Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Polo Ramírez y el duro año televisivo: "Canal 13 se ha defendido con dignidad"

Pieza clave en cuatro frentes de la programación de su señal, el periodista reflexiona sobre los fenómenos que marcaron la pantalla en el 2014.

por:  La Segunda
viernes, 19 de diciembre de 2014

Por Rodrigo Garrido T 

Lleva 12 años trabajando en televisión. Paulo Alberto Ramírez Corvalán -Polo, en pantalla- es de esos tipos que pese a que tiene 48 años, pareciera haber tenido tiempo para realizar cuanto quiso en los medios de comunicación.

A los 17 años entró a la universidad, tras un destacado desempeño en el colegio, desde donde salió a buscar suerte con promedio 6,4. Su perfil siempre fue humanista, miembro activo del grupo de teatro en el Seminario Menor.

Fiero lector adolescente; admirador de Oriana Fallaci, de pluma fácil. Se tituló de periodista en la UC.

Escribió en economía y negocios, en política y fue autor de cerca de 500 críticas de TV para El Mercurio. Fue fundador del proyecto Emol.

En los primeros años de los 2000 asumió como director de estándares editoriales en Canal 13, cargo ejecutivo que dejó agobiado, pero no abandonó la tele.

Hoy es rostro multifuncional de Canal 13: a cargo de "Teletrece AM", panelista estable del matinal "Bienvenidos", rostro de programas culturales de la franja "Planeta 13" y hombre a cargo de "Sábado de Reportajes".

También es voz de radio Duna para el programa "Aire fresco".

Se considera afortunado "En toda mi carrera, jamás sentí lo que siento ahora. Es una satisfacción y plenitud incomparable. Me permiten estar en todas las áreas que disfruto: entretención, información y cultura", dice el Gran Compipa de la Cumbre Guachaca 2013, casado con una profesora de historia, padre de Sebastián (27), María José (24), Samuel (17) y Elisa (15).

-¿Cuál es el secreto para una trayectoria tan versátil, Polo?

-He tenido la flexibilidad de adaptarme a todos los campos y cambios que ha vivido el canal.

-¡Y qué cambios en el último tiempo!

-Sí, pero los más radicales se viven distinto, de acuerdo al rol que uno cumple. Hoy estoy en los últimos niveles en cuanto a la toma de decisiones y es un agrado. Cambios siempre hay. Hay momentos de gloria y de crisis. Estar en la posición que hoy me encuentro me permite hacer mejor mi trabajo y empujar desde abajo. Es más cómodo que estar tomando decisiones en la altura, que es siempre ingrato.

-¿Por qué la televisión se ha visto tan golpeada por los nuevos fenómenos comunicacionales?

-La transformación tecnológica ha significado una amenaza para los medios tradicionales. No hay ningún medio que se salve. Aparecieron nuevas audiencias que se manifiestan de manera distinta. Hay multiplicidad de plataformas, formas de expresión y comunicación, entonces los medios y sobre todo la TV, que durante mucho tiempo fue ama y señora de la realidad, hoy es apenas uno de los contextos en los que la gente se comunica. Eso ha significado tener que pelear de distinta manera por el compromiso del público. El escenario actual es: 7 canales abiertos contra 100 más en el cable, Netflix, Youtube, etc.

-¿Fue el 2014 un año malo para la industria en su totalidad?

-No. Creo que fue un año en el que se ha consolidado el nuevo escenario de los medios de comunicación. Esta industria depende de los avisadores y eso indudablemente es cada vez más duro. Lo que ha tenido este año es que se ha movido el escenario de una manera muy repentina. Y ojo que comenzó peleado, pero aparecieron las teleseries turcas y eso le abrió a Mega la posibilidad de mostrar todo lo que ha venido presentando.

-En ese escenario, ¿cómo evalúas el desempeño de tu canal?

-Canal 13 se ha defendido con dignidad y reafirmando sus convicciones a través del trabajo de Prensa y la entretención, que son espacios en donde hay una búsqueda de un determinado tipo de televisión mucho más profunda. A eso no hemos renunciado, pese a las dificultades.

-No ha estado libre de decisiones radicales.

-Cuando se lanza una teleserie que marca la quinta parte que la competencia hay que reaccionar, pero no volverse loco.

-¿No ha pasado eso en Canal 13?

-En el canal no veo a nadie volviéndose loco ante los escenarios difíciles. En los 12 años que llevo en la televisión, he aprendido mucho de los altos y bajos. Se entiende que cualquier día pasas del primer al cuarto lugar.

-El 2015 se ve complicado para la industria, ¿se puede hacer mejor televisión a bajo costo?

-La televisión es cara de hacer y la buena televisión aún más. No depende exclusivamente de la plata, porque la buena televisión depende de muchos otros factores, pero sin una cantidad mínima de plata no se puede hacer televisión. "Los 80", por ejemplo, es lo mejor que se ha hecho para mi gusto, pero es una serie que se hizo invirtiendo todo lo que se necesita para crear un proyecto de esa factura.

-¿Y se pueden sustentar más proyectos así?

-Ese es el problema. La pregunta es si los canales están dispuestos y para cuanto da. Eso no significa que haya que hacer sólo ese tipo de programas y rellenar con cosas malas. Yo soy de los que cree que hay trabajar al largo plazo.

¿Estrategia o táctica en la TV?

-Creo mucho más en la estrategia que la táctica. La táctica es la reacción de último minuto para programar una cosa en busca de una ganancia inmediata, para apalancar o dar una mejor entrega. Creo que eso usado con moderación puede tener efectos positivos, pero en exceso puede hacerte perder la estrategia. En Canal 13 la estrategia es clara: Televisión calidad en sus distintas expresiones.

