciones.

Ella se apasiona con el diseño, la arquitectura y, por sobre todo, con estos desafíos de emprendimiento. Consiguieron aportes y construyeron el teatro. Se armó el galpón para exposiciones. José Balmes y Gracia Barrios comenzaron con talleres. "Se instalaron a trabajar en el galpón, a la vista de la gente... Tuvieron 15 mil visitas. El Pepe Balmes me dijo que nunca habían tenido un público así, tan diverso, tan entusiasta".

A ella se le ocurrió hacer la cena de fin de año con los ministros en Matucana, para acercarlos al proyecto con recepción gourmet y ballet incluido. "¡Se murieron de calor! Nicolás Eyzaguirre (ministro de Hacienda entonces) bromeaba con que yo los había llevado para que se convencieran de la falta de aire acondicionado".

La corporación -que dirige desde hace un año Cristóbal Gumucio- vio los primeros frutos en una etapa en rodaje y ya el 2004, con la sala de teatro funcionando, se dispararon. Recibieron más de un centenar de espectáculos en vivo, 16 exposiciones y un público que superó las 380 mil personas. "Con el teatro empezaron a pasar cosas maravillosas. Como la Troppa. ¡Uyyy...!, yo tengo una admiración sin límites por ellos. Después la Patogallina, Mauricio Celedón", recuerda Durán.

Han realizado 533 eventos en esta década. Con un público promedio por año de 250 mil personas.

"Todavía quedan muchas cosas que hacer", sostiene. El 2004 fue reconocido por el recién creado Consejo de la Cultura y las Artes. Su presidente hoy es el Ministro Luciano Cruz-Coke.

Luisa impulsó uno de sus proyectos estrellas, el de las Orquestas Juveniles, actualmente presidido por Cecilia Morel de Piñera. "Tiene ese sentido cultural y social que es maravilloso. Tener a más de 10 mil niños en el país, tocando música clásica, en los rincones más diversos. Después de Venezuela, somos los primeros en América Latina. Con muchos menos recursos que ellos claro está".

Cada año un millón de personas asisten a cerca de 3 mil conciertos ofrecidos en 170 comunas del país.

De la primera generación de la Orquesta de Curanilahue salió Nassim Gazale, a quien el maestro Fernando Rozas ya catalogaba como un genio de la música. "Está estudiando en Berlín, con la beca Fernando Rozas. Lo invitaron a 3 conciertos con la Filarmónica de Berlín, el año pasado a la Sinfónica de Palestina, y ahora me escribió para contarme que andaba con la orquesta de Barenboim", cuenta ella emocionada.

"Es una maravilla. Creo que la gran mayoría aún no entiende la importancia de la cultura en un país. ¿Cómo no entender que un país es un mejor país cuando tenemos arte, cultura? Sus entes son mejores. Muchos la ven como si fuera un adorno".

-¿Cuál era su cercanía con la música antes de esto?

-Nada más que amarla. Desgraciadamente, no he tenido nunca ninguna condición para la música. Toda la vida se escuchó mucha música en mi casa. Y a Ricardo le gusta mucho. Yo ahora he aprendido montones. Este programa me llena de satisfacción.

"Los apoyos de los privados no son muy generosos"

El financiamiento de Matucana es mixto. El año pasado el Estado financió un 50% (antes era un 75%). Resulta fundamental un mayor apoyo estatal. " Porque se desgasta mucho un grupo de gente como ésta, que trabaja a tiempo completo. Se desgastan tratando de conseguir apoyo. Porque los apoyos de los privados no son muy generosos, salvo muy honrosas excepciones".

-¿De qué manera se compite por el financiamiento para cultura cuando vemos que el Gobierno pasa por crisis en la educación, la salud...?

-Es que tenemos que entender que la cultura es tan importante como la educación y la salud. Ricardo siempre decía que probablemente hay un montón de situaciones de la Alemania de las épocas pasadas que no conoces, pero sí sabes de Beethoven. Es difícil demostrar cómo la sociedad mejora porque tienes más acceso a la cultura, pero mejora.

-Además, vivimos en este país tan lejano que es como una isla. Cada salida de estos grupos es muy significativa. Acá hay una calidad que impresiona... Cuando veo grupos extranjeros pienso: ¿Qué tienen de mejor que los nuestros? Yo no soy chovinista, pero no lo son.

Cecilia Morel anunció a principios de este gobierno que iban a poner especial preocupación en proyectos como el de la Orquesta. De hecho, decidió no crear nuevas fundaciones y seguir trabajando con las ya existentes. "Así crece un país. Esto es una especie de posta. Uno hace algo para que el gobierno siguiente lo mejore, no lo deshaga. Le podrá dar una nueva orientación si se quiere. Uno se preocupa por las cosas que se abandonan. Si no se hace de esta manera es una pérdida de energía y de recursos".

-¿Y cuáles son las metas para esta nueva era de Matucana?

-Que logremos terminar los proyectos que están en marcha. Hay un montón de grupos interesados en participar de este espacio. Espero que esto crezca cada vez más firme. Con más proyectos, con más público. Ya es muy importante lo que acá está pasando.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img