Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Pepe Palomo, leyenda de la ilustración: "Que «Nicolás tiene dos papás» llame la atención dice mucho de nuestras carencias"

El dibujante radicado en México recibe esta tarde en la Filsa condecoración por el libro protagonizado por Matías, su famoso hijo chef.  

por:  Juan Carlos Ramírez, La Segunda
lunes, 03 de noviembre de 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

"Aquí no viniste a aprender a dibujar. Viniste a aprender a ver". Eso le dijeron en el colegio a José "Pepe" Palomo, antes de radicarse en México tras el Golpe, crear tiras como "El cuarto reich" y transformarse en leyenda continental de la ilustración. Lo pillaron con una carpeta llena de dibujos. Algunos, dedicados a los profesores. Pero en lugar de suspenderlo lo metieron en cursos de arte y pintura. "Soy producto de la educación experimental", dice.

Hoy en la Filsa, recibe la Medalla Colibrí del Ibby Chile por su libro "Matías y el pastel de fresa" (Liberalia), que sólo en México ya ha despachado medio millón de ediciones. Lo protagoniza su hijo, hoy convertido en un destacado chef.

-Los premios, ¿te ponen nervioso o estás acostumbrado?

-Son bienvenidos cuando se justifican. Los premios de la Paz a Kissinger u Obama son el Nobel del Desprestigio de la Academia sueca. Una metida de chancla superlativa

-¿Alguno que atesores?

-A los 12, por un dibujo que hice para el concurso de El Peneca. Elena Poirier, heredera del gran Coré, me dio unas palmaditas en la cabeza, me entregó una caja de lápices de colores y una suscripción trimestral a la revista.

-¿Cuál es el secreto para cautivar a la audiencia infantil?

-Motivar su imaginación contándoles una historia. Ojalá con elementos y cosas que estén a su alcance. Lo que maravilla es lo que está oculto tras las cosas maquilladas y disfrazadas por la rutina.

-¿Qué piensas de "Nicolás tiene dos papás"?

-"Y dos mamás"... El dibujo desde las cavernas sirvió para llamar a la reflexión y comunicar los temas que preocupan a la sociedad. Este es uno más entre miles. Que el libro llame la atención dice mucho de nuestras carencias.

Execrable y excelso

Atento a la situación chilena, el ilustrador cree que "cualquier reforma educativa debe estimular la curiosidad y el «aprender a aprender»". Dice que uno es estudiante toda la vida y esto es un proceso colectivo. "Uno se enseña con el otro. Dejar de aprender, entrar en un proceso de fosilización".

Aunque es un entusiasta de las nuevas tecnologías, Palomo advierte que la interacción entre cerebro e internet "sin un desarrollo ético, nos puede llevar a lo execrable o a lo excelso". Para él, urge reponer las clases de ética junto con las de educación cívica en nuestros planes de estudio. "Lo interesante de la web es ser incensurable, como nos confirma Snowden".

En ese contexto, el libro sigue siendo vital. "Ha permitido democratizar el conocimiento y trasladarlo de una generación a otra. Quienes se sienten amenazados por este medio de democratización del saber suelen censurar, desde su invención, con la hoguera de libros y autores".

Y recuerda a un pensador amigo, Casimiro Casipienso que decía: "Desconfía de aquel que asegura «leo todo lo que cae en mis manos» y nunca las saca de los bolsillos".

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img