Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Alison Mandel lanza libro de monólogos ilustrados por su tío Bororo

La actriz es también nieta del recordado "Señor Mandiola", del Jappening. Tras su salida de "El club de la comedia", dice: "Hoy estoy desligada, sólo veo a Pedro (Ruminot)".

por:  Carlos Montes Z./La Segunda
miércoles, 16 de abril de 2014
Imagen
Imagen
jQuery Carousel
Poca gente sabe que Alison Mandel creció en una gran casona antigua junto a su tío Carlos Maturana (Bororo) y su abuelo, Gabriel Maturana, el mítico y recordado "Señor Mandiola" del "Jappening con Ja".

"En mi familia todos somos artistas, sería raro que alguien fuera doctor", cuenta la actriz.

"Vivía con mi abuelo, mis papás, mi hermana, tías, mi tío Bororo, primas, todos juntos... Eramos muy unidos, nos queríamos mucho. Mi abuelo era extremadamente talentoso, todo lo hacía bien, cantaba, bailaba, actuaba, escribía, hacía marionetas. Yo lo admiraba muchísimo, crecí al lado de su talento, espero me haya heredado algo", recuerda orgullosa la actriz.

Hoy prepara un libro de monólogos junto a ilustraciones de Bororo, el cual surgió en una comida en su casa materna. "Le propuse hacer un proyecto y él aceptó, sin preguntarme nada más, sin saber lo que le iba a proponer. «Acepto lo que sea», me dijo", cuenta Mandel.

Serán pequeñas historias graciosas, cuentos o relatos sobre temas de pareja, mujeres, entre otros, donde seguro destacará lo mejor de sus 4 años en "El club de la comedia". El libro busca editorial. En su única visita a una, olvidó lo fundamental. "¡Soy muy despistada! Al rato volví y me di cuenta que había dejado botados unos Bororos originales", señala entre risas la comediante, que no descarta producir ella misma el libro.

-¿Y cómo era tu relación cuando chica con un abuelo famoso?

-Cuando niña me daba rabia que las señoras saludaran a mi abuelo o lo abrazaran en la calle, no entendía bien porque hacían eso y las encontraba frescas. Después entendí que la gente lo adoraba por sus actuaciones.

Se viene el libro erótico con Lucía López


Alison está también preparando un libro erótico junto a Lucía López, conductora de "Primer Plano". "Menos mal no le presenté este proyecto a mi tío", dice riendo. Juntas relatarán las fantasías sexuales y amorosas de algunas artistas nacionales, como la propia Mandel, Antonella Ríos o Ignacia Allamand.

Con su pareja, Pedro Ruminot, está presentando en regiones su stand up "Alison vs. Ruminot". En tanto, prepara su regreso a la TV para el segundo semestre. "Me gustaría una teleserie, pero me ha costado, porque la gente cree que uno solamente puede hacer comedia", cuenta la actriz.

Tiene que aprovechar su popularidad. No por nada Mandel, que tiene 257 mil seguidores en Twitter y ha sido varias veces "trending topic", se declara multifacética y feliz. "Ser feliz es una pega", señala. Utiliza la red social motivada por su amor hacia los animales. "Ocupo Twitter para ayudar a la gente a buscar a sus mascotas perdidas. Lo usé mucho en el incendio de Valparaíso, para entregar información. Sirve para buscar y ayudar donde se necesita", cuenta la comediante, que tiene una foto de su gato en la carcasa del celular.

-¿Por qué te fuiste de "El club de la comedia"?

-Me fui porque yo soy así. Tenía ganas de buscar nuevos horizontes, abrirme a nuevos espacios. Además, yo misma estaba desagradable por el estrés que me generaba el programa. Alex Hernández (el director) trató de retenerme, pero después, él mismo me deseó suerte. No me fui por malas caras, ni por un capricho. Tampoco nada personal.

-Hoy en día, estoy desligada. Sólo veo el monólogo de Pedro.

-En su minuto, se habló de divisiones y machismo al interior del equipo.

-Estaba Freire y Salinas por un lado y Fabrizio Copano con su película por otro. Juan Pablo Flores y Pato Pimienta en el teatro, y así se fue generando una segmentación, pero nada más. Yo nunca sufrí machismo en el programa. Soy bastante sencilla para trabajar, y si hubo rencillas, nunca me dejé afectar. Iba y hacía mi pega, y lo hacía bien. Mientras uno hiciera bien su trabajo, tenía espacio para monólogos. A veces la gente es grave, no entiende el humor. El humor y la comedia son más difíciles para nosotras las mujeres, y eso que yo soy súper garabatera. «¡Tan rubia y garabatera!», me decía la gente.

-Ahora cocino, hago talleres de tela, pilates, yoga, clases de circo... Estoy en paz, más que nunca en la vida.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img