Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

La ruta de Bellavista para todos los gustos

El polo gastronómico de Bellavista se caracteriza por una oferta de gran diversidad. Cocina peruana, italiana, latinoamericana, chilena, de mariscos y pescados, son algunas de las especialidades que se pueden encontrar en sus calles concurridas a toda hora, durante toda la semana.

por:  La Segunda
sábado, 28 de septiembre de 2013

COCINA LATINOAMERICANA

Como Agua para Chocolate (Constitución 088). "Nuestros clientes lo reconocen como un restorán romántico. Es ideal para las pedidas de mano, con nuestras características mesas decoradas con pétalos de rosa", dice su dueña, Lilian Nissim, quien en un viaje a México se inspiró para la ornamentación

"Esto es una mezcla de muy buena gastronomía, ambiente encantador, música en vivo, detalles de decoración, junto a un público que tiene ganas de pasar una noche especial", asegura.

Los platos de la carta fueron diseñados por el chef Quersen Vásquez, miembro de Le Toque Blanche. "Con mucha creatividad rescata lo mejor de nuestra cocina y crea platos especiales, algunos para compartir, como el cocimiento de Frida y Diego", señala Lilian.

Entre lo más solicitado: Congrio almendrado (al gratín sobre espinacas a la crema $ 10.900), Mero de aguas dulces (grillado, confitura de mango, acompañado de polenta gratinada y verduras salteadas $ 11.900), Filete al lodo (de vacuno con callampas al vino, confitura de cebolla, acompañado de dulces camotes. $11.900), Cordero en aromas de bosque (magallánico, guisado en aromas de vino y hierbas, junto a un arroz de verduras y nueces $ 10.500).

Capacidad: 130 personas. Abierto todos los días, de 13:00 a 16:00 y de 19:00 a 01:00 horas.

AMBIENTE MARINO

Azul Profundo (Constitución 111). Se creó en 1996, pero desde 2001 sus dueños son los hermanos Pablo y Sebastián Neira.

Su sello es la ambientación marina con detalles como mascarones de proa y hasta la cabina del capitán, similar a la de un barco. Por lo mismo, en su gastronomía destaca la variedad en pescados y mariscos de la costa chilena del norte, centro y sur. La carta incluye más de 50 platos entre entradas, de fondo y para compartir.

"Tuvimos como socio al chef Massimo Arietto, un italiano radicado en Chile, que desgraciadamente falleció en 2012, pero dejó un sinnúmero de preparaciones. Hizo una larga investigación de nuestra gastronomía típica, dado el amor que sentía por nuestro país. Ese espíritu es el que hemos mantenidos a través del tiempo", afirman los Neira.

Destacan: Machas a la parmesana 10 unidades ($8.500), cebiches (el más emblemático: salmón, palta, tomate, jengibre y cebollín ($6.600), pescado a la lata (se elige entre un abanico de 10, y se sirve sobre un plato de hierro caliente con fondo de cebolla y tomate. $8900), tabla marina (surtido de mariscos a la plancha para compartir, ostiones, calamares, camarones, choritos y base de vegetales asados $21.300), albacora a la Sebastiana (Gratinada con queso, albahaca y nuez $10.500), Pablo y el mar (mero grillado con pebre de mote, tomate, merkén y palta $10.500)

Capacidad: 110 personas. De lunes a domingo, desde las 13:00 hasta 17:00 y de 19:00 hasta las 00:00 horas.

TRADICION CHILENA

La Casa Vieja (Antonia López de Bello 53). Llegó hace un mes al barrio, pero viene con tradición de la familia Contesse, y sus locales de Nuñoa y Vitacura.

"Bellavista es un polo gastronómico muy desarrollado y sentíamos que faltaba una oferta de cocina clásica chilena de excelente calidad. La constante visita de extranjeros en este barrio fue otro incentivo. Además, hace recordar nuestra antigua y clásica casona de Av. Chile España que funcionó por 30 años en Ñuñoa", cuenta Sebastián Contesse.

Este nuevo local, efectivamente se asemeja al original, incluso por el mueble típico de casa antigua que recibe en su entrada. Y tampoco ha sido muy distinto en cuanto a las preferencias del público: La plateada al horno, es lejos, lo más vendido. "Esa que se cocina al horno durante tres horas, y queda tan blanda que se puede partir con el tenedor", asegura Sebastián.

La oferta de su carta sigue siendo muy chilena con pastel de choclo servido en librillo de greda, pastel de jaiba, machas parmesanas y costillar adobado al merkén ($6.290). Más una novedad: Locos al Olivo ($8.990), "que rescata el secreto de la receta peruana, pero mejorada".

Capacidad: 120 personas. De lunes a sábado de 12:45 a 23:30; domingo, de 12:45 a 16:00 horas.

SABOR ITALIANO

Il Siciliano (Dardignac 0102). Desde fines de los 90 ocupa esta emblemática esquina de Constitución con Dardignac, con la apariencia de un emporio de los años 30.

También pertenece a Pablo y Sebastián Neira: "Nuestra línea gastronómica es la pasta casera con bastante presencia mediterránea, mezclando mariscos, pescados con vegetales, quesos y finas hierbas, pasta gratinada, pasta rellena y rissotos. Recetas que son el legado de nuestro chef ejecutivo Massimo Arietto".

Los platos más emblemáticos son: Fazzoletti siciliani (pasta rellena de mariscos, champiñones, mozzarella, sobre espinacas a la crema, cubierta de pomodoro y gratinado al parmesano $9.100), Il pollo di Alfredo (suprema de pollo rellena de mozzarella y espinaca acompañado de fettuccine Alfredo $8.900), triangoli di carciofini (ravioli grandes rellenos con alcachofines, nueces, queso y finas hierbas $8.500) y el clásico tiramisú preparado en casa ($3,700).

Capacidad: 90 personas De lunes a domingo, almuerzo de 13:00 a 17:00 horas. De lunes a sábado, cena de 19:00 a 00:00 horas.

TRADICION PERUANA

Los sabores del Inca (Ernesto Pinto Lagarrigue 251) . Hace ocho años el matrimonio de Juan Terán e Hilda Valdez vio cristalizado su sueño: "Un proyecto familiar amante de la comida tradicional peruana, traspasada de generación en generación y después de 20 años de residencia en Chile", señala Terán.

Ocupa una gran casona del barrio, las típicas de techo alto, que está completamente decorada con motivos incaicos y pinturas de la clásica escuela cusqueña.

"La carta incluye aspectos muy representativos de la gastronomía peruana e italiana, porque me dediqué 15 años a esa línea culinaria. Y las porciones contundentes de los platos, inspirados en tradiciones de nuestros abuelos, es una de nuestras ventajas", asegura su dueño.

La demanda mayor es para los platos más típicos como los distintos cebiches (de reineta $6.900), lomo salteado ($7.900), ají de gallina ($7.600), picante de camarones ($7.500), corvina a lo macho (pescado sellado a la plancha, marinado en salsa de pimentones, ají panca y especias peruanas con camarones, calamares, pulpo y choritos $6.500) y salmón a la chorrillana (sellado a la plancha con salsa de cebolla morada, tomate, pimentones, arveja, vino blanco y suave punto de ají $5.500)

Capacidad: 70 personas, en tres ambientes distintos. Domingo a jueves, de 12:30 a 00:00; viernes y sábado, de 12:00 a 02:00 horas.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img