Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

La ruta de los inmigrantes

por:  Ana Rosa Romo R.
sábado, 15 de marzo de 2014
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Donde quieran que vayan los inmigrantes, siempre buscarán un lugar para paliar la nostalgia, y nada mejor que los sabores autóctonos para regresar a casa. En Chile, algunas colonias tienen sus rincones favoritos.

DELICIAS DE ECUADOR


Don Bolo y Don Bolo II (Independencia 1330 y Rancagua 0398). "Los ecuatorianos nos prefieren porque nuestra gastronomía es elaborada y sabrosa, no muy condimentada y con sabores auténticos", señala Bolívar Pillacela, que llegó de Ecuador hace 13 años, y que se ha dedicado a la gastronomía durante 25 años.

"Vine a Chile porque una hermana casi me obligó", dice entre risas. "En mi país era un chef consagrado, de la cadena Hilton, tenía un programa de TV y me vine a probar suerte aquí", cuenta.

Empezó trabajando en restaurantes de sushi y después fue chef de La otra mitad del mundo, el restaurante que pertenecía Max Berrú, integrante de Inti-Illimani. Se independizó en 2006 y volvió el 2013 para comprar el local y darle un nuevo impulso.

Pillacela se encarga personalmente de la calidad. "Tengo dos maestros a quienes he preparado por dos años, pero yo cocino todos los días para los dos locales", indica Bolívar. Y destaca el uso de un ingrediente especial: "La comida se cromatiza y colorea con achiote, una semilla que tiñe el aceite de color rojizo".

Sus compatriotas son clientes, especialmente los fines de semana, y los platos que más demandan son arroz con menestra (carne con guiso de porotos, acompañada de plátanos fritos $5.000), arroz con camarones ecuatoriano ($6.000 y $8.000, dependiendo del tamaño), cebiche de camarones ($6.000 y $8.000), encocado de pescado (salsa de coco con pescado frito, sin batido, salsa de pimentón, cilantro, cebolla, crema de leche, leche de coco y coco rallado $5.500).

De martes a sábado, de 12:00 a 16:00 y de 19:00 a 23:30. En el local de Rancagua, domingos y festivos, de 12:00 a 16:00 horas. Capacidad en ambos locales. 75 personas.

LAS PARRILLAS DE LA CELESTE


Parrilladas La Uruguaya (José Domingo Cañas 1301 y Condell 566). Los uruguayos Juan Araya, padre e hijo, son los anfitriones de la colonia desde hace años. Desde su creación, el restaurante ha sido el lugar ideal para reunir a los uruguayos, especialmente en los días de partidos, cuando La Celeste los hace vibrar y gritar los goles con el alma.

Los futboleros chilenos también son asiduos: "Nos estamos preparando para el Mundial, porque sabemos que esto se llenará para los partidos de Chile y de Uruguay", comenta Juan hijo. "Pero aquí se produce un fenómeno bien especial porque los domingos también nos visitan muchos mexicanos, españoles y de otras nacionalidades que vienen en busca de buena carne".

Su especialidad radica en que chorizos, morcillas (prietas) y pamplonas (pechuga de pollo envuelta en tela de cerdo, rellena de queso, tocino y morrón) son de fabricación propia.

Las parrillas más solicitadas: Para dos (2 lomos, 2 morcillas, 2 chorizos, 1 pamplona. $13.900), para tres (2 lomos, 2 chorizos, 2 morcillas, 1 pamplona y asado de tira. $17.900), la uruguaya para 4 o 5 personas (2 lomos, 2 chorizos, 2 morcillas, 2 pamplonas, asado de tira, costillar de cerdo y ¼ de pollo), especial carne para 4 personas (2 lomos, entrecot y chuletones de 450 gr. $29.000), de cordero (son trozos pequeños de entrecot, chuletas, arrollado y asado de tira. $20.900).

De lunes a sábado, de 13:00 a 23:30; domingos y festivos, de 13:00 a 16:30 horas.

EL RINCON ESPAÑOL


Taberna Andaluza Córdoba (Av. Italia 1152). Hace siete años, la española María Antonia Saorín se vino a nuestro país porque su segundo marido es chileno, y se dedicó al trabajo social en la Biblioteca Central de Ciegos. Pero como en España estuvo ligada al rubro de la gastronomía, porque su primer marido era dueño de Cafeterías La Rotonda, decidió instalar este local en 2012.

