Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Realizadores en alza: Juan Ignacio Sabatini y el contraataque independiente

La productora Villano lidera el panorama audiovisual. Un mercado que maneja cerca de 80 millones de dólares anuales en generación de contenidos.  

por:  Rodrigo Garrido T.
viernes, 30 de enero de 2015
Imagen
Imagen
jQuery Carousel
No ha logrado despertar al prime de TVN, pero "La cultura del sexo" da que hablar. Las aventuras de los conductores, el sexólogo Rodrigo Jarpa y la actriz Natalie Nicloux, generan revuelo en las redes sociales. Cada capítulo es trending topic en Twitter y las repeticiones de los episodios en Las Vegas y Tokio superan largamente las mil visitas en Youtube.

El espacio que recorre países para mostrar cómo se vive la sexualidad en otras culturas promedia 4.9 puntos de rating. Varios de sus capítulos son dirigidos por Juan Ignacio Sabatini, realizador que aparece con fuerza en la escena. Es uno de los socios de la productora Villano, junto con Juan Pablo Sallato e Ismael Larraín, una de las generadoras de contenidos que han logrado notoriedad adjudicándose emblemáticos proyectos audiovisuales.

Más allá de los resultados de sintonía de "La cultura del sexo", el espacio representa la impronta que la productora se impone en cada uno de sus emprendimientos. "Perseguimos contenidos que aporten. Innovación, nuevas miradas... ¡Y vamos adelante!", dice Sallato.

Villano es parte de un grupo de productoras que reflejan el crecimiento del mercado televisivo y el cine chileno en las últimas dos décadas. La generación de contenidos independiente se instaló con fuerza en la industria, es un sector dinámico de la actividad cultural y económica que, según datos de 2013, da trabajo a más de 70 mil personas.

Se financian produciendo publicidad, cine y TV, articulando un mercado potencial de ingresos que bordea los 80 millones de dólares anuales.

Grandes éxitos de TV son realizados por productoras independientes y todas las películas que han triunfado en el extranjero como "No", "Gloria" y "La Nana".

Exitos de taquilla como las películas de Stefan Kramer o "El chacotero sentimental" fueron realizadas por independientes.

En los registros de los principales fondos concursables postulan anualmente alrededor de 100. Sin embargo, se habla de un universo potencial de más de 1.000 sociedades a lo largo del país que generan contenidos propios o prestan servicios.

Otras se dedican al arriendo de equipos como cámaras robóticas, luces y montaje de escenarios. Hay especializadas en las más diversas temáticas: Turismo, aventura, cocina, telefilmes, documentales, etc.

Sabatini y cía.

Sabatini, Sallato y Larraín son una sociedad hace 12 años, cuando comenzaron a gestar el documental más visto en la historia del cine chileno, "Ojos rojos" (2010), que narraba la pasión popular en torno a la Selección Chilena.

Ese trabajo les dio el reconocimiento que necesitaban para seguir buscando oportunidades, donde lograron, en 2013, un Altazor por la dirección de "Adictos al claxon", que exhibió La Red.

Así han forjado su camino el hijo de Vicente Sabatini y sus socios de Villano, postulando a financiamiento de distinto tipo para lograr objetivos. "Buscamos conseguir los indicadores de éxito de cualquier productora: Hacer coproducciones internacionales, publicidad, películas, contenidos propios y contenidos para la televisión. Fábula o Wood Producciones son el camino a seguir. Empresas serias que se han dedicado a apostar por distintos contenidos, ofreciendo un estándar de calidad a todo nivel, y de paso nos abrieron fronteras a todos los realizadores nacionales", dice Sabatini.

De Pinochet a Zamudio

TVN es el principal cliente de Villano. Con ellos preparan "Solos en la noche", basada en el libro de Rodrigo Fluxá. La serie cuenta el día del asesinato de Daniel Zamudio, su vida, la de sus familiares y asesinos.

Comenzarán a grabar durante febrero en San Bernardo, el Parque San Borja, el Eurocentro y Providencia. Fluxá participa en los guiones, y por estos días la producción se encuentra cerrando el casting. No tienen nombre definido ni fecha de estreno; sin embargo, se trata de uno de los proyectos en los que señal tiene cifradas altas expectativas y por estos días ha acelerado el proceso para tener resultados a la vista.

El otro proyecto que les quita el sueño es el filme "Los fusileros", con el que ganaron 135 millones de pesos del Fondart.

El rodaje, que cuenta la historia detrás del atentado a Pinochet en 1986, comenzaría el próximo año. "Es de esos proyectos que se cocinan a fuego lento. De características muy distintas a la TV. El resultado del fondo audiovisual es una gran ayuda, pero es un cuarto del presupuesto de producción. La buena noticia es que ahora tenemos plata para ir a buscar más plata y hacer la película", dice Sabatini, sobre el proyecto en el que también participa Juan Cristóbal Peña, autor del texto original.

