Economía
Compartir | | Ampliar Reducir

Engel, presidente del nuevo think tank "Espacio Público": Nuestro objetivo es dotar a un futuro gobierno concertacionista de buenas ideas

"La centroderecha ha tomado posiciones bien ideológicas y en la centroizquierda hay una visión que confía demasiado en la capacidad del Estado para resolverlo todo, hay un espacio intermedio que no veo suficientemente representado".  

por:  Por M. Soledad Vial, La Segunda
viernes, 23 de marzo de 2012
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Los fundadores de "Espacio Público"

Alejandro Aravena, arquitecto y Director Ejecutivo de Elemental.

Alberto Arenas , ex director de Presupuestos de Michelle Bachelet.

Eduardo Bitrán , ex ministro de Obras Públicas de Michelle Bachelet.

Nicola Borregaard , directora de Energía y Cambio Climático Fundación Chile.

Luis Felipe Céspedes, economista y ex asesor de Hacienda.

Dante Contreras, director del departamento de Economía de la U. de Chile .

José De Gregorio , ex presidente del Banco Central.

Francisco Javier Díaz , cientista político y ex asesor de Michelle Bachelet.

Claudia Dides, directora Programa Género y Equidad de Flacso.

Gregory Elacqua , director Instituto de Políticas Públicas de la U. Diego Portales.

Nicole Nehme, abogada y académica U. de Chile.

Enrique París , economista y ex jefe de gabinete de Ricardo Lagos.

Andrea Repetto, economista y académica de la U. Adolfo Ibáñez.

Marcela Ríos, cientista política y socióloga del PNUD.

Pablo Simonetti, ingeniero y escritor.

Florencia Torche, socióloga y académica de la U. de Nueva York.

Andrés Velasco, ex ministro de Hacienda.

Partió y regresó un 8 de agosto, sólo que con diez años de diferencia. El día en que Eduardo Engel tomó el avión para volver a Chile se dio cuenta de que la fecha coincidía con su partida, 10 años antes, para iniciar su vida como profesor en la Universidad de Yale.

La edad de su hijo mayor lo puso en la encrucijada de radicarse definitivamente en Estados Unidos, o regresar. "Estaba bien indeciso, había cosas buenas en las dos partes, pero mi señora no tuvo dudas en volver", cuenta.

¿Qué lo convenció? "En Chile, los economistas influyen más en el debate de las políticas públicas que en Estados Unidos, incluso más que economistas tan importantes como Paul Krugman".

Con ese objetivo, y manteniendo sus clases e investigación en la facultad de Economía de la U. de Chile, Engel ahora subirá su apuesta por las políticas públicas asumiendo la presidencia de un nuevo "centro de pensamiento de centroizquierda".

Los 18 socios fundadores de "Espacio Público" tuvieron su primera reunión formal anoche en el estudio Ferrada Nehme encabezado por Nicole Nehme, la conocida abogada de FASA que impulsó el acuerdo con la FNE, admitiendo que la cadena se había coludido para subir los precios de algunos medicamentos.

Acordaron constituirse como fundación, con Valentina Quiroga como directora ejecutiva y un staff permanente de 4 investigadores, además de las investigaciones que los propios socios fundadores encabezarán en determinados temas.

Y no será un trabajo entre cuatro paredes, tendrán página web, informes periódicos, conferencias de prensa, campañas, seminarios, conferencias y reuniones con todos los "tomadores de decisiones". ¿Una especie de Libertad y Desarrollo concertacionista? "Las comparaciones son complicadas pero si la pregunta apunta a la relación con la contingencia, en eso y sólo en eso, será más cercano al CEP que a LyD".

También contactaron a fundaciones en el extranjero para el financiamiento, que una vez conseguido, harán público en su web. Por este primer año, cada fundador hará su aporte.

-Al plantearse abiertamente como un think tank de "centroizquierda", ¿cruza como economista la frontera de lo técnico hacia lo político?

-Nos proponemos combinar nuestras preferencias en ciertos temas con la exigencia de que los argumentos y propuestas sean razonados, justificados y se basen en la evidencia. En Chile hay personas que dan enorme valor a la distribución y otros al crecimiento, es legítimo, pero en ese proceso parece olvidarse el rol de la evidencia. Mi experiencia como investigador es que muchas veces basta con calcular las cantidades correctas para que una discusión sea mucho menos ideológica.

