Deportes
Compartir | | Ampliar Reducir

Gonzalo Fierro y el "gran peso" de ser el capitán de Colo Colo

Revela las complejidades de su investidura y cuenta las claves para mantener su camarín con la mirada puesta en el título.  

por:  Juan Pablo Baquedano
viernes, 29 de agosto de 2014

Foto ALEJANDRA BASSI/COLO COLO

Ser capitán de Colo Colo es como ascender de grado.

Es plasmar tu nombre en un listado de ilustres ex futbolistas de la talla de Misael Escuti, Leonel Herrera, Roberto Rojas, Raúl Ormeño, Jaime Pizarro, Marcelo Espina y David Henríquez, Arturo Sanhueza, Luis Mena, entre muchos otros.

El reconocimiento de la investidura es tan grande como la responsabilidad que conlleva dar la cara a nombre del equipo en las buenas y en las malas, y eso bien lo sabe Gonzalo Fierro, quien pese a que la temporada pasada ofició de capitán subrogante (Luis Mena, era suplente), se encuentra disputando su primer campeonato con la jineta y con el peso que aquello representa.

"Este semestre es muy distinto para mí. Si bien siempre me he considerado un jugador importante para el plantel y la institución, hoy tengo un rol mayor. El torneo pasado fui capitán porque Luis Mena, el capitán titular, estaba en la banca y yo estaba muy consciente de eso cuando entraba a la cancha. Mena ya no está porque se retiró y me tocó asumir la capitanía, algo que me llena de orgullo.

-¿Es un peso portar esa jineta?

-Sí, es un peso grande y así lo deben haber sentido todos los capitanes que alguna vistieron esta camiseta. No es fácil llevar un camarín donde tienes gente tan experimentada como Justo Villar, que tiene tres mundiales en el cuerpo y por lo tanto más logros y trayectoria que uno, otros que son referentes del equipo y gente joven que necesitan guía.

-¿Has tenido que variar algo de ti para afrontar esta investidura?

-Evidentemente, hay que cambiar muchas cosas. En este puesto hay que dar el ejemplo, porque los más jóvenes se ven reflejados en los más experimentados y también en su capitán. Yo en la cancha siempre he sido una persona que me gusta alegar, gritar, mandar, levantar la voz y ese rol no lo he cambiado nunca y no lo haré ahora. Trato, eso sí, de que mis gritos sean constructivos y de buena forma, no siendo mala leche o perjudicando a mis compañeros. A veces uno se puede ver sobrepasado por las circunstancias del partido.

-¿Qué es lo más complicado de ser el "jefe" del plantel?

-Como capitán me toca ser el que finalmente tome la decisión sobre alguna cosa del plantel, ya sea en la cancha o fuera de ella. Eso es difícil con los más chicos, tener que corregirles cosas o tomar alguna decisión si se comete algún error. Por suerte no ha pasado eso tan fuertemente, pero cuando toque será complicado, porque se puede malinterpretar como que uno lo hace de mala onda, pero es así. Es el costo y el riesgo de ser capitán, hay que estar capacitado para esta función.

-¿Te ha marcado algún capitán histórico durante tus períodos en el club?

-Todos me han dejado algo, pero para mí el más importante es David Henríquez en la época del tetracampeonato, tiene un carácter parecido al mío, se enojaba mucho cuando perdía o jugaba mal. Se la jugaba por los más jóvenes del equipo. Aprendí muchas cosas con él.

-¿Qué detalles de tu camarín no se pueden escapar para ser campeón?

-Un aspecto clave que debe haber siempre para alcanzar el objetivo es la convivencia interna, el día a día, el respeto que nos tengamos entre todos. Este camarín es muy bueno y viene así del semestre anterior. La gente que llegó se ha acoplado de manera perfecta. Lo que privilegiamos en el vestuario es que se logre siempre una buena comunión entre jóvenes, adultos, nuevos y antiguos. Por suerte, eso ha sido espectacular. Todas las mañanas llegamos de buen ánimo, haciendo bromas, nadie se enoja y eso ocurre entrenando y cuando salimos a regiones.

-Todo indica que el título lo pelearán con la U de manera estrecha...

-Será un torneo difícil. El semestre pasado llevábamos más distancia del segundo y ahora estamos tres abajo y resulta que está O'Higgins, Wanderers también, Huachipato está cerca, en fin. Los llamados a ser los favoritos son los más grandes y en este Colo Colo y la U. De mantener la distancia podemos igualarlos en el Superclásico (19 de octubre), a menos que la U pierda puntos antes y nosotros sumemos.

Consejo para la atribulada UC

Usted vivió momentos complicados con Colo Colo, ¿qué consejo le da a sus compañeros de Universidad Católica?

- Con trabajo se consiguen las cosas y si hay que comerse los insultos, habrá que comérselos nomás, porque la gente se manifiesta. Cuando llegué de Brasil me tocó vivir un periodo que nunca me había tocado en el club, con muchas derrotas, perdíamos hasta los amistosos. Todo está en la confianza. La diferencia con ellos es que muchos de nosotros en ese momento éramos jugadores que veníamos de las inferiores del club y por lo tanto sabíamos lo que es ser colocolino, no sé si Católica tendrá en su plantel muchos jugadores nacidos en casa. Hay extranjeros que les da lo mismo el peso de una derrota.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Deportes

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img