Economía
Compartir | | Ampliar Reducir

¿Cuánto ahorro se requiere en Chile para jubilar con más de $400 mil al mes?

Según las estimaciones, si una persona tiene un sueldo promedio de $575 mil, y quiere jubilar con $400 mil, es necesario que junte unos $75 millones durante su vida laboral. Si se observa a los mayores ingresos, aun cuando alguien cotice toda su vida por el máximo imponible -$1,6 millones-, su pensión será en torno a $1 millón.  

por:  Luis Mendoza V.
sábado, 03 de agosto de 2013

Renta vitalicia o retiro programado?, ¿pensión de sobrevivencia?, ¿pensión anticipada o en la edad legal?... Estas son sólo algunas de las interrogantes que deben responder los chilenos al momento de pensionar. Ello, pese a que la mayoría de los cotizantes de las AFP desconoce realmente cómo opera el sistema, lo que lleva a muchos -al momento del retiro laboral- a tomar decisiones erradas que impactan directamente en el monto de su jubilación.

Y si bien varios se han alarmado por lo abultado de los montos necesarios para lograr una jubilación superior a $450 mil, lo cierto es que dos tercios o más de los ahorros totales requeridos para esa o cualquier otra pensión son generados por la rentabilidad de los propios fondos de pensiones, explicó la Asociación de AFP. Es decir, al momento de jubilar las cotizaciones que realizó el afiliado en su vida laboral financian sólo un tercio de su pensión... en consecuencia, tras una baja jubilación lo que verdaderamente existe es un bajo ahorro previsional durante el período laboral.

Bajo esa premisa, la información entregada por las AFP y la superintendencia del sector indican que si un hombre soltero llega a la edad legal de jubilación (65 años) con un ahorro previsional de $50 millones, obtendrá en promedio una pensión de $270 mil. En cambio, si esa misma persona alcanza los $50 millones de ahorro a los 60 años y cinco meses, podría optar a una pensión anticipada que, sin embargo, sólo llegaría a los $267 mil mensuales, por cuanto los mismos recursos, esta vez, deberán financiar más años de retiro.

Al respecto, el economista Alejandro Alarcón afirmó que "claramente los montos de ahorro necesarios para obtener una pensión son altos para los estándares chilenos, sumado a que se requiere, además, que las rentabilidades de lo ahorrado sean altas y, por el contrario, que las comisiones que se cobran a los afiliados sean bajas y competitivas".

El economista agregó que los propios estudios de la industria de AFP señalan que una persona para obtener una pensión de $500 mil tendría que ahorrar cerca de $100 millones en su vida laboral, "lo que no guarda relación con la realidad de Chile".

De hecho, para las mujeres la situación es más crítica aún, por cuanto si una trabajadora soltera cumple la edad legal de jubilación (60 años) con un fondo previsional de $50 millones, obtendrá una pensión promedio de $224 mil mensuales. En cambio, si esa misma mujer logra dicho fondo a los 55 años y cinco meses podrá acceder a una pensión anticipada, que alcanzará sólo los $222 mil al mes.

La explicación a la -comparativamente- menor pensión de las mujeres radica en que en Chile ellas tienen una mayor expectativa de vida y, en consecuencia, sus ahorros previsionales deben financiar más años de retiro laboral.

De hecho, un estudio del profesor de la Universidad Católica Klaus Schmidt-Hebbel señala que en el caso de las mujeres, Chile es uno de los países OCDE con más baja edad de jubilación, junto con Luxemburgo y Polonia, mientras que en naciones como Austria, Canadá y Japón la cifra sube a 65 años, y en EE.UU., España y Alemania las trabajadoras pensionan desde los 67 años.

Otro factor relevante en Chile es que, por lo general, las personas pensionan considerando "heredar" a su cónyuge una pensión de sobrevivencia, lo que casi automáticamente implica disminuir (de 10% a 15%) el monto de la jubilación, por cuanto los fondos deben financiar los años de retiro del afiliado y, luego, los años de sobrevida de su cónyuge. De hecho, mientras más joven es la o el cónyuge del afiliado, menor será la pensión de este último debido a que sus ahorros deberán durar mucho más tiempo.

Similar a un sueldo promedio

Considerando que en Chile el salario promedio de los 5 millones de cotizantes del sistema de pensiones es de $575 mil y que el sistema se ideó con el propósito de que genere pensiones en torno al 70% de las rentas promedio de los últimos 10 años, según la información que proporciona hoy el sistema se requiere de un ahorro previsional de $75 millones para pensionar (en el caso de un hombre soltero) a los 65 años con un monto cercano a los $400 mil al mes. Sin embargo, según el cálculo de la Superintendencia de Pensiones, si un hombre durante 35 años cotiza por los $575 mil, en un escenario esperado, recibirá una pensión de $379 mil.

