Economía
Compartir | | Ampliar Reducir

La batalla por el tabaco entre los estudios Carey y Claro termina con formalización por "falso testimonio"

Inicialmente se trataba de un caso ventilado ante el Tribunal de la Libre Competencia, pero cuando un testigo presentado por Philip Morris acusó con detalle supuestas prácticas antimercado de Chiletabaco, ésta empresa se querelló y el caso lo asumió una fiscal del Ministerio Público.

por:  Malú Urzúa/La Segunda
viernes, 30 de marzo de 2012

En principio, se trataba de una declaración más en el juicio ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). En el caso se enfrentaban las dos principales tabacaleras que operan en el país, y detrás de ambas estaban los principales estudios de abogados de la plaza: Claro y Cía en defensa de Chiletabacos y Carey por parte de Philip Morris.

Andrés Furhmann era uno de los testigos presentados por Carey -apoyando el requerimiento de Philip Morris contra Chiletabacos por comportamiento antimercado-, que comenzó a ser interrogado por uno de los jueces del tribunal: Reveló 12 puntos específicos de venta en la V Región a los que, dijo, Chiletabacos no les permitía comercializar los cigarrillos de la competencia.

El conflicto acotado inicialmente al TDLC escaló cuando el estudio Claro, en representación de su cliente, presentó una querella contra Furhmann y "quienes resulten responsables" acusándolo de ser un "testigo falso".

Se acreditan detalles falsos o antiguos

En el ambiente legal, el conflicto era comidillo obligado. Sobre la mesa estaba el debate sobre el límite al preparar testigos para los juicios, y el suspenso si se aclararía el papel que jugaron los abogados del estudio Carey en los dichos de Andrés Furhmann ante el TDLC.

La fiscal Ximena Chong, de la fiscalía centro norte, tomó el caso . Acreditó que los dichos eran falsos no sólo porque los dueños de los puntos de venta negaron haber referido esos problemas, sino porque varios de ellos mismos mostraron al Ministerio Público facturas de compra a Philip Morris.

Por otra parte, los vendedores y supervisores que trabajaban con Furhmann y que, según su versión, le transmitieron las dificultades, reconocieron haber mencionado problemas, pero no con el nivel de detalle que el distribuidor entregó.

En algunos casos, se trataba de hechos ocurridos con anterioridad a la primera sentencia de fines del 2006, en la que se le requirió a Chiletabacos mejorar prácticas atentatorias a la libre competencia.

Fiscal interroga a abogados sobre reunión con testigo

Pero en su declaración ante Chong, Furhmann insiste en que los hechos que denunció son efectivos.

Y explicó cómo llegaron hasta él de la firma Philip Morris: Un gerente de la empresa tabacalera lo llamó telefónicamente y le consultó si estaba dispuesto a declarar en la indagación.

Luego, todos se reunieron con los abogados del estudio Carey Juan Carlos Riesco, Lorena Pavic y Juan Enrique Coeymans. Estos le explicaron en qué consistía el procedimiento , le pidieron explicar los problemas de penetración en el mercado de estos cigarrillos advertidos por él y le contaron que, cuando declarara, los abogados de ambas partes podían efectuarle preguntas.

Chong tomó declaración como testigo a los abogados: Coincidieron con la versión de Furhmann, en el sentido de que el encuentro fue una orientación de carácter general, similar a la que realiza cualquier abogado con un testigo aportado por él. Aseguran que en esa reunión nunca se habló de casos específicos, que son los que ahora se cuestionan.

"El punto -dice alguien que conoce de la indagatoria- es que sólo una vez que los jueces comienzan a inquirirle detalles de su denuncia, Furhmann entrega los datos que son falsos. Son los jueces, y no los abogados, quienes van pidiendo casos específicos, y es en ese contexto que el señor Furhmann entrega nombres de dueños de negocios que supuestamente le habían contado a los vendedores de su distribuidora de la prohibición de Chiletabacos de ofrecer productos Philip Morris".

Fija fecha de formalización

Con todos estos elementos -que totalizaron cerca de 25 personas interrogadas- la fiscal solicitó al Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago una audiencia de formalización bajo cargos de "falso testimonio".

La fecha dada por el tribunal: 9 de abril. Hasta ahí deberá llegar Andrés Furhmann para sentarse ante el magistrado, pues Chong habría llegado a la convicción que fue éste quien mintió en la famosa audiencia ante elTDLC, desestimando de esta manera que los abogados del estudio Carey pudieran haber inducido a mentir a Furhmann.

La incógnita que persiste

Las razones por las que Furhmann entregó estos datos supuestamente falsos aún son un misterio. Se sabe que después del juicio, él obtuvo de Philips Morris la licencia para ser distribuidor también en la Región Metropolitana, pero la hipótesis que más le hace sentido a la Fiscalía es que, cuando se vio presionado por los jueces a entregar detalles, dijo lo primero que creyó recordar y ahora no quiere quedar mal. El hasta la fecha insiste en que los hechos son verídicos y atribuye los desmentidos a presiones de Chiletabacos.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Economía

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img