Economía
Compartir | | Ampliar Reducir

Pirola aterriza con hotel Noi en Isla de Pascua, en sociedad con ex alcalde Petero Edmunds

Con una inversión de US$4 millones, NOI Hotels se sumará al proyecto que Edmunds construye en Rapa Nui y que abrirá el 1° de julio.  

por:  Por Bernardita Serrano/La Segunda
viernes, 27 de enero de 2012
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Hace dos años, Petero Edmunds, empresario y ex alcalde de Isla de Pascua, decidió materializar una idea a la que le venía dando vueltas desde hace tiempo. Quería crear un nuevo concepto de turismo, en el que los visitantes pudieran vivir la isla tal y como la viven los rapanuí: que conocieran sus costumbres y que se empaparan de las tradiciones ancestrales.

Fue así como comenzó la construcción de tres casas muy parecidas a las de la gente que vive en la isla, pero con las características de un hotel de lujo.

Con la obra gruesa ya avanzada y consciente de su nula experiencia en el rubro de la comercialización hotelera, decidió buscar un socio. Al poco andar, su amigo y gerente general de Banco Itaú, Boris Buvinic, le recomendó ponerse en contacto con Alberto Pirola, presidente NOI Hotels, quien siempre había tenido interés por abrir un hotel en la isla. ¿Su piedra de tope? La necesidad de hacerlo con un socio local.

En septiembre del año pasado ambos empresarios se pusieron por primera vez en contacto. "Ahí empezó el pololeo", cuenta Edmunds. Un par de viajes, reuniones en Santiago y en la isla, y otras conversaciones respecto a la factibilidad del negocio terminaron por sellar, esta semana, la alianza a la que la cadena hotelera aportó US$4 millones.

Bajo esta nueva sociedad, el ex alcalde se quedó con el 60% de la propiedad y la operación hotelera, y Pirola, con el 40% restante y la responsabilidad sobre las ventas, las reservas y la comercialización nacional e internacional.

"Hare NOI", el nombre del sexto hotel en el que Pirola tiene participación y el primero de Edmunds, ya tiene parte importante de la obra gruesa lista. Los meses que vienen serán de terminaciones y el 1° de julio de este año recibirán los primeros pasajeros. "Queremos partir en temporada baja para, por mi lado, adquirir experiencia", explica el ex alcalde.

En su primera etapa, el hotel contará con tres construcciones que albergarán nueve habitaciones con vista al mar. "Las ampliaciones van a depender de lo que diga el mercado y de cómo resulte todo, pero podemos llegar a tener 56 habitaciones", explica Pirola.

Ambos socios están empecinados en lograr que la gente se sienta como en la "hare" (casa en rapanuí) de un isleño y así lograr diferenciarse del resto de los hoteles que llevan años instalados en la isla. Es por esto que en el lugar no habrá piscinas sino que pozones, los asados no se harán en parrillas sino que bajo tierra, y los turistas podrán salir a pescar y cocinar su propia comida en la playa.

"De las experiencias se aprende... nosotros no tendremos problemas"

Los últimos continentales que se embarcaron en la aventura de abrir un hotel en Isla de Pascua fueron los Schiess. Después de seis meses de toma por parte de una familia local que reclamaba los terrenos, el Hotel Hangaroa recién pudo abrir en octubre del año pasado.

Aunque Pirola está consciente de esto, asegura que de las experiencias se aprende y que cuando uno hace negocios hay que ir viendo la mejor forma para avanzar sin tener contratiempos. "Nosotros no tendremos problemas con un socio como Petero", asegura el empresario.

Pirola tiene toda su fe puesta en este proyecto, y ni siquiera la idea que tiene el gobierno de establecer un cobro para quienes quieran visitar la isla lo complica.

Es más, asegura que no se trata de un impuesto como algunos han querido señalar, sino que simplemente de la unificación de pagos en los que ya incurren los turistas. "Los US$100 de los que se habla son, en realidad, la suma de las tres o cuatro áreas en las que hoy día se paga por recorrer. La idea es que ahora se haga sólo un pago en la entrada a la isla", agrega. Según cuenta, lo que se busca es cobrar una sola vez para ordenar y darle una mejor utilización a los recursos e invertir de forma ordenada y en lo que la isla realmente necesita.

Debutó en agosto de 2011 y ya suma seis hoteles

En agosto de 2011 el empresario Alberto Pirola debutó en el negocio hotelero con la apertura de un hotel en Nueva Costanera. Era primerizo en un negocio donde las grandes cadenas internacionales se llevan un porcentaje importante de las ventas, y él lo tenía claro. Su "expertise" estaba en el negocio del molibdeno a través del directorio de Molymet, en la exportación de fruta y en el negocio inmobiliario.

Pero nada de eso influyó en la decisión de armar una cadena nacional de hoteles de lujo. Aunque inicialmente la idea era partir con calma, los planes cambiaron al poco andar. Al NOI Vitacura se sumaron en apenas seis meses otros cinco hoteles en San Pedro de Atacama, Puerto Natales, la cordillera de Machalí, el archipiélago Juan Fernández y, ahora, Isla de Pascua. Así, NOI Hotels se convierte en la única cadena de lujo con presencia en todos los centros de mayor interés turístico. "Hemos cumplido con lo que queríamos hacer. Pensábamos que lo íbamos a hacer en un período más largo, pero ha salido así", explica Pirola.

Ahora la idea del empresario es "gozar" lo que tiene, y ponerse a recorrer para ver cómo sigue hacia adelante. "Hay que encantarse con otros lugares", explica.

Dice que es posible que mire algún otro lugar en Chile antes de concretar su idea de internacionalizarse. Sin embargo, ya tiene un ojo puesto en Perú, Brasil y Panamá. "Hay que recolectar ahora para empezar a hacer nuevas inversiones. No me gusta trabajar al filo", asegura.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Economía

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img