-¿Pero se están matriculando con una posición ideológica?

-No estamos tomando una posición política, queremos aportar ideas que pueden ser recogidas por cualquiera desde una vertiente de centroizquierda; es muy importante el rol de la iniciativa individual y también la del Estado nivelando la cancha. Nuestro objetivo es proponer políticas de mediano plazo, no estar en la contingencia.

-¿Qué lo impulsó a asumir este rol público?

- Siempre estuve dispuesto a jugarme por posiciones cuando estoy convencido que son importantes para el país, lo hice al apoyar las candidaturas de Michelle Bachelet y de Eduardo Frei, y acepté que en caso de que ganara presidiría una comisión que estudiaría una reforma tributaria.

-Ya existen think tanks de centroizquierda, ¿por qué crear uno nuevo?

- Creo que el nivel de la gente que hemos logrado convocar a "Espacio Público" es realmente excepcional en Chile y en cualquier país en desarrollo, y aunque aún es temprano para dar adelantos, la recepción que hemos tenido en el extranjero para conseguir fondos lo confirma.

En Chile, la centroderecha ha tomado posiciones bien ideológicas y en la centroizquierda hay una visión que confía demasiado en la capacidad del Estado para resolverlo todo, hay un espacio intermedio que no veo suficientemente representado. Veo un espacio para estudiar realmente los temas sin prejuicios y hacer propuestas.

Somos todas personas de una u otra manera cercanas a la Concertación, de ahí nuestro interés por influir sobre ella.

"Esta iniciativa nació antes de cualquier decisión de Andrés y no tiene nada que ver con su candidatura"

-Con esa opción tan clara, ¿cómo enfrentarán ciertos temas sin "la camiseta" concertacionista?

-Déjeme darle un ejemplo. Durante muchos años fui coeditor de una revista de la Asociación de economistas latinoamericanos, que publicaba trabajos de economistas destacados. Hace 6 años, el principal era sobre las privatizaciones en América Latina, la mayoría de los economistas tenía un prejuicio positivo hacia la privatización y el que se presentó concluía que había sido muy positiva para A. Latina. Sin embargo, fue destrozado por lo mal hecho que estaba. Tuvo que ser rehecho.

-¿Y cuán independientes podrán ser de la candidatura presidencial de Andrés Velasco, que es uno de sus fundadores? Se especula que serían su plataforma programática.

-Esta iniciativa nació antes de cualquier decisión de Andrés y no tiene nada que ver con su candidatura. El es un excepcional economista y funcionario público, pero es uno de los 18 socios fundadores de "Espacio Público". Yo le he dado muchas vueltas a este tema, y como presidente he decidido no participar en ninguna precandidatura presidencial, es importante que "Espacio Público" se mantenga al margen y dé garantías a todos.

-¿Pero no teme que la presencia de Velasco "contamine" esa independencia?

-En Espacio Público hay gente que apoya su candidatura y también que participan en otras. Cualquier centro de pensamiento que cuente con la participación de Andrés debe sentirse afortunado, es un experto mundial en una serie de temas de políticas públicas, que asesora a los más variados gobiernos y su conocimiento es un enorme activo.

"No tengo ningún problema de que Espacio Público sea el malo de la política"

-Dejando de lado las candidaturas, ¿su objetivo final es dotar de un "piso" programático a la Concertación para un nuevo gobierno?

-Nuestro objetivo es dotar a quienes sean candidatos de la Concertación y a quienes estén en un futuro gobierno concertacionista de buenas ideas, propuestas y políticas. Es muy probable que la Concertación gane en las próximas elecciones presidenciales, simplemente porque el gobierno de Sebastián Piñera no ha sido bueno. La Alianza ha sido mucho peor de lo que la gente esperaba.

Es realmente importante que si la Concertación llega a ser gobierno, haya buenas ideas y políticas.

-¿Cómo impondrán las buenas ideas, que muchas veces no son las más populares, frente a la "dictadura" de las encuestas?