La oportunidad

Juan Ignacio ve una oportunidad en el momento que vive hoy la TV para el desarrollo de ideas y la innovación. "Es el instante propicio. Nos cuestionamos los contenidos y eso es una oportunidad para proponer cosas nuevas y estimular la relación entre los canales y actores independientes, como las productoras. El mercado está dinámico y es receptivo a nuevas propuestas, porque el mundo cambió. El cómo accedemos a los contenidos, a qué contenidos y cuándo, es tema central para postular nuevas formas de conexión con la audiencia. Los realizadores debemos entender que trabajamos para el público y no para 5 personas encerradas en una sala. Tenemos que lograr ese puente, conectar desde diferentes lugares, porque hay público para todo".

Otro tema que Sabatini destaca es el acceso que pueden tener los realizadores hoy. Símbolo de la autogestión, para el realizador el contexto actual es único. "Chile tiene una buena plataforma de fondos. Es un país que te premia desde la idea, hasta la distribución final del proyecto. En ese sentido, es inmejorable. Los concursos, como la palabra lo dice, son eso y están supeditados al juicio de personas. Ganas o pierdes, y es la ley del juego, pero nadie puede sentirse al margen de los procesos selectivos".

Sallato valora también el actual escenario. "Es muy auspicioso el que haya tantos realizadores y que se abran oportunidades para seguir proponiendo. La gracia es tener diversidad de contenidos y que efectivamente mejoren los espacios de cultura, la ficción y que se pueda acceder a mejores horarios para que los programas puedan ser vistos por más público".

En el análisis final, Sabatini dice que parte importante del desafío de los realizadores está en asumir un cambio que va más allá de la pantalla. "El país cambió. He llegado a escuchar que «el Transantiago cambió los hábitos de los chilenos» y afectó a la TV. El país crece, avanza y la gente usa su ciudad. Ahora está en la calle y no está todo el día viendo televisión... Las conductas se modifican y hay que modificar los mensajes. Eso de partir un programa con expectativas de 50 puntos de rating se acabó. No existe. A nosotros no nos obsesiona el rating, las productoras no trabajamos por el rating, pero los canales sí, porque tienen que financiarse".

Temas de fondos: ¿Cómo se financian las productoras?

Las principales vías de financiamiento para la producción audiovisual en Chile son los fondos concursables, coproducciones y aportes de privados.

Los fondos concursables provienen del Fondo de Fomento a la Calidad del CNTV y del programa de Fomento al Cine y a la Industria Audiovisual de Corfo. Ambos promueven la ejecución de proyectos para cine y TV en el mercado nacional e internacional.

Las coproducciones con canales de TV son otra vía de financiamiento y a lo largo de las últimas décadas también se han realizado exitosos programas gracias al aporte de privados como por ejemplo "Cazadores de la ciencia" (Fundación Chile), "Con qué sueñas" (Fundación Luksic), "Una belleza nueva" (Minera BHP Billiton), "Pueblos originarios" (Minera Escondida), etc.

Al Fondo-CNTV postulan mayoritariamente productoras independientes.

En 2014, de los 22 ganadores solo 7 participaron con un canal asociado en la postulación.

Ningún canal nacional postuló en solitario.

Para el concurso 2015 está contemplado un monto de $3.953.225.000 a repartir.

No están solos: El poder del gremio

La Ley de Fomento Audiovisual de 2004 marca un hito en la historia de la producción independiente. Con su publicación, el Estado ha entregado ininterrumpidamente recursos para capacitación, creación y desarrollo de la industria audiovisual.

Con los años, las productoras se han ido aglutinando para ir en la búsqueda de mejores condiciones para la realización de sus trabajos.

Varias de ellas se encuentran afiliadas a la Asociación de Productores de Cine y Televisión (APCT), que agrupa a un total de 35 empresas, de las cuales más de 20 producen contenidos para la televisión.

La APCT agrupa a las más reconocidas en Chile y en el extranjero, entre ellas se anotan Fábula, de Pablo y Juan de Dios Larraín; Wood Producciones, del cineasta Andrés Wood, y Surreal, del documentalista Chistian Leighton. Estos dos últimos son vicepresidentes de la asociación.

El actual presidente es Sergio Gándara, de Parox, responsable de éxitos como "Los archivos del cardenal" y "El reemplazante".

Como gremio, la APCT da trabajo a por lo menos 1.000 personas mensuales. Se estima que al menos los 5 operadores más grandes contratan en promedio a 150 personas mensuales. Muchos contratos se hacen por proyecto y el promedio general de empleados base de cada productora es de 5 a 20 personas.

En su etapa de mayor dinamismo, a comienzos de los 2000, el mercado chileno tuvo presencia de importantes conglomerados dedicados a la venta y producción de formatos internacionales como Endemol y Eyeworks-Cuatro Cabezas, entre otros.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img