Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Gonzalo Valenzuela ahora es Garfio: "Mis hijos cada día son más importantes en mis decisiones"

Sus tres pequeños lo convencieron de aceptar el rol con el que debuta en los musicales. Pausa perfecta tras un intenso año de teatro y TV.  

por:  La Segunda
sábado, 13 de diciembre de 2014
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Mano a mano: "Payasos, olor a foco y el miedo a perder la conciencia"


El más grande prejuicio en torno a un actor:
"Que somos divertidos, payasos y no tenemos vergüenza".


El olor que te recuerda a tu trabajo:
"El olor a maquillaje, el olor a foco también".


¿Pitucas o sin lucas?:
"Ninguna de las dos".


Tu personaje del archivo que te provoca pudor:
"Ninguno. Son todos partes de un proceso y gracias a cada uno de ellos estamos sentados acá".


La vida después de los 40:
"Falta todavía, viejito. En 5 años más hablamos".


En una palabra, Gonzalo amigo:
"Leal".


Borra un aspecto del costo de la fama:
"La impertinencia de los medios".


Argentina:
"Mi segundo hogar".


"El Feo":
"No se lo pierdan, quedan funciones hasta el 20 de diciembre".


El temor que se va acrecentando con los años:
"El miedo a perder la conciencia".


Relación con las redes sociales:
"Casi nula".

Cine, teatro, televisión, comedia, drama, danza, dramaturgia corporal. La trayectoria de Gonzalo Valenzuela contaba, aparentemente con todo lo que le pidieran. Sin embargo, hace unos meses llegó una singular oferta que no lo dejó indiferente: "¿Quieres ser el Capitán Garfio en «Peter Pan»?". Cortó el teléfono y se quedó pensando. Tras un análisis profundo, dijo Sí. "Lo pensé bastante, porque nunca había hecho un musical, pero lo hablé con tres personas muy importantes que me convencieron: Mis hijos", cuenta.

Nada que hacer ante la petición suprema y la felicidad de Alí (2), Silvestre (6) y Ambar (12), que desde ese minuto se convirtieron en cómplices de una aventura que tendrá a Gonzalo bailando y cantando en escena (ver recuadro).

"Estaban felices, no podían creer que el papá iba a ser el Capitán Garfio. Todas las cosas que había hecho eran más bien para adultos, nada para niños. Entonces, que mis hijos me puedan ver en esto me pone feliz. Van conmigo a los ensayos, están ansiosos. Cada día son más importantes en mis decisiones", dice evidentemente como orgulloso papá.

El musical "Peter Pan" llega justo en un momento de pausa para Gonzalo, tras el fin de las grabaciones de "No abras la puerta", la teleserie nocturna de TVN y la exitosa temporada de "El Feo", obra en la que comparte escena con Diego Muñoz, Nicolás Saavedra y Andrea García-Huidobro en Centro Mori. "Ha andado muy bien y lo hemos pasado muy bien. Es un gran nombre «El Feo», tiene carisma y la gente lo pasa bien".

Valenzuela saca cuentas optimistas, incluso cuando habla de televisión, un terreno que conoce bien y donde, asegura, todavía hay mucho por hacer.

¿Y la TV?: "Yo no veo que esté saturado"

Hace una semana terminó de grabar "No abras la puerta", teleserie nocturna que bordea los 10 puntos de rating en la franja prime de las 22:00. Indudablemente es una de las víctimas del imperio de las teleseries turcas, pero Valenzuela se luce con su lado más oscuro.

-Esta dura la tele, Gonzalo.

-Pero está en un buen momento, porque público hay. El rating lo da la gente ve televisión abierta. Por un minuto se pensó que el cable se había llevado al público local y hoy queda demostrado que la gente prefiere la pantalla abierta. Eso es muy importante, es un motor para todas las áreas dramáticas para que sigan aportando y haciendo buena ficción, como se ha hecho en los últimos años.

-¿Cuesta más sorprender?

-Pero eso es distinto a la falta de audiencia. Por estos días, hay teleseries con 28, 30 puntos de rating y eso quiere decir que la gente está esperando. Hay que hacer mejor la pega no más.

-¿Y qué pasa con la amenaza de las nuevas plataformas?

-El problema sería que no hubiera público en la TV abierta. Si el cable o las series se hubiesen llevado por completo el público estaríamos en una crisis. Pero se ha demostrado la fidelidad de la gente y eso es un respaldo para la industria.

