Economía
Compartir | | Ampliar Reducir

Hija de Lily Pérez, asesora de imagen, "desmenuza"el look de Piñera, Vallejo y Farkas

Paola Beher, sugiere a la senadora qué vestuario debe usar cada día de la semana. Acaba de abrir una oficina dedicada exclusivamente a este negocio y puede cobrar cerca de $60.000 por sesión.  

por:  V/La Segunda
viernes, 09 de marzo de 2012
Imagen
Imagen
jQuery Carousel
Paola Beher es diseñadora de vestuario, estudió personal shopper -algo así como un asistente personal de compras- en Barcelona y acaba de abrir su oficina de asesoría de imagen en Las Condes. Hija de la senadora de Renovación Nacional, Lily Pérez, lleva casi dos años en este negocio y ahora decidió dedicarse de lleno al rubro, que según explica "no está muy explotado en Chile".

Todos los domingos almuerza con su madre y le aconseja qué usar durante la semana "según las reuniones y actividades que tenga", cuenta. Así, le deja armadas las tenidas para cada día: ropa, accesorios y zapatos quedan listos en su habitación para ser usados.

Hasta ella han llegado clientas conocidas como Katherine Salosny y otras figuras de la televisión en su paso por TVN.

También familias completas que quieren recibir una asesoría. "Una vez llegó una niña de 15, con su hermana de 20 y la mamá de 40 más o menos que era profesora. La menor tenía problemas de inseguridad e hicimos un trabajo súper lindo", ya que le enseñó qué ropa se podía poner para afirmar su personalidad.

Confiesa que le encantaría trabajar con la ex subsecretaria del Sernam y actual Intendenta de Santiago, Cecilia Pérez , con quien tuvo contacto y conoce hace años, pero que finalmente decidió "asesorarse ella misma". No obstante, dice que le "alisaría el pelo", pero que "no se lo teñiría".

Otra figura a la que le gustaría asesorar es a la dirigenta estudiantil, Camila Vallejo . "Ella es preciosa. Le pondría un vestido cortito, acentuador y un maquillaje acorde a sus facciones. La he visto en persona y es guapa, pero no se sabe sacar partido", afirma, y agrega que "se nota que quiere demostrar que no le importa nada y por eso tiene un look más hippie. Pero se le puede sacar partido", diagnostica.

Y aunque muchos pudieran pensar lo contrario, Beher cree que el empresario multimillonario Leonardo Farkas no necesita consejos. "Lo que tiene Farkas es su estilo medio glam , lleno de anillos y su pelo. No le podría sacar nada porque es su esencia y sin eso dejaría de ser el personaje que es", afirma.

El look del gabinete de Piñera

Caso diferente es el del Presidente Sebastián Piñera , a quien confiesa, "primero le arreglaría las mangas". "Yo sé que para él es más cómodo y quizás su asesor le debe decir que las mangas largas le hacen ver mas casual, pero e s el Presidente de Chile y un Presidente tiene que demostrar que es un gallo cercano pero que tiene autoridad, y eso se logra con las hombreras bien marcadas y un corte bien hecho", afirma.

Respecto a la Primera Dama Cecilia Morel , no tiene mayores reparos ya que según afirma "no se viste mal, pero sí le pondría un poco más de onda. Cuando ella se pone vestidos se ve súper linda, pero se entiende al estar ligada a la política una se reserva muchas cosas".

Parecida es su opinión sobre la ministra del Sernam, Carolina Schmidt quien "tiene un buen look". Del resto del gabinete, afirmó que a la ministra de Medioambiente, María Ignacia Benítez, "le bajaría dos tonos de pelo y le pondría más maquillaje", y que Pablo Longueira "tiene muchas arrugas".

El costo de una asesoría

Paola cobra alrededor de $60.000 por sesión de asesoría. Primero elabora un perfil mediante una entrevista, luego hace prueba de colores y por último testea distintos vestuarios según la silueta y la forma de la persona, "según lo que quiera lograr": Adelgazar, verse elegante para un matrimonio o sencillamente quitarse unos años de encima.

En una segunda etapa los clientes deben decidir qué servicio quieren, entre los que se encuentran: "fondo de armario" (análisis de clóset y las combinaciones posibles), "personal shopper" (salir de compras, con o sin el cliente, durante un par de horas), "personal shopper fiesta" (para eventos especiales) o un book en el que entrega los consejos que el cliente necesita, todo esto con un costo adicional. Además trabaja con maquilladores y peluqueros, según sea necesario.

"Vamos a distintas tiendas dependiendo de lo que me digan las clientas en la entrevista", afirma. "Si me dicen que van a Alonso de Córdova, llamo a las tiendas antes para que tengan todo listo y vamos directo para allá". Confidencia que en una salida de compras, sus clientas suelen gastarse alrededor de $200.000 en promedio.

"Lo único que no hago es decirle a las clientes que vayan al quirófano", cuenta, ya que cree que el desafío de esta profesión es explotar lo mejor de cada persona, si llegar a los cambios físicos. "Muchos asesores de imagen sólo son diseñadores de ropa o tienen una tienda. Antes lo era, pero después de haber estudiado asesoría de imagen puedo decirles qué ponerse con más propiedad", afirma.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Economía

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img