Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

A cargo de Claudia di Girolamo: "Comandos poéticos" se tomaron Quinta Normal

Actores susurraron al oído poemas de Gabriela Mistral a los transeúntes.  

por:  La Segunda
lunes, 05 de enero de 2015
Imagen
Imagen
jQuery Carousel
Explanada del Metro Quinta Normal. 10 de la mañana de hoy. Una mujer -que usa vestido rosado- toca el violín y lidera un grupo de 7 jóvenes que van encapuchados con la bandera chilena.

El grupo lleva, además, tubos de plástico y unas cajas de madera que funcionarán como asientos. Tras unos segundos, los muchachos dejan su rostro al descubierto y empiezan a entonar, a través de los tubos, el poema "Besos" de Gabriela Mistral.

La gente que sale y entra al Metro queda mirando, curiosa. Un joven toma fotos con su smartphone.

Los muchachos -egresados y estudiantes de las escuelas de Teatro de la PUC y la Universidad Mayor- agitan unos pañuelos blancos que sacan de sus bolsillos e invitan a siete transeúntes a sentarse en los bancos: Toman el PVC y les recitan, al oído y en susurros, diferentes poemas de la Premio Nobel. El factor en común es que todos los versos son exclusivamente de amor.

Al terminar, llevan a las personas de vuelta a donde las recogieron. Se unen para entonar fuerte y alto "Cosas", otra creación de Mistral. Luego, se ponen sus capuchas y salen corriendo de vuelta a una van que los espera en la esquina. Todo dura 20 minutos exactos.

La escena es parte de los "Comandos poéticos", proyecto que ideó Claudia di Girolamo junto a Rodrigo Pérez, y que ellos definen como "una intervención escénica en espacios urbanos que invita a los transeúntes a detener su marcha y abrir sus sentidos y sensibilidad a la poesía más desconocida de Gabriel Mistral". Para esto ensayaron un mes y medio.

Hoy fue el debut en el marco del Festival Santiago a Mil. En la tarde partirán a hacer lo mismo, pero en la comuna de Puente Alto, específicamente en el consultorio Karol Wojty {lstrok} a. Esperan tener más de estas apuestas en lo que va de enero.

"Me gusta porque la gente acude fácilmente, aplauden. También hay personas que no se atreven, que creen que las van a sacar a bailar, pero la idea es irrumpir. Las personas no saben que va a llegar un grupo de actores a hacer algo: invadimos un espacio de la mente que está, existencialmente, en blanco porque la gente está en tránsito. Con esto regalamos un espacio de descanso y paz", dice Claudia.

La señora María fue una de las que presenciaron el "comando". También le susurraron al oído "La bailarina". "El poema tocó fibras en mí. Me hizo llegar a mi juventud", comentó al final. 

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img