Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

La ruta de las pastelerias alemanas

por:  Ana Rosa Romo R.
sábado, 31 de mayo de 2014

La tradición pastelera alemana tiene importantes representantes en Chile. Sus dueños son descendientes de esa nacionalidad y casi todos se han iniciado gracias a las recetas de las "omas", las abuelas inmigrantes que dejaron su legado.

SOLO PRODUCTOS NATURALES


Pastelería Alemana Holz (Manquehue Sur 1245 y Camino a Melipilla Km 19). Ahora está a cargo de la tercera generación de los descendientes de Maren Inés Ostvig Burmeister, la fundadora en 1980.

Actualmente, los dueños son Ricardo Holz (hijo de Maren) con su señora, Vivian Paiva. El gerente general es su nieto, Rainer Holz, quien explica los inicios: "Sólo se producían galletas y se les vendía a los vecinos de la zona en Santa Ana de Chena, en Maipú. Luego comenzó la producción de kuchenes, ricotas, queques. Si bien mantenemos todas las recetas creadas por mi abuela, también hemos incorporado algunas más modernas con tal de adaptarnos a los gustos del cliente".

El gerente también señala que una de las características de la empresa es que "todos nuestros productos son naturales, sin químicos, ni premezclas. Para hacer los kuchenes, se pelan una a una las manzanas".

De los productos más típicos, destaca el Strudel (manzana fresca aliñada con azúcar canela y pasas forrada con una finísima masa, $6.990), Streusel (base tipo queque cubierta con manzana picada aliñada con azúcar canela y pasas, más una crujiente miga de almendra $3.450), Ricotta (base de masa agalletada con variedad de rellenos, manzana, guinda, manjar, etc., cubierto con una crema de ricota fresca. $5.400) y kuchen de nuez (base tipo queque, cubierta con un betún de nueces picadas $5.050)

Sucursal Manquehue: Lunes a viernes de 11:00 a 21:00; sábado, domingo y festivos de 10:00 a 21:00 horas. Sucursal Maipú (Casa Matriz): Lunes a viernes de 10:00 a 20:00; sábado, domingo y festivos, de 09:00 a 20:00 horas.

EL MARKETING DE DON FRANCISCO


Hildegard (República de Israel 1600 y Los Leones 3002) . Ricardo y Pilar iniciaron este negocio siendo pololos. El viajó a Alemania a estudiar repostería. Al regreso compartió sus conocimientos y empezaron vendiendo sus productos puerta a puerta, antes de instalar un local en el garaje de la casa. Pero una genial idea de Pilar permitió el "boom". Participó en un concurso de "Sábados Gigantes", presentando a Ricardo como "El hombre ideal". Lograron un segundo lugar, pero despertaron la curiosidad de Mario Kreutzberger para invitarlos a la semana siguiente y preguntarles detalles de su historia. Esos minutos bastaron para que, a su regreso, encontraran gente en la puerta del local que los vitoreaba y esperaba para comprar sus productos. Don Francisco les hizo el marketing, sin querer.

Ricardo es el que lleva la sangre alemana. "Hildegard era mi abuela materna, alemana 100 %. Hemos rescatado sus recetas familiares. Una de nuestras tortas más vendida es la torta Anita, que lleva el nombre en honor a la Tante Anita, hermana de mi abuela, quien tenía verdadera mano de monja"

Esta repostería es principalmente con recetas bávaras, donde destacan los berlines ($1.000), que según su dueño "son los mejores de Chile", kuchen de yogur frambuesa y de manzana ($16.000), la torta de moka nuez (bizcocho a base de zanahorias, crema preparada con chantilly y café de grano, $16.000).

Desde hace 15 años también tiene salón de té -en la sucursal de Ñuñoa- donde ofrecen muy ricas onces al estilo alemán.

Atiende desde las 8:00 hasta las 21:00 horas, todos los días del año.

FORMULA DUSSELDORF


Roggendorf (Rosario Sur 95, y en Concepción, O'Higgins 832, Diagonal 1268 y Los Carreras 1985) . Hugo Roggendorf, su fundador, llegó desde Alemania, desde Dusseldorf, a Concepción, en 1953, buscando nuevos horizontes para la repostería que aprendió en su tierra natal. Dos años después se instaló con esta empresa familiar, junto a su esposa Ruth. Actualmente tiene tres locales en esa ciudad y uno en Santiago, y a las hijas y yernos involucrados en el negocio.

Claudia está a cargo en la capital. "Mi cuñado, Claudio Fariña, aprendió con mi padre y luego fue a Alemania a perfeccionarse en la región de Colonia. Todo es supervisado por él, como antes lo hacía mi papá".

