Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Red Compartir: La iniciativa que busca fortalecer al teatro independiente

El proyecto que presentan mañana estimula y potencia la colaboración entre compañías.  

por:  Ignacio Waissbluth
lunes, 26 de enero de 2015

La obra "La carne" de la compañía Cuestión genética, dirigida por Rodrigo Canales.


Sólo 19 proyectos de artes escénicas, de un total de 154, fueron beneficiados por el Fondart este año. Frente a esa realidad, al actor y director de teatro, Rodrigo Canales, se le ocurrió crear una plataforma para estimular la colaboración entre compañías de teatro independientes, haciéndose cargo de lo que el considera una de las principales necesidades de la industria cultural: la falta de redes y de capital social.

Red Compartir se llama el proyecto que surge luego de una investigación financiada por el Fondart 2013, con la que se llegó a un diagnóstico categórico respecto al estado en el que se encuentran hoy las compañías nacionales. Su objetivo es establecer un modelo de gestión inteligente, que aproveche al máximo los recursos disponibles para reducir gastos.

"La situación del arte y los artistas es más precaria que lo que se puede apreciar desde afuera de la actividad. Hemos llegado a un punto donde el Estado hace su máximo esfuerzo para poner a disposición recursos para el desarrollo de obras puntuales vía fondos concursables, pero hay dos ejes en cuestión: la subvención de proyectos de corto plazo y la concursabilidad permanente. Estos dos factores han generado un sistema que está a punto de colapsar", dice Canales. Para el gestor de la idea es un momento crucial para instalar este modelo de colaboración. "Creemos que iniciativas de asociatividad, pueden dar luces de cómo redirigir la política cultural y volver a atraer al mundo privado, cada vez más lejano de la problemática de los creadores".

Red Compartir intenta instalar un modelo de colaboración entre compañías de teatro independiente, dónde se trabaja en base a dos conceptos clave: autogestión y sustentabilidad. "Es más práctico tener acceso a los bienes que poseerlos", cuenta Canales.

Costos y beneficios

El consumo colaborativo permitiría, por ejemplo, que los bienes técnicos que posee una compañía de teatro (focos, cables, proyectores, mesas de iluminación, equipamiento de sonido, etc.) puedan ser utilizados por distintas compañías. "Por lo general esos equipos se usan únicamente durante las temporadas a público que duran entre 3 y 6 semanas. La idea es que durante los ensayos y en cualquier otro momento del año en que no hay funciones a público, estos equipos, se puedan prestar a otra compañía para que los aproveche", agrega Canales.

Este sistema de préstamo e intercambio de insumos, permitiría, según él, "disminuir significativamente los costos asociados a la producción de obras de teatro, elevando la eficiencia en el trabajo y dejando a los artistas aprovechar al máximo los frutos del proceso creativo".

De igual forma, Canales sostiene que: "La red permitirá compartir experiencias y proyectarse con ideas en común. Va a aportar a que la sociedad tenga una visión más compacta de quienes integramos este sector. Tener una plataforma común de inspiración productiva fortalecerá el piso sobre el cual nos relacionamos con otros sectores de la sociedad, tanto en el sector público como en el privado. En ese sentido, el proyecto es una oportunidad para que las empresas encuentren un aliado en el desarrollo de sus áreas culturales".



 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img