Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Iván Núñez: "No me obsesiona el rating, pero quiero ganar"

El periodista defiende la calle como escuela de un estilo que lo ha llevado desde notero matinal hasta conductor del noticiero más visto de la TV chilena.  

por:  La Segunda
viernes, 10 de octubre de 2014

El pulso de Núñez: ¿Quién es quién en los noticieros?

Mega: "Están haciendo cosas interesantes. Hay un estado de ánimo muy favorable porque están segundos en las noticias y han logrado que la gente los visite y eso nunca lo habían conseguido. Han modificado su noticiero y han mejorado mucho la factura de sus reportajes en 6 meses".

TVN: "Está recién llegando Alberto Luengo. No creo que haya sido fácil el último tiempo porque se fue mucha gente. Seguramente están revisando su situación. Siguen teniendo productos de calidad como 'Informe especial' o 'Esto no tiene nombre'. La situación es muy distinta a lo que históricamente han logrado".

Canal 13: "Han optado por un noticiero más clásico. Con periodismo más duro, pero deben conjugar eso con un resultado de sintonía que les permita seguir siendo viables como proyecto. No creo que estén cómodos en el cuarto lugar y seguramente están mirando la manera de ser más competitivos con periodismo de calidad".

CHV: "Tiene el noticiero más identificable de la TV chilena, la gente que lo ve sabe lo que va a encontrar. Es el informativo que convoca más público. Parte con un piso de sintonía y siempre lo sube".

Por Rodrigo Garrido T. 

Algo habrá hecho bien en la vida Iván Núñez para merecer la suerte y la meteórica carrera que ha desarrollado en la televisión chilena.

Una trayectoria que le ha permitido estar en las distintas fases y roles, frente y detrás de las cámaras. "Conocer las distintas facetas y etapas en las que se hace la televisión me permite pensar en escenarios laborales diferentes. No espero estar leyendo noticias hasta el fin de los tiempos", dice el periodista que por estos días disfruta del liderazgo de "Chilevisión noticias central" y está próximo a estrenar, el lunes, a las 22:30 horas, "Yo, el que no conocías".

Elevado a la categoría de líder de opinión y garantía de credibilidad en la pantalla local, Núñez ocupa hoy una posición privilegiada dentro de un negocio en donde ser creíble se paga con cifras millonarias y marca diferencias entre sus figuras.

-Suerte la tuya, figura de primera línea en la pantalla local.

-Para nada. Yo sé lo que hago, sé el puesto que tengo, la renta que gano, lo tengo súper claro, pero no vivo con pajaritos en la cabeza. Tengo plena conciencia de que conduzco el noticiero más visto y que, además, el canal me valora, pero sería todo.

-Solo te falta hacer comerciales y esas cosas tan tentadoras.

-Es que a mí eso no me seduce. No me sentiría cómodo. Si tuviera otro rol... no sé. Pero también respeto a quienes lo hacen.

Las hizo todas

Ha recorrido un largo camino. Desde el primer año de periodismo en la U. de Chile, cuando daba sus primeros pasos en el Fortín Mapocho.

Hizo su práctica en Canal 13, pasó por prensa e incluso fue notero de "La mañana del 13", que conducía Paulina Nin, a principios del 2000.

Así llegó a CHV para conducir "El termómetro" y "Nada personal", con Tati Penna. Fue editor periodístico de "Primer plano" y en 2005 llegó a TVN, donde hizo el programa periodístico "La semana", condujo "Medianoche" y "Esto no tiene nombre". Luego volvió a CHV, hizo "Psíquicos", programas políticos y especiales de prensa. "No me cierro a nada. He hecho de todo, incluso Marco Enríquez me hizo actuar en "La vida es una lotería" y también hice algún capítulo de "Teatro en CHV".

"Hinchapelotas"

La línea cronológica reporteril de Iván Núñez indica que, solo en el último año, ha estado en los principales sucesos de interés nacional. El fallo en La Haya, el terremoto en el norte, el incendio de Valparaíso y el Mundial de Brasil, entre otros. Todas situaciones en las que ha liderado, desde el lugar de los hechos, coberturas extensas, dramáticas.

No es necesario llamarlo. Cuando hay un evento noticioso de repercusiones, se va directo al canal. "Puedo llegar a ser hinchapelotas y presionar para ir a terreno. No tengo ningún problema en reconocerlo", dice. Para él tener oficio en periodismo es relevante. "El periodista nunca debe renunciar a la calle. Yo me jacto de conocer Santiago entero, fui reportero policial mucho rato.

-¿Eres el mejor en terreno?

-Me considero muy competente, bueno en esa faceta. Estoy consciente de mis capacidades, pero no tengo la egolatría para decir que soy el mejor.

-¿Quién es el gurú del reporteo extremo?

