Economía
Compartir | | Ampliar Reducir

María Olivia Recart, ex subsecretaria de Bachelet, llega a BHP y quiere más mujeres en la minería

“El tema de género es importante, no porque crea en cuotas, sino porque en otras operaciones del mundo, como las de BHP en Australia, las mujeres tienen una participación mayor” afirma la nueva vicepresidenta de asuntos externos de la australiana en Chile, una de las pocas mujeres en las altas esferas de la minería nacional.

por:  Pamela Zuñiga, La Segunda
viernes, 28 de enero de 2011

En marzo, María Olivia Recart dejó su oficina como subsecretaria de Hacienda en Teatinos 120 tras el cambio de mando. Un par de meses después, específicamente el 1 de septiembre, asumió como vicepresidenta de asuntos externos de BHP Billiton, la mayor minera privada en Chile, controladora de Escondida, Spence y Cerro Colorado.

Este verano no se tomará vacaciones, porque coincide con el festival de teatro “Santiago a Mil”, la fuerte apuesta cultural de la minera. La ingeniera comercial de la Universidad de Concepción y máster en la U.de Georgetown, Estados Unidos, es de las pocas mujeres en las altas esferas de minería chilena.

Y ése justamente será uno de sus énfasis. “El tema de género es importante, no porque crea en cuotas, sino porque en otras operaciones del mundo, como las de BHP en Australia, las mujeres tienen una participación mayor. Vamos a tener que esforzarnos, porque es un desafío mayor”.

—¿Qué porcentaje de participación tenemos en Chile y cuál sería el óptimo?
—En Australia vemos entre 12% y 15% de mujeres trabajando en la mina, mientras que en Chile hay sólo 2%. Cuando uno mira lo que significa la minería desde el punto de vista laboral, como un segundo ingreso, o bien como un primer ingreso para una jefa de hogar, es muy importante.
Es un trabajo bien remunerado, estable y tiene un montón de beneficios que otras industrias no tienen. Acercar a las mujeres genera satisfacción personal, hace sentir que tienes logros, es un trabajo técnico, requiere habilidades y uno puede ir surgiendo si se va capacitando.

—¿Cómo motivar a las mujeres para sumarse a esta industria dominada por hombres?
—Vamos a tener que pensarlo. Mostrar ejemplos puede ser una buena idea, pero también preocuparnos de abrir espacios donde las mujeres puedan incorporarse. Es un desafío para nosotros, hay que dar oportunidades. En nuestro caso, valoramos mucho la meritocracia, la gente alcanza posiciones en esta empresa que son altas para estándares normales chilenos. Acá no importa de dónde uno venga, ni los apellidos, importa lo que uno sabe.

—Pero no sólo faltan mujeres, hay escasez de profesionales mineros en general para la cantidad de proyectos que se están desarrollando. ¿Hay que encantar a los jóvenes, también?
—La industria tiene muchos desafíos. Quizá no medimos en el día a día lo que significa la minería para Chile, desde el punto de vista de los recursos y responsabilidad fiscal, su importancia estratégica, y laboral.

—¿Qué expectativas tienen para 2011, un año que se prevé record para el cobre?
—Si a Escondida y a BHP Billiton les va bien, a Chile le va bien, porque el futuro de Chile está muy vinculado al precio del cobre. Y gracias a la política de responsabilidad fiscal, hoy se ahorra una gran cantidad de esta bonanza del cobre para la época de las vacas flacas. BHP y Escondida son grandes contribuyentes a través del pago de impuestos correspondiente y de actividades culturales que hacemos, tema que yo no llamo responsabilidad social, sino vincularse con el lugar donde estamos y vive la empresa. Buscamos completar o ayudar a Chile a surgir en cosas que está más rezagado, como la cultura.

“No respondemos a grupos, somos responsables”

—¿Qué tanto puede haber afectado a la minería la imagen del accidente de “los 33”?
—Ese es un hecho que te conmueve a un nivel más emocional. Independiente del sector en que hubiera pasado, los dramas humanos son transversales.

—¿Pueden las grandes mineras hacer más para traspasar prácticas de seguridad a la pequeña minería?
—Vamos a hacer todo lo que nos pidan. Nunca va a ser suficiente y siempre hay que estar alerta en este tema. Cuando ocurren accidentes en la gran minería, en la gran mayoría de los casos, no es por desidia, sino por errores humanos. Hemos aprendido, de alguna manera, a controlar al máximo las conductas humanas, pero éstas no son 100% controlables, siempre ocurren hechos inesperados y sí, podemos traspasar prácticas, pero tampoco aseguran cero accidentes. No obstante, la minería tiene una baja tasa de accidentabilidad comparada con otras industrias, y muchas empresas que no son del sector podrían también aprender.

—¿Cuáles son los mayores desafíos que enfrentan en materia ambiental, considerando la presión ciudadana que existe por el tema?
—No respondemos a los grupos, somos responsables de verdad. Cuando estas cosas están en tu ADN, las desarrollas diariamente. Eso no quiere decir que ocurren eventos, porque somos todos humanos y podemos fallar. En nuestra preocupación cotidiana están los más altos estándares en cuanto a salud, comunidades y medio ambiente. En nuestra carta de valores está cuidar el lugar donde estamos, porque sabemos que en algún minuto uno tendrá que irse. Esa miradx  a está presente desde el día 1. Obviamente, están también los temas de huella de carbono, huella x  del agua entre los desafíos a futuro que debemos abordar.

Mirando hacia el sur en proyectos de Educación

Recart nació en Concepción y se define como profundamente penquista. El terremoto afectó justamente esa zona y tuvo que enfrentar las primeras medidas desde su labor en Hacienda.

Ahora también sigue de cerca el trabajo de Escondida  en dos liceos de Curanilahue y Cauquenes, los cuales esperan entregar íntegramente renovados en marzo de 2013 al Ministerio de Educación.

“Se licitó el diseño arquitectónico, uno se lo ganó Boza y el otro, Pedraza, y ahora están en la fase de anteproyecto, y con la expectativa de un proceso que va a ser como son las cosas en la minería, con una ingeniería cercana a la perfección. Queremos tenerlos entregados en marzo de 2013, son liceos definitivos y de 4 estrellas, no de cinco para no ser presuntuosa”.

Agrega que este tipo de iniciativas les interesa porque “son replicables no sólo por el resto de las empresas mineras o multinacionales, sino que tamabién para demostrar que se puede hacer un esfuerzo público-privado incorporando iniciativas de esta naturaleza. Porque recursos fiscales pueden incorporar la mirada privada para algo público”.

Portada

Economía

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img