"La idea de crearlo surgió hablando con amigos españoles de la dificultad de encontrar un punto de encuentro y reunión para alternar socialmente y tomar algo, de una forma más informal que en un restaurante", señala María Antonia.

La preferencia se la ganaron: "Porque todos los que trabajan en la cocina son españoles, por el trato afable que tenemos con nuestros clientes y por la tapa que acompaña, a todas nuestras bebidas, por cuenta de la casa".

La cocina está a cargo de la chef Isabel Avila Pina, con estudios y práctica profesional en restaurantes de Huelva, España.

Los platos de mayor aceptación son el Pulpo a la gallega ($5.500), los pimientos de piquillo rellenos de Bacalao ($6.500) y la tortilla española ($7.000). Los domingos destaca la paella de mariscos ($7.500); los jueves, el cocido madrileño ($6.000).

Martes, miércoles y jueves, de 11:00 a 00:00; viernes y sábado, de 11:00 a 02:00 y domingos de 12:00 a 19:00 horas. En bar, comedor y terraza tiene una capacidad de 24 personas en cada ambiente.

MUITO SABOR


Bokaloca Grill (Chile España 240). El amor por Brasil de Daniel Sánchez Peña tiene su origen en los seis años que vivió en ese país dedicado al diseño, y también por tener esposa brasileña. De vuelta a Chile, creó su empresa de transporte internacional de carga entre ambos países. Se decidió por la gastronomía cuando su hija mayor entró a estudiar el rubro, y un amigo brasileño le vendió su restaurante.

"Lo adquirí con el propósito de dejárselo a mi hija, pero ella dejó de estudiar gastronomía y tuve que seguir solo. Muchas cosas me ligan a Brasil, partiendo por mi señora y mis hijos brasichilenos. Este lugar está creado para entregarle a la comunidad brasileña un lugar típico, y ellos lo prefieren porque todas las comidas son con gustito brasileño, todos nuestros aliños son importados desde allá".

Ellos se dejan caer en grupos sábados y domingos.

La gran atracción es, sin duda, las carnes a la espada, supervisadas por la chef Dizinha, que emigró a Chile de su natal Bahía en 2005.

Lo más emblemático de su carta son los platos tradicionales como Moqueca de camarao (camarones cocinados en una salsa de leche de coco y aceite de Dende, que es típico del noreste de Brasil, acompañado de arroz blanco $ 10.290), Feijoada (carne de cerdo, carne seca de vacuno cocinada en porotos negros, acompañado de arroz blanco y couve, un tipo de hoja de coliflor, farofa, que es harina de yuca, y rodelas de naranja $ 9.990).

De martes a sábado, de 13:00 a 16:00 y de 20:00 a 00:00 horas; domingos, de 13:00 a 16:00 horas. Capacidad: 100 personas.

TRADICION ARABE


Jabri Restaurant (Eusebio Lillo 520). Claudio Momares pertenece a una familia de origen árabe que por años se dedicó a la confección y venta de ropa, y que desde 1999 cambió de giro. Entonces, él estudió gastronomía y administración y desde 2006 está a cargo del restaurante, junto a sus padres y hermanas.

"Los árabes y sus descendencia nos prefieren porque somos un restaurante limpio, eso lo valoran muchísimo, de comida sabrosa y para todos los gustos. Nuestro lema es que hacemos las recetas de la abuela, esas difíciles de hacer en casa", comenta Claudio.

La mamá, Angélica, junto a un grupo de maestras de cocina, es la creadora de los platos y dulces típicos.

Hay tres preparaciones que son las más requeridas: Rellenos mixtos árabes (10 hojas de parra, 3 repollos, 1 zapallito, 1 berenjena, 1 papa y 1 mazarín. $6400), tabule o ensalada árabe (tomate, pepino, hierbabuena y el trigo precocido árabe o burgol. $2,500), falafel o fritos de garbanzos (croquetas de garbanzo. Seis por $2.200).

De lunes a viernes desde las 10:00 a 18:00; sábados, de 10:00 a 16:00 horas. Domingos y festivos, cerrado. Capacidad: 45 personas.

Más Rutas gastronómicas

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img