Deportes
Compartir | | Ampliar Reducir

Los grandes carretes de la Roja desde el "Puerto Ordazo" al "Urracazo"

Luego de una "tregua" con Bielsa, con Borghi volvió el relajo a la escuadra nacional. Madrugadas en el Tavelli, bautizos "regados", y ahora al trasnoche en la disco... Situaciones similares al escándalo de la Copa América de Venezuela el 2007, con jamones voladores incluidos, que le costó el puesto a Nelson Acosta.

por:  La Segunda
miércoles, 06 de junio de 2012

Acosta con Valdivia, en la Copa América de Venezuela un día antes del "Puerto Ordazo".


En la Copa América de 1957, en Perú, algunos integrantes de la Selección Chilena se tomaron "hasta la molestia", lo que le costó una suspensión al arquero Misael Escuti. E incluso con el estricto Fernando Riera, en la concentración previa al Mundial de 1962 tres jugadores llegaron una hora tarde e ingresaron al hotel en Algarrobo por la ventana de la pieza...

En otras palabras los "carretes" no son algo nuevo en la Roja, aunque en los últimos tiempos han crecido en magnitud y repercusión. Desde los jamones voladores en el "Puerto Ordazo" de la Copa América del 2007, a dos días de un partido con Brasil; hasta el "Urracazo" de anoche, donde dos jugadores fueron a conversar sobre el duelo del sábado con Venezuela...

Entre medio, el regado "bautizazo" y el reponedor desayuno en el Tavelli antes de ir a entrenar, a fines del año pasado. Parece que tras la "tregua" en la era de Marcelo Bielsa, volvió el relajo a la escuadra nacional en especial para Jorge Valdivia, factor común en casi todos estos hechos.

"Caballeritos" en Venezuela

Nelson Acosta ya había tenido que sancionar a dos jugadores durante una gira de la Roja por Europa, en abril del 2006: Mark González y Reinaldo Navia fueron sorpendidos con tres mujeres en la habitación en Irlanda. Ambos se defendieron diciendo que eran admiradoras y que les estaban firmando autógrafos, pero igual el DT los mandó de vuelta a Chile.

El episodio del "Dublinazo" no fue nada comparado con lo de el "Puerto Ordazo" de la Copa América de Venezuela, que terminó costándole el puesto a Acosta.

Chile había clasificado a segunda ronda, y algunos jugadores consideraron que era justo festejarlo: en la madrugada del jueves cinco de julio, Jorge Valdivia, Jorge Vargas, Pablo Contreras, Reinaldo Navia, Rodrigo Tello y Alvaro Ormeño tomaron unos tragos en sus habitaciones y luego bajaron a desayunar en el comedor del hotel, donde se entretuvieron como niños chicos: según testigos, se arrojaron jamones por la cabeza y se esparcieron mermelada en la cara.

Pero no fue todo: destrozaron algunos artículos, que debieron ser pagados por la ANFP, y una funcionaria acusó a algunos de los participantes de haberle faltado el respeto e incluso de acoso sexual.

Conclusión: dos días después Chile enfrentó a Brasil y perdió 6-1, Acosta dejó el cargo y los jugadores fueron suspendidos por 20 encuentros, aunque después se les rebajó la sanción a 10.

El reponedor desayuno

Tras la salida de Acosta llegó Marcelo Bielsa, y con él no hubo actos de indisciplina, al menos que se hayan hecho públicos.

El único incidente bajo su mandato fue la detención de Marco Estrada por conducir bajo la influencia del alcohol, pero el equipo no estaba concentrado y el DT le entregó su respaldo.

La "tregua", sin embargo, finalizó con la llegada de Borghi a comienzos del año pasado. Primero, "off de record": Fabián Orellana y Marco Estrada habrían tenido una salida durante la gira de la selección por Europa en septiembre, y pese a que nunca se confirmó, ninguno de los dos volvió a ser convocado, aunque cumplieron excelentes actuaciones en sus respectivos clubes.

Sí fue público el desayuno reponedor en el Tavelli de Jorge Valdivia y Jean Beausejour, el martes cuatro de octubre, pocas horas antes de ir a entrenar para el partido con Argentina. Según testigos, ambos estaban ebrios y desde una ventana del auto que conducían volaron zapatos, pero como no estaban concentrados no ocurrió nada.

Estado "no adecuado"

Luego, el "bautizazo": El miércoles 9 de noviembre, dos días antes de enfrentar a Uruguay, Valdivia, Beausejour, Arturo Vidal, Gonzalo Jara y Carlos Carmona llegaron tarde a la concentración tras participar en el bautizo del hijo del "Mago", y en estado "no adecuado", según dijo el DT. En otras palabras, estaban ebrios.

Los cinco fueron suspendidos por 10 partidos, castigo que a Vidal se le rebajó a la mitad.

Y ahora, el "urracazo", de Medel y Vargas. Uno está lesionado, y el otro intenta ganarse un puesto en Italia.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Deportes

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img