En cambio, si una mujer soltera logra acumular a los 60 años los mismos $75 millones, logrará una pensión de $330 mil mensuales. Sin embargo, si esa misma mujer posterga en dos años su jubilación recibirá $341 mil, y si espera hasta los 65 años obtendrá una pensión de $361 mil, debido a la rentabilidad que añadirán a sus fondos esos dos o cinco años y porque estará financiando una jubilación levemente más corta.

Cabe recordar que de esos $75 millones acumulados eventualmente, menos de $25 millones habrán sido aportados por el o la trabajadora a través de sus cotizaciones mensuales y que todos estos montos forman parte del patrimonio del afiliado. Una realidad diametralmente distinta al antiguo sistema de reparto, donde se cotizaba el 20% promedio de la renta, no existían cuentas individuales y si, por ejemplo, el trabajador cotizaba menos de 20 años perdía su aporte y no tenía derecho a pensión (como ocurría con el Servicio de Seguro Social).

En esa misma línea, si un trabajador soltero a los 65 años hoy logra acumular en su AFP unos $100 millones, obtendrá una pensión equivalente a $528 mil, y si posterga en dos años esa decisión elevará su jubilación a $552 mil mensuales.

Si esa suma es acumulada por una mujer, a la edad de 60 años pensionará con $437 mil al mes, pero si posterga en dos años su retiro obtendrá $451 mil, y si pensiona a la edad legal de los hombres obtendrá $477 mil mensuales.

Cabe recordar que las expectativas de vida en Chile calculadas para el sistema previsional indican que los hombres, en promedio, viven hasta los 82,7 años, y las mujeres hasta los 87,9 años, pese a ello, las mujeres pueden pensionar cinco años antes y, por diversos motivos, tienen más "lagunas previsionales" o períodos no cotizados.

Problema en rentas altas

Otro de los factores que generan importantes diferencias en Chile entre la renta percibida durante la vida laboral y la pensión obtenida finalmente lo enfrentan los segmentos de cotizantes con rentas más altas, ya que ellos cotizan obligatoriamente hasta por un sueldo de $1,6 millones mensuales, y salvo que coticen voluntariamente por la porción de su renta que supera a ese monto, siempre percibirán una jubilación muy por debajo de su sueldo.

De hecho, la página web de la Superintendencia de AFP indica en su simulador que si un hombre soltero cotiza 33 años por la renta tope imponible, pero en el período ganó de manera constante $2 millones mensuales, recibirá a los 65 años una pensión de $1 millón (el 50% de su sueldo), la que en el mejor de los casos podría subir a $1,5 millones si las rentabilidades del sistema son extraordinarias y el afiliado se mantiene en los fondos A y B (intensivos en inversiones bursátiles) o podría caer a sólo $700 mil en un escenario pesimista con malas rentabilidades históricas.

"Aquí ronda la cifra que se pronosticó a comienzos del nuevo sistema: las tasas de reemplazo deberían ser cercanas al 75% del último sueldo. Esto no se ha podido cumplir, incluso con personas que ganaban más de $1 millón y que después han encontrado jubilaciones cercanas a los $300.000", afirmó Alarcón.

El gerente de estudios de Banchile, Fernán González, agregó que el gran problema es que la gente "normalmente no cotiza continuamente", lo que provoca que su pensión sea mucho menor a su última renta, lo que indica que "tras todo esto hay un problema de falta de información en la población, sobre todo en lo que se refiere a la importancia de tener cotizaciones continuas".

En esa misma línea es que las propias AFP señalan en sus páginas web que si un hombre soltero acumula en su fondo $150 millones a los 65 años obtendrá una pensión equivalente a $785 mil (reajustables en UF).

Si se trata de una mujer que acumula el mismo monto a los 60 años, pensionará con $650 mil, y si posterga la decisión hasta los 65 años obtendrá unos $707 mil al mes.

Eso sí, un fondo de $150 millones en la AFP, considerando sólo la cotización obligatoria, se obtendría sólo si el trabajador cotizó por al menos 29 años ininterrumpidos por la renta máxima imponible de $1,6 millón al mes.

Precisamente, con el fin de que los trabajadores puedan elevar el monto de sus pensiones futuras es que en el país se estableció el Ahorro Previsional Voluntario (APV), que permite destinar un porcentaje adicional de la remuneración a una segunda cuenta previsional en la AFP u otra entidad autorizada y, de paso, no tributar a la renta sobre estos montos.

Una opción que permite, principalmente, a los afiliados de rentas altas complementar sus ahorros obligatorios en la AFP con miras a obtener una pensión más acorde a su renta.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Economía

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img