Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

"Ursaris" en el GAM: Vuelve el domador de osos que lidera el revival del circo en Santiago

El show, inspirado en los ritos de Europa del Este, fue alabado por Gustavo Meza. Tendrá 5 funciones.  

por:  Catalina Cabello
martes, 20 de enero de 2015

Los actores se preparan durante4 horas antes del espectáculo.


Foto GAM

Violenta, pero intensamente icónica: Así es la historia de los domadores de osos que por siglos causaron furor en Europa del Este. Doblegar y amaestrar al animal más grande que se puede encontrar en ese continente era una hazaña y para eso los ursaris, gitanos a cargo de los shows, raptaban al osezno, le ponían un aro de metal alrededor de la nariz -la zona más sensible del animal- causándole una herida que nunca cicatrizaba. Después, les quemaban las patas delanteras para que el animal caminara de pie y le sacaban las garras. La compañía Circo Pacheco-Kaulen y Hnos. recogió esa historia, pero con un giro menos traumático.

Durante dos años estudiaron la naturaleza del espectáculo, a los gitanos que se movían entre la India y España, leyeron a antropólogos e investigaron los instrumentos que son parte esencial al momento de "hipnotizar" mamíferos. De hecho, mandaron a fabricar a luthiers de Bulgaria, Turquía, Pakistán y Rumania instrumentos como la zurna y la gadulkas.

Así nació "Ursaris, el último encantador de Osos", un show de circo teatro que se estrenó en septiembre en el GAM, siendo éxito de crítica y público. Cerca de 2000 personas la fueron a ver. Gustavo Meza, director del Teatro Imagen, y Rodrigo Malbrán, director de la Escuela La Mancha, se han acercado a alabarlos.

Ahora, en el marco de "Lo mejor del GAM", regresan con 5 funciones (del 20 al 24 de enero, Plaza Zócalo).

"La historia es muy sanguinaria, pero pensamos en una versión sin violencia y que busque otra manera de relacionarse con los animales. Así creamos a Laszlo, un gitano que reniega de la tradición y que encuentra en la música una forma de encantar a la osa Koqoshka", cuenta Álvaro Pacheco, el actor y músico que interpreta a Ursaris. Carola Sandoval personifica a Koqoshka. Ana Harcha dirige.

Nunca decir la verdad

"El público agradece la estética. Han venido a ver el show búlgaros, rumanos, húngaros y nos preguntan si somos de allá. No creen el nivel de detalle. Los adultos se transportan a su infancia viendo a esta osa que baila ballet".

Con los niños pasa algo más intenso aún y por eso la compañía se autoimpuso una cláusula: "Nunca decir que la osa no es de verdad". "No hay absolutamente ninguna fotografía de Carola sin su traje: Jamás mostramos a la actriz detrás de Koqoshka. Siempre vamos a mantener la ilusión para que los niños le cuenten a otros niños que sí vieron a una osa haciendo acrobacias y bailando", asegura Pacheco.

"El espectáculo es muy exigente físicamente y la preparación se inicia 4 horas previo al show", cuenta. Para las acrobacias entrenan con cinco veces más dificultad que en el show.

Pacheco aclara que la compañía no es una familia de circo, sino que son artistas que decidieron trabajar el formato, que, por otro lado, es muy mal mirado por el círculo artístico nacional.

"En Chile, el circo se mira despectivamente, como el hermano pobre. El medio artístico de este país es ciego de lo que realmente pasa, pero nuestro show se sustenta en sí mismo: Llenamos la carpa y les demostramos a los centros culturales que podemos ser más masivos y rentables que el teatro de autor y la danza".

Otras obras que se presentarán son: "La fantasma cosquillosa", obra de títeres y marionetas escrita por Alejandro Jodorowsky. El montaje no se ha presentado en Chile desde los 50. "Payasadas alegres", un espectáculo de improvisación; "Circo de A'Onde", que incluye elefantes mecánicos. Los montajes estarán del 20 al 24 de enero en la Plaza Zócalo del GAM.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img