Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Claudia Barattini y el retraso en el GAM: "Tiene que ver con la falta de sintonía fina de la centroderecha con las artes"

La ministra explica por qué hay que reformar el directorio ante la nueva etapa del centro cultural.

por:  La Segunda
viernes, 14 de noviembre de 2014

Por Juan Carlos Ramírez F. 

Tras un rodaje complicado, todo indica que la ministra de Cultura, Claudia Barattini, hizo borrón y cuenta nueva ante los cuestionamientos por "falta de diálogo" por parte de asociaciones como la Unión Nacional de Artistas (que incluye desde la SECh a Sidarte). Y, de paso, a las críticas sobre una falta de visibilidad mediática.

"Nos tocó enfrentar varios frentes al mismo tiempo. Pero dialogando y trabajando, salimos adelante", dice desde su oficina en calle Ahumada.

Uno de estos frentes está en el GAM, que ella prefiere llamar Centro Cultural Gabriela Mistral. Por una parte, está la construcción de la segunda etapa -con una inversión de 34 mil millones de pesos, financiados por el Ministerio de Obras Públicas-, que comenzaría el primer semestre de 2015 y cuya estrella sería una sala con capacidad para 2 mil personas. "De clase mundial", como ha prometido la directora Alejandra Wood.

El plan original era ejecutarlo inmediatamente después de que la Presidenta Bachelet lo inaugurara... el 28 de febrero de 2010. Tras el terremoto, terminó cortando la cinta Piñera quien, como dice Barattini, "tomó la decisión radical de suspenderla, perdiéndose cuatro años, lo que es muy lamentable".

El ex presidente solicitó la renuncia a varios miembros del directorio, redujo su número de integrantes de 11 a 7 e integró a personas de su confianza. Y ahí radica el otro foco de la ministra: reformar los estatutos de la corporación cultural del GAM.

"Había una situación anómala que decidí resolver. Por eso volví a convocar a la asamblea de socios y restituir a todas las organizaciones que se les había pedido la renuncia". Se refiere a Fitam, Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile, la U de Chile y Concepción, Pro-Danza, Centro Cultural La Moneda y Sidarte, que han sido reintegrados. Se sumarían así las corporaciones culturales de la Municipalidad de Santiago, Estación Mapocho y Amigos del Teatro del Maule.

"Lo que estamos trabajando es volver a la situación en que la ministra Urrutia lo había dejado. Un directorio amplio en participación, con distintos sectores. Y estamos en conversaciones para ampliar la asamblea de socios", anuncia.

La eficiencia según Piñera

-¿Cuáles son los temas que quiere profundizar en el GAM?

- La función pública de los centros culturales. Es decir: los temas de acceso y ampliación del lugar. También las definiciones curatoriales, escuchando no sólo a los gestores, sino también a los artistas. Las políticas de precios, también.

-¿Y en qué etapa va el proceso?

-Estamos discutiendo eso y hay buen espíritu colaborativo. Nosotros vamos a acompañar el proceso de construcción de la nueva etapa, porque los teatros tienen sus complejidades. ¡No es lo mismo que construir un puente!

-Interrumpir la nueva etapa del GAM. ¿Una operación política de Piñera?

-No lo llamaría así. Tiene que ver con la falta de sintonía fina de la centroderecha con el sector de las artes y la cultura. Independientemente de los ministros, que sé que hicieron lo mejor que pudieron. La política que cruzó los 4 años de Piñera fue no invertir un peso en cultura.

-¿Y reducir el directorio?

-Tiene que ver con esa lógica de la eficiencia de su gobierno. Me estoy yendo de tesis, jaja. Pero creo que ellos tenían la idea de que un directorio tan amplio iba a ser poco eficiente, porque obligaría a discutir mucho y no tomar decisiones rápidas.

"Tengo más ambiciones"

-¿Como si fuera una empresa?

-Exacto. En este caso una empresa cultural. Pero ellos desconocen que esto opera en otro nivel, requiere diálogo, escuchar sensibilidades distintas. Creo que el directorio lo hizo bien. No tengo críticas del trabajo que hicieron. Pero tampoco me gustaría sonar tan generosa, porque la decisión de reducirlo fue errada al excluir a instituciones usando la lógica de la eficiencia y el trato directo con el Presidente, sin dialogar con el resto.

-Pero la ocupación de salas el 2013 fue de 65% y en cuatro años pasaron de 620 mil asistentes a 1 millón 300...

-Tengo más ambiciones con el GAM. Han sido cuatro años estupendos, consolidados y con audiencias. Desgraciadamente, aún tiene poco espacio para las artes escénicas. Son sólo dos salas para 250 personas. ¡El GAM puede dar mucho más!

-¿Qué más puede dar?

-Ser un centro que irradie no sólo a Santiago, sino también a regiones. Debe ser una incubadora de proyectos que no sólo se agoten en ese espacio. Ser una cabecera de una red de centros del país. Uno de los problemas más grandes es cómo generar una red y circuitos de centros culturales. La buena noticia es que crecimos un 23% de presupuesto para cultura. Eso es buenísimo. Pero tenemos que ser muchos más ambiciosos en la labor pública.

-¿Y qué le parece la gestión de Alejandra Wood?

-Ella ha hecho una labor muy importante. Ahora se viene una pega gigante y ella ha estado trabajando para que el inicio de la construcción de la segunda etapa parta en enero. El equipo actual está totalmente comprometido y creo que está haciendo muy bien su trabajo.

-¿Está confirmada en el nuevo GAM?

-Por supuesto. Estamos todos sometidos a nuestras autoridades. Seguiremos trabajando en esta nueva etapa.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada
MásLleidas

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img