Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

La ruta de la EMPANADA ALTERNATIVA

por:  Alexandra Briones R.
sábado, 19 de octubre de 2013
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
jQuery Carousel

Aunque las Fiestas Patrias terminaron, siempre es bueno apreciar, y degustar, la amplia gama de empanadas que ofrecen algunos restaurantes y locales que buscan ir más allá del pino y el queso. Las alternativas son variadas, desde innovaciones radicales a rescates de viejas recetas.

LA FRESCURA DEL PALMITO

La Punta (Los Abedules 3016, Vitacura) . Esperanza Urrutia y Horacio Johnson crearon La Punta en el año 1990 con el fin de vender Strudel, pies, tortas de milhojas y empanadas. Y les fue tan bien que hoy cuentan con cuatro sucursales más en Lo Barnechea, Colina, Las Condes y Vitacura.

Aunque la idea es compartir las recetas caseras con las que crecieron sus dueños, se atrevieron a probar ciertas innovaciones, como las empanadas de palmitos con aceitunas negras.

"Se hace una mezcla entre trozos de palmitos, aceitunas y ciboulette blanqueado. Dos tipos de queso, mozzarella y mantecoso, además de salsa blanca", explica Esperanza. "Son empanadas al horno de tamaño cóctel y también mediano. Ese es el ideal, porque te la puedes comer con la mano".

Esta empanada es muy cotizada por la clientela vegetariana. "Es distinta y rica. Como tiene la acidez del palmito es más fresca. Es rico acompañarla de vino blanco". Precio: $850 por unidad.

Pero La Punta tiene también otras opciones: Camarón, pollo al merquén, alcachofa y champiñón queso, entre las alternativas más tradicionales.

EL TOQUE MARINO

La Perla del Pacífico (Boulevard Parque Arauco) . Mezclar empanadas con platos del mar es una gran idea que tiene a este restaurante como principal centro de operaciones. En la carta de esta marisquería, de ambiente 100% porteño, hay contundentes empanadas de queso camarón y jaiba.

"Son nuestro fuerte. Las hacemos desde hace cuatro años. Hemos ido modificando la receta. Antes eran de chupe de jaiba, ahora son sólo de carne de jaiba. Ya no van con crema y pan. Era mucho almidón", cuenta Gustavo Avallay, chef del local.

Se hacen salteadas con vino blanco y se sirven en cuatro ($5.300) o doce unidades ($14.900). Ideal como entrada para los mariscos, pescados y cebiches que ofrece el restaurante.

"Es una empanada distinta. Se trata de encontrar en Santiago lo que sólo encuentras en la costa", concluye Avallay.

ALCACHOFAS Y RECETAS SECRETAS

Novo Paladar (Eliodoro Yáñez 1093. Providencia). Cuando el pastelero Antonio Falfán conoció a un ítalo-argentino que lo introdujo en el fascinante mundo de las masas de origen italiano, comenzó a elaborar facturas, medialunas, pasta frola, grissines, quiches, panes y ciabatta, además de unas deliciosas y exitosas empanadas de alcachofa que cuentan también con salsa blanca y queso.

Lo que comenzó artesanalmente, se transformó en un negocio familiar cuando se integró la esposa de Antonio, Consuelo, además de su sobrina Rocío y su cuñado Alejandro.

"La preparación es un secreto", cuenta Yolanda Zamorano, socia en el emprendimiento que cumple un año en noviembre. "Y la recepción es muy buena. Las empanadas son exquisitas". Estas se pueden comer en el local o llevar y se dividen en dos categorías: Empanadas chilenas y empanadas gourmet argentinas. Precio: $850.

TRADICION EN PEQUENES

Pequenes Nilo (Mercado Central. Local 109). Este verdadero patrimonio de la humanidad fue fundado en el siglo XIX por don Federico Nilo, quien vendió el local al matrimonio de Pedro Podestá Lira y Luisa Gómez, oriundos de Bolivia. Ellos importaron de Italia un horno Biggi con el que todavía preparan su comida estrella: El pequén, singular empanada de la época de la colonia que no se puede encontrar en otro lugar.

"Tiene cebolla, ají de color, ají picante y huevo duro. No lleva carne. Le decían la empanada del pobre", cuenta la dueña, Cecilia Podestá, perteneciente a la cuarta generación de una familia que se ha dedicado sagradamente a conservar y divulgar la receta.

"Es una tradición que ha pasado de familia en familia. Tienes que comerlos bien calientes, porque la masa es muy delgadita, la cebolla no repite jamás", asegura.

La dueña recomienda también acompañar los pequenes con vino tinto y cerveza, si es que el cliente quiere llevárselos para su casa. En la sucursal del Mercado -donde no se vende vino- se pueden acompañar de té y café. Precio: $650.

CHOCLO Y CIRUELAS

Gourmet Empanadas (Av. Grecia 8319, Peñalolén). Esta franquicia argentina lleva sólo un mes funcionando en Chile. Y aunque las recetas son todas trasandinas, en nuestro país se han añadido a la lista algunos éxitos locales como la empanada de camarón queso.

La variedad es amplia, todas fritas: Carne criolla, carne picante, carne queso, pollo al verdeo, tomate-queso y albahaca, verdura con salsa blanca y jamón, y queso azul, entre otras.

Una de las empanadas estrellas es la de choclo. "Se prepara una salsa bechamel a base de mantequilla, harina y leche. Luego se mezcla con choclo en grano y se muele. Se le agrega sal y pimienta blanca para el toque", señala la jefa de cocina, Catalina Loyola.

Pero la más atípica es la que lleva tocino, queso y ciruela. "La gente se atreve", asegura la chef, apuntando al paladar curioso de los chilenos. Precio: $890 cada una.

Ofrecen delivery, desde las 18:00 horas hasta las 23:00. También se puede comer en el local o llevar a casa.

SALMON AHUMADO

Ña Matea (Purísima 171, Barrio Bellavista). Es una empresa familiar (Montes-Larraín) que partió como una fábrica casera en los años 70. En 1985 adquirieron el local en Purísima y de a poco se han ido ampliando en cuanto a sus productos. Hoy en día también cuentan con una amplia variedad de congelados.

María Elena Montes, gerente del local, cuenta que una de las favoritas del público es la de queso y salmón ahumado: "Nació de una necesidad de los propios clientes que buscaban productos del mar alternativos. Este es un nuevo sabor, distinto al típico camarón queso". Recomienda que la acompañen con vino blanco. Sin embargo, como tiene queso, varios la prefieren con tinto. Dependiendo del tamaño, el precio fluctúa entre $950 y $1.400.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img