Economía
Compartir | | Ampliar Reducir

Kodak Express: "El público entendió que la única manera de conservar sus recuerdos era imprimiendo las fotos"

Su gerente general, Carlos Muencke, explica cómo se reinventó la compañía, tras la crisis originada por el auge de las cámaras digitales hace ya casi diez años.  

por:  Alejandra Aguirre
viernes, 06 de septiembre de 2013

"Por favor, sólo revele las buenas". ¿Quién no dijo o escuchó esa frase? Era común en la época de los 70', 80' e incluso en los 90', cuando para ver qué fotos servían se revisaba el negativo, se ampliaba y revelaba en un estudio oscuro y no se podía, por ningún motivo, abrir la tapa de la "máquina".

Ese escenario cambió con la llegada de las cámaras fotográficas digitales. Los tradicionales "rollos" fotográficos de 24 y 36 dejaron de venderse y junto a ello, la industria comenzó a decaer.

"Desde el año 2002 o 2003, el revelado de la fotografía bajó sustancialmente, entre 15% y 20% anual. (...) Nuestra estrategia, en ese minuto, fue achicarnos a la mínima expresión. Nos quedamos con 27, 30 tiendas. Y con eso logramos pasar el fuerte temporal que se nos vino encima", recuerda Carlos Muencke, gerente general de la ahora renovada Kodak Express Full Color.

El panorama comenzó a mejorar en 2010, fecha en la que "creció la curva en cuanto al servicio de hacer fotos (impresión)", dice.

En eso estaba el negocio, cuando en enero de ese año la compañía Kodak -que había permanecido por 80 años en el país- se declaró en una quiebra de la que salió recién esta semana y decidió vender el 10% de la participación que tenía en Chile a sus socios, la familia viñamarina Muencke, dueños de Fotográfica Full Color Limitada. En adelante operaron bajo el nombre de Kodak Express Full Color.

Dueños de una herencia familiar ligada a la fotografía desde 1842, cuando sus antepasados instalaron la Casa Fotográfica Valck -la más antigua del país y la primera en Sudamérica-, lograron convertir a la firma en una renovada empresa, en la que actualmente trabajan cerca de 150 personas.

-Hoy, ¿qué es lo que más venden?

-Las impresiones digitales en papel. La impresión de fotos equivale a un 60% de nuestro negocio y el 40% restante a la venta de productos, entre el que destaca la cámara fotográfica. En este porcentaje también están los accesorios, como los marcos fotográficos, que se venden mucho más que los álbumes, contrario a lo que ocurría antes. Son de elaboración propia, los hacemos en una pequeña fábrica que tenemos en Quilpué. El resto, lo importamos.

-¿Cómo les va con las ventas por internet?

-Bien, subiendo significativamente. Pero el fuerte está en los locales. Tenemos 33 puntos desde Arica a Puerto Montt y además muchas de las cosas que vendemos por internet, la gente en vez de que se las enviemos por correo a su casa, prefiere ir a buscarlas a la tienda, cosa que también nos interesa, porque estando ahí surgen otras necesidades y aprovechan de comprarlas inmediatamente.

-¿Hacia dónde va la estrategia de negocios que han implementado?

-Estamos trabajando en dos caminos: El primero tiene que ver con la impresión fotográfica, para la cual hemos hecho en estos últimos cinco años grandes inversiones en equipamiento y en darle al público las facilidades para que lo hagan.

El segundo es de diversificación de la oferta, porque el formato digital permite que puedas imprimir fotos, poleras, gorros, tazones y un montón de productos personalizados.

-¿Cuáles son las proyecciones?

- Desde hace tres o cuatro años nuestra empresa viene creciendo a un ritmo de aproximadamente 15% anual, y esperamos de aquí a diez años seguir creciendo a ese ritmo. En todo caso, todavía no llegamos a vender lo que hace diez o 15 años atrás, nos falta mucho aún.

-¿A qué atribuye el crecimiento que están logrando?

-A dos cosas: hemos sabido adaptarnos a lo que el público quiere: entregarle comodidad para que pueda imprimir su fotografía y a que el público entendió que la única manera de conservar sus recuerdos es imprimiendo las fotos.

-¿Abrirán nuevos locales?

-Para el próximo año tenemos contemplada la apertura de tres a cinco locales en diferentes centros comerciales y también mediante franquicias.

 Fotocafé, y en 2014, un museo

Kodak Express es también propietaria de un particular local en Valparaíso. Se trata de un Fotocafé, que durante varios años funcionó como casa matriz de la empresa.

"Es una tienda muy bonita, de aproximadamente mil metros cuadrados, por la cual ganamos el premio Juan Arroz, que da la Municipalidad de Valparaíso a quienes han mantenido y valorado el patrimonio de la ciudad", recalca Carlos Muencke.

El empresario comenta que en este mismo lugar planean hacer un Museo de la Fotografía, proyecto que está planificado para 2014 y para el cual se encuentran gestionando financiamiento. "Estamos en trámites, viéndolo con la misma municipalidad, la Corfo y otros organismos que prestan financiamiento para este tipo de iniciativas. Esperamos ya en el 2014 tener un Museo de la Fotografía en combinación con el Museo de Valparaíso", estima.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Economía

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img