Economía
Compartir | | Ampliar Reducir

La Polar: Pablo Alcalde reveló inéditos episodios en su declaración a la fiscalía

Afirmó que nunca recibió carta que le envió el Sernac el 6 de julio, ya que estaba fuera del país. Contó que Daniel Platovsky le recomendó a María Isabel Farah.  

por:  La Segunda
jueves, 11 de agosto de 2011

Pablo Alcalde al llegar al Ministerio Público el pasado 4 de agosto.


Diez horas estuvo el ex presidente y gerente general de La Polar, Pablo Alcalde, declarando ante el fiscal José Morales, jefe de la unidad de delitos de alta complejidad.

Se trata del ejecutivo más emblemático de la cuestionada compañía y, por lo mismo, sindicado por muchos como uno de los principales responsables de lo ocurrido.

Pero él lo niega todo. Durante su extensa declaración, Alcalde rechazó una y otra vez haber conocido la existencia de las llamadas repactaciones unilaterales. Dice que no supo que se hicieran en forma masiva, ni tampoco en forma individual. De hecho, asegura que jamás se enteró de que el año 2010 el Sernac llevó adelante una mediación con los principales ejecutivos de la compañía, justamente por denuncias de repactaciones unilaterales.

Incluso niega haber recibido una carta el 6 de julio de 2010 donde el Sernac le informaba sobre problemas que estarían afectando a un grupo de clientes de la multitienda, quienes habrían sido repactados sin su autorización. Alcalde dice que en esos días estaba fuera de Chile y que por lo tanto supone que la carta fue derivada a otra persona.

Pero el ejecutivo va más allá y se queja señalando que la información del Sernac debió haber sido entregada al directorio por el gerente general, Nicolás Ramírez; el gerente legal, Andrés Escabini, o por el gerente de productos financieros, Julián Moreno. Hace el contrapunto con el 2005, cuando el Sernac denunció a todo el retail, y dice que en esa ocasión el asunto sí fue tratado en el directorio.

El tenso junio y el rol de León Vial en su renuncia

Alcalde hace un completo relato de los tensos días de junio, cuando el directorio conoció esta situación.

Asegura que la preocupación de la mesa por las provisiones comenzó a darse con mayor intensidad durante el último trimestre de 2010. En enero de 2011 y mientras estaba de vacaciones recibe un llamado urgente de Ramírez, por lo que retorna a Santiago y se reúne con él y la gerenta corporativa de administración, María Isabel Farah, quienes le señalan que existe un porcentaje de la cartera con mayor riesgo. Ordenó estudiar el tema.

Unos días después, Ramírez visita a Pablo Alcalde en su oficina de El Golf 90 para presentarle la renuncia por razones de salud. El análisis de la cartera queda en manos de Pablo Fuenzalida y Julián Moreno.

En febrero se le informa al directorio que el mayor riesgo llega al 35% o 40% de la cartera y a raíz de eso se decidió aumentar las provisiones en marzo. Afirma que en esas conversaciones no se comentó sobre la negociación con el Sernac.

El 2 junio el Sernac presenta la demanda colectiva contra La Polar por 800 casos de repactaciones unilaterales. El dice que se entera de esto por Emol y que más tarde recibe un mail del gerente Manuel de la Prida.

El día 2 o 3 de junio el nuevo director Fernando Tisné visita a Alcalde a su oficina y le pide que cite a un directorio. Las reuniones se concretan los días 6 y 8 de junio, y en ellas se convoca a Julián Moreno y a Andrés Escabini para que expliquen los alcances de la demanda. Se habla de 800 casos, y según Alcalde, nadie da explicaciones de porqué no se llevó antes el tema del Sernac al directorio.

Se les pide que cuantifiquen la situación y es ahí cuando se enteran que los afectados son 400 mil clientes. Esto se informa al mercado después de reunirse con el superintendente de Valores y Seguros.

El 10 de junio Tisné le pide que renuncie a la presidencia. Luego Alcalde revela que recibió un llamado del socio de Larraín Vial, Leonidas Vial, pidiéndole lo mismo (por esos días La Polar había contratado la asesoría financiera de dicha empresa) . En un comienzo se negó, pero asegura que, para facilitar las cosas, decidió dejar el cargo, pero seguir en la mesa directiva.

Dos días después participa telefónicamente en un directorio en el que el presidente Heriberto Urzúa también le pide la renuncia. Allí mantuvo un áspero diálogo con Tisné y el director Francisco Gana. Luego afirma que renunció a raíz de la querella que la misma La Polar presentó en su contra.

La llegada de Farah, recomendada por Platovsky

En su declaración, Alcalde comienza contando sus inicios en La Polar. Fue contactado en 1998 a través de Baltazar Sánchez, y luego se reunió con los socios de Southern Cross, Raúl Sotomayor y Norberto Morita.

Dice que durante los siguientes años se dedicó a sacar adelante la compañía. Señala que siempre se involucró mucho más en el área comercial y, durante el último tiempo, en la incursión en Colombia. Del área de cobranza, afirma, tenía poco conocimiento, ya que dependía de Julián Moreno.

Además, sostiene que entre 1999 y 2001 recibió llamados de al menos 2 fondos intentando comprarse La Polar, entre ellos el de una empresa brasilera y el de Pedro Pablo Kuchinsky.

De la gerencia previa a 1999, sólo mantuvieron a Julián Moreno, por su experiencia en el negocio crediticio, ya que había trabajado en Financiera Atlas.

Alcalde narra que Farah llega a la empresa los primeros años de la década del 2000, recomendada por el actual presidente de La Nación, Daniel Platovsky, en esos tiempos socio de la cadena CM Prat, que en su momento había estado en conversaciones con La Polar para hacer una sociedad.

Afirma que desde un primer momento la empresa aplica un sistema de provisiones desarrollado por Farah que se calculaba con el modelo de camadas. Dice que a él y al directorio les pareció un modelo que recogía bien el comportamiento de los clientes.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Economía

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img