El mercado de la noticia

-¿Es competitiva la oferta actual de Canal 13 en las noticias?

-Y consistente, dentro de un proyecto a largo plazo.

-¿Qué es noticia hoy en Chile?

-Aquellos hechos que tienen una resonancia emocional y práctica a la vez en la gente. Noticia es una tontera que alguien sube a YouTube, sin que sea necesariamente noticia pura. Pero es un tema de interés, dependiendo del contexto. Las noticias del central no son lo mismo que los otros horarios. Son una selección de los hechos para entregar una visión del día y proyectar lo que viene. Durante los informativos de la mañana la realidad es otra, es la marcha que está impidiendo el transito, la contingencia. Aquello que en el momento está afectando a las personas.

-¿Cumple la TV su rol en la búsqueda de la verdad?

-Todos tratan de hacerlo, el público no solo ve TV, sino que también lee lo que hay detrás y en esa lectura es capaz de reconocer los grados de verdad en lo que se está mostrando. La credibilidad es fundamental, es una conexión entre los que están en pantalla y el público. Esa relación se puede romper con facilidad, pero se debe construir escuchando a la gente y participando de lo que a ellos les interesa.

-¿Cuáles son los próximo desafíos para el mercado de la noticia?

-Seguir mejorando, siempre. Uno de los problemas que ha tenido en la historia el periodismo televisivo, es que se fue alejando de los intereses de las personas. Se asumía que lo que sucediera en las 8 cuadras alrededor de la Moneda era efectivamente de interés para las personas. Y no es así. Tiene trascendencia cuando se trata de subir o bajar impuestos, el precio del petróleo, etc, pero la TV tiene el llamado y la vocación de mostrar, describir e iluminar la realidad desde sus televidentes.

-Nada es tan al azar ahora en la pantalla, parece.

-En la televisión no hay nada realmente improvisado, todo está cuidadosamente estudiado.

 Lo dijo alguna vez... y lo reafirma

La televisión ha caído en la tentación de enfocarse en alguna de las expresiones más bajas del ser humano. La violencia, el sexo, el escándalo (2012): "Pero ahora el público nos está diciendo que quiere una mirada más positiva acerca de la realidad, el país, las personas y lo que está pasando. Hay un público que se siente abusado, indignado, que quiere que lo escuchen. Yo me alegro que la TV esté abierta a esa diversidad de público. Es mucho mejor que enfocarse en aquellos que disfrutaban con la exacerbación de lo insignificante. Le dieron tanto a ese público que la gente de hastió y nos hastiamos nosotros también".

No me gustó mucho ser ejecutivo... requiere otro tipo de destreza que yo no tengo... Para mí, esa pega era muy difícil y muy ingrata (2010) "Fui director de estándares editoriales en Canal 13, la persona encargada de velar porque las definiciones editoriales estén bien expresadas en la programación. A veces era como tratar de cuadrar el círculo, porque la televisión en sus formas muchas veces es incompatible con la forma de ver la realidad por parte de una universidad. En la TV está expresada de manera directa y muy elocuente la cultura popular, eso a mucha gente le choca. Nunca asumí ese trabajo como una persona que buscaba qué sacar de pantalla para mejorar. Yo, al contrario, buscaba qué poner en pantalla para ser mejor. Para mí esa pega no era cortar, mi papel era sumar y asegurarme que los programas se pudieran emitir. Ese rol solo se puede establecer si hay confianza y trabajo en equipo. Los canales entran en crisis cuando esas confianzas se empiezan a derrumbar. Muchas veces esta es una escalada que empieza en lo más alto de la pirámide. Si miras la historia de los canales te das cuenta que las crisis comienzan en los gobiernos corporativos y se convierten tarde o temprano en crisis en la pantalla.

Prefiero mil veces ser guachaca que cuico, no miro el mundo dividido en clases sociales (2013): "Lo sigo pensando, uno se cría en un mundo bastante limitado. Yo hasta que no trabajé en TV, no descubrí realmente la gran diversidad que tiene Chile".

Mi nombre producía anticuerpos, porque fui crítico de televisión. Todos esperaban que me 'cayera'. Lo pasé mal, hasta que fui generando lazos (2012): "Lo más difícil que me tocó enfrentar en la televisión fue la desconfianza que tenían hacia mí por venir de los diarios o por haber sido muy despiadado con algún personaje en mis críticas".

Actualidad, colegas y la portada soñada

Nota a Bachelet: "Me quedo con la del 2006".

Título para una película entre Cuba y EE.UU.: "Hoy por ti, mañana por mí".

Iván Núñez-Maca Pizarro: "No veo las noticias de CHV".

Mónica Pérez- Amaro Gómez: "Ella es una tremenda amiga y periodista. A Amaro lo admiro".

José Luis Repenning- Soledad Onetto: "Le recomendaría que el éxito y el fracaso siempre hay que mirarlo con sentido crítico".

Ramón Ulloa- Constanza Santa María: "Ramón es de los periodistas más sólidos en Chile y la Cony es la mejor periodista que hay en la TV".

Qué diría la portada de La Segunda con tu foto como Rey guachaca: "¿Y ese huevón que hace ahí?".

Un regalo para Mauricio Bustamante: "Lo tiene todo".

Regalo de navidad para Canal 13: "Otro proyecto como «Los 80»".

El deseo para TVN el 2015: "Aguante".

Para CHV: "Humildad".

Un regalo para Mega: "Ya tienen demasiado".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img