Cerca de 100 productos componen su oferta, entre los que sobresalen la emblemática torta Roggendorf (bizcocho con crema de mazapán y chocolate, cuya masa está elaborada con una fórmula traída desde Alemania), Selva Negra (con bizcocho de chocolate, crema chantilly con Kirsch, que es licor de cereza, y guindas), torta Mont Blanc (rellena de damascos frescos y salsa de chocolate blanco), torta Milenium (de merengue con nueces y chantilly, lúcuma y guindada), torta Remolino (rellena con trufas, naranja, crocante, mazapán, chocolate y licor), entre otras, además de kuchenes ($10.990) como Bienenstich (bizcocho, crema de vainilla y almendras tostadas con miel), Apfelstrudel o strudel alemán (con manzanas, almendras, pasas y canela con masa de hoja), Strudel vienés (con manzanas, almendras, pasas y canela, envuelto en una fina masa) y Streusel (pastel o kuchen de granilla con manzanas). Pasteles $ 2.250 (para llevar o a la mesa).

A todo esto se suman chocolates y bombones con coberturas entre 50% y 70% de cacao, rellenos de cremas, mezclas de licores, etc., un surtido de panes, galletas y pasteles.

De lunes a viernes, de 9:00 a 20:00; sábados de 10:00 a 19:00 horas. Domingos y festivos está cerrado.

HERENCIA DE LAS ABUELAS


Lecker-Lecker (Manuel Rodríguez 1905, Osorno) . Su nombre es una expresión alemana que se usa para referirse a algo delicioso. Hace dos años, Alicia Dimter y María Alicia Reyes, descendientes de colonos alemanes del sur de Chile, decidieron instalar esta empresa. "Con el fin de compartir esos maravillosos sabores de antaño con la comunidad de Osorno", cuenta María Alicia.

Por esta razón, rescataron y estudiaron las más preciadas recetas de las "omas" para incorporarlas en el proyecto.

"En su gran mayoría provienen de los cuadernos de la bisabuela y de la abuela, quienes siempre se destacaron como excelentes reposteras en la familia. Esta tradición heredada de madres a hijas es la que hacemos realidad con nuestras preparaciones".

Las materias primas que utilizan son premium: Chocolate belga, nueces, almendras, avellanas europeas, manjar artesanal de vacas jersey, manjar blanco casero, etc.

Sus productos más famosos: El típico Apfelstrudel (arrollado de manzanas), kuchen en muchas variedades, (nuez, streusel, crema-fruta) y entre las tortas, destacan: Lecker Lecker, (con cubierta de chocolate belga, panqueque de avellana europea y mazapán), torta Blanca (de chuño con crema de mantequilla alemana) y Irish whisky torte (de chocolate con mousse de whisky). Para 10 personas, $15.000; para 20, $23.000.

Lunes a sábado, de 11:30 a 20:30 horas, continuado. Domingos y festivos cerrado.

AL MAS PURO ESTILO ALEMAN


Pastelería Kleine Nuss (Manquehue Sur 1810). El nombre significa pequeña nuez. Carolina Magnere Grosse es hija de alemanes y desde muy niña aprendió a cocinar. Más tarde su hobby se complementaría con sus estudios de microbiología en alimentos y cursos de perfeccionamiento de pastelería y chocolatería. Aprovechando las recetas de su madre, inició el negocio con su pololo Augusto Bernales, haciendo pasteles y tortas a pedido. Cuando la demanda aumentó y ellos ya eran matrimonio, inauguraron este local, que ya tiene 14 años.

Sus especialidades en tortas: La de la casa, Kleine Nuss (discos de nueces, rellenos con crema de nuez, manjar y mermelada de guinda ácida. Cubierta de manjar y nueces), Pompadour (discos de hojas rellenos con crema de almendras, crema saint-honoré y crema chantilly. Cubierta con chantilly y almendras tostadas), Morocha (bizcocho de chocolate, rellena con manjar y crema chantilly. Cubierta de chantilly y decorada con chocolate blanco y negro), entre otras. Para 15 personas: $ 16.500; 20 personas: $ 21.900.

En materia de kuchen: De ciruelas (bizcocho ciruela secas, crema de nuez y guinda ácida, $8.500 y $11.000), strudel de manzanas (manzana nueces y pasas, $ 7.000 y $ 12.000), Bienenstich (kuchen de nueces y caramelo, $5.500 y 10.500), kuchen Steusel (migas de almendras con frambuesa, mora y arándanos, $ 6.200 y $ 11.000).

También elaboran postres, bombones, con distintos tipos de trufa, (amarga, semi-amarga y dulce), mazapán, menta, manjar, toffee, productos para coctel y galletas.

Lunes a sábados de 10.30 a 19.30 horas.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img