-Es uno de los desafíos que tenemos y estoy confiado en que encontraremos formas de hacerlo, hoy ni siquiera están las ideas. Por ejemplo, frente al debate tributario, en la derecha hay un desorden enorme y en la Concertación tampoco hay una propuesta clara. El primer paso es tener buenas propuestas, por las que valga la pena jugarse, y el segundo, convencer a quien toma las decisiones.

-Muchos temen que la campaña presidencial se convierta en una nueva guerra de ofertones.

-Es importante que haya grupos serios que digan cuando una propuesta no es buena para el país, más allá de ganancias cortoplacistas. No tengo ningún problema en que Espacio Público sea el malo de la política, independiente de quien haga la propuesta.

Hay profesionales jóvenes de especialidades muy diversas que están con hambre e interés de participar, queremos convocarlos a un proyecto concreto. En este grupo, casi todos somos profesores universitarios, y por lo tanto, la idea de influir en la juventud es algo que nos es consustancial.

-¿Para formar nuevos cuadros profesionales en vistas a un gobierno concertacionista, al estilo Cieplan de los 80?

-Cada institución tiene su momento y su historia, pero sí está la oportunidad de hacer participar a un gran grupo de profesionales jóvenes.

-¿Y qué pasará con "Espacio Público" más allá de la próxima elección?

-"Espacio Público" está para quedarse en el largo plazo. Nuestra lealtad no es con los partidos de centroizquierda sino con las ideas.

Transparentar la relación dinero-política, su otra causa

Otro de los proyectos en los que se embarcó Engel es "Ciudadano inteligente", un movimiento que aboga por transparentar la relación entre dinero y política, como condición necesaria para mejorar la calidad de las políticas públicas.

"Hemos tenido situaciones muy vergonzosas, como la ley de tabacos con un lobby muy grande de las tabacaleras, u otras que terminan en un mal proyecto cercano a los intereses de ciertos grupos", explica

-¿Ve posible avanzar hoy en ese tema?

-Chile tiene dos grandes desafíos: aumentar la productividad y tomarse mucho más en serio el tema redistributivo. En el aumento de la productividad muchas veces topamos con que algunas medidas afectan a ciertos grupos de poder que logran imponerse y evitar esas reformas.

-¿Cómo avanzaría en productividad?

-En el plan de Impulso Competitivo del ex ministro Juan Andrés Fontaine, las propuestas más interesantes buscaban competencia en áreas que no la hay como el cabotaje y las notarías. También está la ley de pesca, cuyo resultado final no tiene nada que ver con lo que plantearon Fontaine y el mismo ministro Longueira inicialmente. En Chile, pocas empresas se han llevado las rentas durante varias décadas y no han sido capaces de administrar el recurso que ha terminado agotándose. Con más competencia uno podría cambiar este esquema en beneficio de todos los chilenos.

-¿Y es posible hacer más transparente la relación entre la política y las empresas?

-La evidencia internacional muestra que es importante contar con declaraciones de intereses de autoridades que permitan detectar enriquecimientos súbitos, en Chile hay un avance pero aún es débil y el ministro Larroulet ha dicho que quiere avanzar en esto. Segundo, hay que transparentar cómo se financian las campañas y los partidos, hoy la mayor parte es privado y reservado, y no permite saber quien financia. Me parece mejor que sobre cierto monto, se conozca quienes son los donantes como ocurre en Estados Unidos y Europa. No hay nada de malo que las tabacaleras financien a un diputado si es público y estamos dispuestos a que las empresas financien la política; en lo personal prefiero que lo hagan los ciudadanos.

-¿Cómo controlaría eso?

-Con un Servicio Electoral que monitoree efectivamente cuánto se gasta en las campañas, hoy no se hace y con más recursos públicos podría hacerse un servicio serio e independiente. Hubo grandes avances con la reforma del 2003, pero falta mucho.

-¿Cree que la ciudadanía estaría dispuesta a gastar más en financiar la política?

-Si uno le explica, se darían cuenta de que el costo detener mayor financiamiento público de la política es muchomenor que tener politicas que favorecen a grupos de presión.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Economía

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img