Economía
Compartir | | Ampliar Reducir

La OCDE recorta el crecimiento de Chile al 1,5% este año y al 2,5% en 2017

Esto debido al impacto de los bajos precios del cobre y la debilidad de la demanda de nuestros principales socios comerciales.

por:  EFE
miércoles, 01 de junio de 2016

Ministro Céspedes: Mayor crecimiento está "en el centro de la agenda" del Gobierno

El ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, insistió en que el Gobierno tiene en el centro de sus objetivos incrementar el ritmo de crecimiento, en respuesta a la revisión a la baja de las previsiones de la OCDE.

Céspedes, en declaraciones a la prensa en la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en París, no quiso entrar en si modificarán sus propias previsiones, que se revisan dos veces al año, la próxima vez en junio.

Preguntado sobre el recorte de las expectativas para Chile en 2016 y 2017, reiteró que en el Gobierno han sido “muy claros sobre la necesidad de elevar los niveles de crecimiento en nuestra economía,” y que esa cuestión está “en el centro de la agenda.”

Cuando se le hizo notar al titular de Economía que las cifras de la OCDE están por debajo de las del Banco Central, replicó que la cuestión es “cómo vamos a trabajar para poder elevar los niveles de crecimiento de nuestra economía y no sólo en el corto plazo” porque el reto es “crecer de manera sostenida y elevada.”

"Estamos trabajando arduamente -argumentó- para aumentar los niveles de crecimiento de nuestra economía. Sabemos que tener un desafío en términos de inversión.”

Céspedes apuntó que los informes internacionales, cuando hablan sobre Chile, dicen que “es una economía sana, una economía estable, que tiene buenas instituciones, que tiene las condiciones para retomar niveles de crecimiento mayores a los que estamos exhibiendo.”

En cuanto a la percepción que hay en la OCDE, aseguró que en el resto de los países existe “una visión muy positiva” de las reformas que se llevan a cabo en Chile, entre otras cosas por “la responsabilidad” con la que se aplican, de forma que se garantiza que “los gastos van a ser financiados de una forma permanente.”

París.- La OCDE revisó hoy a la baja sus previsiones para la economía chilena por el impacto de los bajos precios del cobre y la debilidad de la demanda de sus principales socios comerciales, para dejar su crecimiento en el 1,5 % este año y el 2,5 % el próximo.

Eso significa un recorte significativo de siete décimas en la cifra de 2016 y de una en la de 2017 con respecto a su informe de Perspectivas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) de noviembre pasado.

La organización señaló que a la ralentización también han contribuido unas condiciones crediticias más restrictivas -el Banco Central subió su tipo director al 3,5 % para contener la inflación tras la depreciación de la moneda- y una menor confianza de las empresas.

Eso ha repercutido en la inversión, que cayó en los dos últimos años, pero debe volver a subir un 0,9 % en 2016 y un 1,6 % en 2017.

Una de las consecuencias de todo eso va a ser el deterioro de la tasa de desempleo, que pasará del 6,2 % de media en 2015 al 6,8 % este ejercicio y al 6,9 % el que viene.

En cualquier caso, la OCDE estimó que el ritmo de progresión del PIB remontará en 2017 de la mano en primer lugar de las exportaciones, que se beneficiarán de una mejora de la competitividad (por la depreciación de la moneda) pero también de una previsible mayor demanda, lo que tirará de la inversión y el consumo.

El principal riesgo de cara a esas expectativas, por tanto, viene de la evolución de los socios comerciales de Chile (empezando por China y los otros países latinoamericanos) y del precio de las materias primas.

Por una parte, unas condiciones de volatilidad financiera a escala global podrían disminuir la demanda por los minerales de Chile, mientras que por el contrario la subida de la cotización del cobre reforzaría la confianza de los inversores, además de llenar las arcas del Estado con más recaudación de impuestos.

Por lo que se refiere a la inflación, los autores del estudio señalaron que la posibilidad de que repunte estará vinculada a la marcha del tipo de cambio y a los precios del barril del petróleo.

De acuerdo con su escenario de base, el índice de precios al consumo, que se situó en el 4,3 % de media en 2015, disminuirá ligeramente al 4 % en 2016 y al 3,1 % en 2017. 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Economía

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img