Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Alejandro Sieveking y "Tres tristes tigres": "Los chilenos aún le tenemos miedo a la pobreza"

La obra de 1967 tuvo un reestreno anoche, en CA 660, bajo la dirección de Willy Semler.  

por:  Augusta Silva C.
miércoles, 28 de enero de 2015

Kiki Rojo, Erto Pantoja, Remigio Remedy y Paty López.


En 1967, Alejandro Sieveking vio por primera vez en el teatro su obra "Tres tristes tigres". Un año más tarde, fue llevada al cine por Raúl Ruiz y ahora -ya convertida en clásico absoluto- vuelve bajo la dirección de Willy Semler.

Anoche tuvo su estreno en el Teatro CA 660, con Remigio Remedy, Patricia López, Erto Pantoja y Kiki Rojo en el elenco. Hoy y mañana, repiten función.

Discreto-salvo por su altura- Sieveking sale a fumar un cigarrillo durante el intermedio. Se ve emocionado detrás de esos anteojos Jack de grueso marco negro. La buena pinta lo sigue acompañando a los 80 años. Dramaturgo, director y actor chileno, tiene a su haber más de 40 obras de teatro, incluidas "Parecido a la felicidad", "La Remolienda" y "Animas de día claro".

Un fiel reflejo de la época fue lo que hizo el autor hace 50 años y lo que hoy vuelve a sorprender. "Es un retrato vigente todavía: personas desesperadas por sobrevivir. La angustia por sobrevivir es permanente, por eso la obra sigue vigente. Hay obras que tuvieron un gran éxito y ahora nadie se acuerda de ellas y es porque retrataban una cosa importante del momento, tal vez una angustia menos vital", dice el escritor.

"Los chilenos aún le tenemos miedo a la pobreza. Le tenemos miedo al futuro. Si te enfermas tienes que ir a la clínica, muchas cosas se solucionan con plata. La angustia de no tener un colchón, por ejemplo. Son miedos que ha tenido el hombre desde que es hombre y no creo que eso vaya a cambiar aunque cambie el sistema o se perfeccione. Estos tres tristes tigres están todavía en cualquier departamento de Santiago", comenta.

"No hemos tocado ni una coma del texto original"

El director de la obra, Willy Semler, encontró la obra junto a Pantoja. "Nos pareció magistral, tremendamente local, idiosincrática y a la vez, tremendamente global. La obra representa al chileno actual guardando las proporciones. No hemos tocado ni una coma del texto original, está tal cual como lo escribió Alejandro. Nosotros tratamos de interpretar lo que estaba en su cabeza cuando lo escribió", explica Semler.

"El montaje está ambientado en los 60 por dos motivos. Primero, porque esa estética es maravillosa y, segundo, porque con la llegada del hombre a la luna y el asesinato de Kennedy, entre otros, se creía que el mundo iba a cambiar 180 grados. Y no pasó nada. 50 años después en Chile las cosas no han cambiado en absoluto. El alma del chileno sigue siendo arribista, aspiracional e inconformista".

Paty López, también productora de la obra, agrega: "La miseria humana sigue existiendo en este país. Alejandro, con esta obra, siembra lo que es el Chile de hoy, un chileno que vive a punta de chirimoyos, en Dicom, de endeudamientos. Es una obra que invita a reflexionar".

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img