-¿No será que en Chile hay muchas áreas dramáticas?

-Es duro el escenario, pero siempre ha sido así. Yo no veo que esté saturado. Si los cuatro canales hacen cosas buenas la torta se puede repartir. No serán 30 puntos para cada uno, pero se reparte. Lo importante es que la gente tenga buenas alternativas en su elección.

-¿Qué costo han pagado los actores por el esquivo rating?

-Ninguno. El tema comercial no nos pertenece. Para nosotros es importante tener certeza de que hay público dispuesto a verte. Cómo le vaya a uno u otro proyecto es propio de los canales. Con "No abras la puerta" hicimos una teleserie que se defendió y le pusimos lo mejor, igual que si hubiese marcado 30 puntos.

-"No abras la puerta" jugó con temas intensos, algo arriesgado en tiempos en que impera la entretención.

-Claro, pero siempre está el riesgo. Hay un montón de opciones, no sólo para entretener, también para crear conciencia, mostrar mundos que no se estaban mostrando. Estaba la idea de concientizar sobre un tema más allá de la violencia física y creo que se demostró muy bien. Fue una apuesta arriesgada, pero digna de una televisión pública.

"No veo tele"

-¿Qué es lo más rescatable de las teleseries turcas?

-Nunca las he visto. No veo tele. Pero es un gran fenómeno que demuestra que hay público esperando cosas distintas. Si hoy eso es lo que la gente quiere ver, habrá que competir contra ellas, inventar cosas buenas. Si la gente percibe eso, el rating llega solo. Además, las teleseries turcas cumplen lo elemental del género, que es la génesis de todo: la telenovela.

-¿Las chilenas no?

-A veces la industria local se marea y quiere cambiar el género, hacerlo más cinematográfico, pero no: El cine es el cine, la televisión es la televisión y si se cumple el género aristotélicamente la gente engancha y lo ve.

-¿Hay alguna deuda de la industria local?

-La teleserie debe volver al género clásico, hay que hacer telenovela pura. Tratar temas románticos, tradicionales, como "Machos", donde cada hermano tocaba un tema social tradicional. De esto que sucede hoy hay que sacar lo bueno, aprender y ponerle máquina a la industria nacional para que el público privilegie sus proyectos, para eso hay que construir una propuesta, convencerlo, atraerlo.

-¿Cuánta magia queda en la TV?

-Mucha, si es pura magia. Lo nuestro es un juego constante, algo que me apasiona. Yo me dedico a jugar, me pongo una ropa, interpreto un personaje y me pongo otra. Hoy me toca jugar a los piratas. Jugar es magia y a eso me dedico.

"Peter Pan": Así es el proyecto que hará bailar y cantar a Valenzuela


"Peter Pan" es un proyecto de Mall Plaza, empresa que por sexto año consecutivo realizará un musical gratuito que recorrerá el país.

Se estrena el 14 de enero en Estación Mapocho. El 18 se presenta en La Serena y el 25 en Concepción (a esas fechas se sumarán otras en Santiago por confirmar).

En el elenco están Augusto Schuster (Peter Pan), Gonzalo Valenzuela (Capitán Garfio), Daniela Castillo (Wendy), Josefina Fiebelkorn (Campanita) y Katty Kowaleczko (Sra. Darling), entre otros. "Es muy entretenido. Somos un equipo de más de 40 personas, con niños y adultos. Se ha dado un clima muy bonito y nos estamos sacando la cresta para que salga bien", cuenta Valenzuela.

"Garfio no es malo como se cree, es un pirata no más. Un tipo completamente obsesionado con Peter Pan y tiene que atraparlo. Posee un humor e ironía que provoca momentos muy graciosos. Me gustó siempre, mi viejo era fanático", añade.

La producción del musical está a cargo Humberto Gatica, quien junto a Augusto Schuster, Josefina Fiebelkorn y Daniela Castillo grabaron una nueva versión de la canción "Forever Young" en Los Angeles.

Gatica es un destacado productor musical chileno, ganador del Grammy y estrecho colaborador de Michael Bublé, Michael Jackson y Celine Dion, entre otros.

Sobre su faceta de cantante, Gonzalo está optimista. "Tiene una exigencia importante, por lo que tomé clases de canto. Fíjate que lo voy a lograr, vamos por súper buen camino. Con bailar no hay problema, porque he hecho danza, dramaturgia corporal y varios años me dediqué mucho al deporte".

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img