-Si quieren hablar de gallos capaces en terreno, me saco el sombrero con Santiago Pavlovic. Y de ahí para abajo, el resto de nosotros.

-¿Vale la pena arriesgarse, como tú en el incendio de Valparaíso, cuando casi te alcanzan las llamas?

-En terreno hay situaciones que no son fáciles de racionalizar. Puedes cometer muchos errores.

-Fuiste a meterte a un lugar que estaba quemándose.

-No fue así. De hecho, había niños al lado mío. Uno ha escuchado que en los incendios forestales las llamas saltan de un cerro a otro. Uno cree que es alegoría, pero me pasó. Nunca perdí la conciencia de estar en vivo. Ahí se corta la imagen porque se calentó el cable, pero no hice alarde de que nos íbamos a quemar vivos, sólo atiné a decir que retrocediéramos. Yo, consciente de que estaba en vivo, tomé el celular y llamé de inmediato.

-¿Te obsesiona el rating?

-Hoy me estreso menos, aunque lo tengo en el teléfono y lo consulto durante todo el día. Hay que quitarle la angustia. Yo quiero que nos vaya bien, disfruto que estemos ganando en las noticias, pero no me vuelvo loco, no me angustia, no me obsesiona el rating, pero quiero ganar.

-¿Pondrías de nuevo en riesgo tu integridad física por informar?

-No lo sé. Tendría que evaluar en la situación. Cuando estás en terreno enfrentas miles de decisiones.

-¿Te parecen gratuitas las críticas cuando el periodista sale a la calle?

-No. Mi trabajo es público y si quiero solo aplausos, mejor me quedo en la casa. La gente está en su derecho. Además, yo soy el que se mete a la casa de ellos. Voluntariamente trabajo en un canal de la televisión pública, en un noticiero que es visto por mucha gente, entonces qué puedo pedir. ¿Que me aplaudan todo?

-¿Cuál es tu límite?

-Yo no me pinto la cara, ni ando gritando. Soy un espectador, un periodista que está en lugar para transmitir un hecho veraz. Hay límites, claro que sí. Tú no puedes ser parte de la torcida de un equipo. Vas a otra cosa a un Mundial, por ejemplo. El límite está en no exponerse gratuitamente y no faltar a la verdad.

¿Qué se juega?

Es una de las franjas más relevantes de la programación de los canales. A la hora de las noticias, hay casi 70% de encendido de televisores en Chile. De ésos, entre 18 y 19 puntos están en el cable. El resto, en TV abierta. Es indudablemente un horario rentable, donde los canales se la juegan por jugosos ingresos. Las noticias aportan el 25% de las ganancias del horario prime y significan la puerta de entrada para los grandes estrenos y un horario de especial interés para la publicidad. Núñez sabe cuánto hay en juego en las entregas informativas de los canales y la posición privilegiada de tiene su estación ahora que lidera el horario estelar de las noticias, desde septiembre, y en los primeros 9 días de octubre promedia 14.3 puntos.

-"CHV noticias central" es líder, ¿premio a la crónica roja o a la excelencia periodística?

-Hay gente que puede valorar o criticar lo que nosotros hacemos, pero acá hay un proyecto definido. Cuando tú ves "Chilevisión noticias" tienes claro qué vas a ver. Una oferta diferente. Hacemos periodismo ciudadano, tenemos todas las pautas duras de noticias que el resto lleva en nacional, economía, política, etc. Pero nuestra manera de jerarquizar la noticia es diferente. Nuestro punto de vista también. El público sabe eso.

-Eso lo dicen todos.

-Pero las cosas que hacemos no son menores. Desde el punto de vista del diálogo social, somos un noticiero relevante.

-¿Por qué?

-Porque tocamos temas que en otros canales quizás no hubiesen estado. El caso Zamudio llegó como denuncia a este canal, como un chico que fue agredido por una acción homofóbica y nosotros lo tomamos y se transformó en emblema de la discriminación en Chile.

-¿Ese es el camino?

-Quiero estar presente en el dialogo social que existe entre la gente, los medios y la redes sociales. Tener un punto de vista que la gente valore. La clave es hacer televisión mirando a la audiencia, la gente que hace televisión de espalda al público termina pegándose cabezazos en la pared.

-¿Cuánto vende la marca Iván Núñez para hacer que el noticiero gane?

-Los conductores somos un factor, no sé cuánto incide en el resultado final, pero pensar que el noticiario depende de eso es iluso.

-¿Por qué se celebran tanto los liderazgos en sintonía?

-Es que la televisión está en un escenario cada vez más complejo. No sólo la irrupción de distintos actores, a partir del cambio de propiedad de los canales, sino que distintas plataformas. Las redes sociales son competencia y hay fenómenos ocasionales, como "Las mil y una noches" de Mega, que no sólo alteran el prime, sino el funcionamiento de la TV en su conjunto, arrastrando cantidades de público inusuales.

Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img