Deportes
Compartir | | Ampliar Reducir

Pedro Rebolledo: "Garín es un fenómeno, hay que tener paciencia"

Tras más de una década en España, el histórico tenista chileno volvió a nuestro país con la idea de apoyar en la formación de nuevos valores.  

por:  Daniel Fernández A.
martes, 09 de abril de 2013

Pedro Rebolledo (52) ha regresado a nuestro país después de trabajar desde 2001 en Barcelona, "La Meca" del tenis español.

"Fue una experiencia increíble, aprendí mucho. Los cursos de entrenadores son totalmente diferentes a lo que uno se imagina", indica. "Trabajé con gente como Andy Murray, Juan Mónaco y Svetlana Kuznetsova, les entregué un poco de mi experiencia y creo que la han aprovechado bastante bien", apunta entre sonrisas.

Centro neurálgico de la "Armada Española", Rebolledo trae desde la ciudad catalana varias conclusiones y fórmulas para aportar a la formación de jóvenes valores, lo que intentará difundir desde su nueva posición como entrenador en la rama de tenis de la Universidad Católica.

"Los españoles hacen un muy buen trabajo, entre los clubes, las academias y la federación. Y mi idea es realizar acá lo que pude desarrollar allá, mostrar cómo trabajan", apunta. "Eso es lo que más me interesa, trabajar con la gente joven, que es la que tiene la proyección para convertirse en grandes profesionales".

El fenómeno Garín

Rebolledo revela que, en una nación tan aficionada al tenis como la española, todos nuestros grandes jugadores son reconocidos. Pero no sólo los consagrados, ya que incluso el joven Christian Garín es un nombre que se repite cada vez más en la península ibérica.

"Se está hablando bastante de él, porque en España hay un chico de 15 años que apunta a ser la próxima gran figura y que está más o menos al mismo nivel".

- ¿Quién es?

- No puedo decir el nombre, es una 'joyita' que están guardando en secreto, pero del que más adelante se sabrá y lo va a conocer todo el mundo. Y hablan de Garín como uno de sus grandes rivales para el futuro.

- ¿Qué le parece Garín?

- Lo vi antes en (el ATP de) Viña y me gusta bastante. Tiene una buena proyección, técnicamente tiene muy buena derecha y el servicio lo ha mejorado bastante, sólo que todavía tiene que ser más sólido y consistente, meter más pelotas y no arriesgar tanto, pero eso sólo lo logrará a medida que siga adquiriendo más experiencia.

- ¿Y esa experiencia la adquirirá en el circuito junior?

- Para mí, esa es una etapa que él ya tiene que quemar, no tiene que jugar torneos juveniles. Si quiere ser un número uno tiene que 'quemarse' con los profesionales y jugar hasta que aprenda.

- ¿Y cuál sería su proyección lógica para los próximos años?

- Como a los 18 o 19 años debiera ya estar alrededor de los 100 mejores del mundo, y de ahí prepararse para dar el gran salto... aunque si madura antes, mucho mejor.

- Da la impresión que cada vez cuesta más destacar siendo un adolescente en el tenis actual...

- Sí, es cada vez más difícil, y es por el tema de la experiencia. Antes a los 18 años había un caso que se disparaba, pero ahora son 40 proyectos al mismo tiempo. Ese único niño prodigio ya no existe, se meten todos de un viaje y cada vez es más competitivo destacarse.

- ¿Le pareció bien la decisión de hacerlo jugar tan joven?

- Sí, porque perder es siempre una posibilidad. Y si ahora Garín perdió, el próximo año va a seguir mejorando, porque es bueno que queme las etapas y no pierda la calma por una derrota. Todos hablamos que es la esperanza, pero no hay que ponerle tanta presión. Trató de hacer lo mejor posible, pero seguirá mejorando a medida que juegue más, y va a aprender a enfrentar los partidos difíciles de forma diferente. Es un fenómeno, pero hay que tener paciencia, porque nos va a dar muchas alegrías.

- Usted jugó Copa Davis más de una década, ¿qué le pareció la derrota ante Ecuador?

- Es parte del deporte. Se decía que había que ganar por ranking e historia, pero se está en un período intermedio, donde se les está dando cabida a nuevos jugadores.

- ¿Entra Paul Capdeville dentro de esa idea?

- Si él tiene ganas de jugar y quiere seguir, bienvenido, pero hay que estar conscientes de que siempre hay nuevos valores que vienen desde atrás y piden su espacio.

- Usted jugó en la Zona 2 Americana a comienzos de los 90, en un momento de transición, y ahí apareció Marcelo Ríos, ¿se podría repetir la historia, ahora con Garín?

- Es que es lo que ha pasado siempre en la historia del tenis nacional. Cuando estaba 'Lucho' Ayala, estaba solo; después vino el grupo de Jaime Fillol, Patricio Cornejo, Jaime Pinto y Patricio Rodríguez. Después un vacío y aparecimos Gildemeister, yo, Ricardo Acuña. Y después vinieron el 'Chino', González y Massú. Siempre hemos tenido tres jugadores y eso nos ha bastado, pero es lo que tenemos que superar: tener diez jugadores entre los 100 primeros. Para eso hay que trabajar y apoyar a los chicos, esa es mi aspiración personal y para eso todos tenemos que poner nuestra cuota.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Deportes

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img