Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Director de "Sentados frente al fuego": "Daniel Muñoz es el mejor actor de su generación"

Alejandro Fernández Almendras elogia al protagonista del filme que estrenó la semana pasada en salas. Y se refiere a sus próximos proyectos: "Matar a un hombre", ganadora de un importante premio en Locarno, y "La indómita luz", centrada en un roadie de Cerati.  

por:  Andrés Nazarala R.
lunes, 26 de agosto de 2013

"Sabía que iba a necesitar un actor que fuese capaz de expresar mucho con muy poco", dice el cineasta.


Cuando hablamos de un cine chileno de autor que ha logrado cautivar a un público internacional, no podemos ignorar a Alejandro Fernández Almendras . Periodista de formación, debutó en el largometraje con pie derecho: "Huacho" se estrenó en el Festival de Cannes en el 2009. Sus protagonistas, actores no profesionales, posaron en la alfombra roja vestidos de huasos.

Fue el comienzo de una carrera prolífica que ahora lo tiene circulando con tres películas: "Sentados frente al fuego" -la que se estrenó en Cineplanet el jueves pasado-; "Matar a un hombre" , reciente ganadora de la sección Carta Blanca en el Festival de Locarno, y "La indómita luz" .

Definido por "Variety" como "un drama sutil y cuidadosamente observado", "Sentados frente al fuego" sigue a un hombre (Daniel Muñoz) que debe lidiar con la enfermedad y muerte de su mujer, Alejandra, en los bellos y desoladores paisajes del sur del país.

"El trabajo de Daniel es magnífico. Desde el guión sabía que iba a necesitar un actor que fuese capaz de expresar mucho con muy poco, con miradas, pequeños gestos", reconoce el director. "Para mí, Daniel es probablemente el mejor actor de su generación en el país".

Contenido y expresivo, en Muñoz recae todo el peso dramático de una película que se cuenta de manera fragmentada, con elipsis que marcan saltos temporales. "Me interesaba contar una historia que uno ha visto muchas veces antes, sobre amor y enfermedad, pero de una forma que fuese el espectador el que construyese muchos de los detalles que estamos acostumbrados a ver en el cine", explica Fernández. "De esta forma, la historia pasa a ser una sobre el efecto que en el personaje de Daniel tiene la enfermedad de Alejandra, las huellas que con el paso de los años van dejando en él".

"No me puedo librar del sur"

"Matar a un hombre", también filmada en el sur, es una historia de venganza barrial que cautivó al público el Festival de Locarno, donde se llevó el premio Carta Blanca. Ahora prepara su desembarco en el Festival de San Sebastián.

"Creo que es una historia menos íntima y un poco más atractiva desde el punto de vista comercial", analiza el director. "Pero sigue tratando temas que me importan mucho, como la realidad social de Chile de hoy, las contradicciones internas de los personajes, la debilidad del ser humano frente a situaciones extremas y que siguen rescatando la idea de provincia, de una país que existe a las espaldas de Santiago".

Fernández también prepara "La indómita luz", película centrada en un músico -ex roadie de Cerati- que revive tiempos mejores en algunos pubs de Concepción.

"Es una película con mucha música y luz y sol", adelanta el realizador. "Es una historia muy tierna y a veces graciosa, algo muy distinto a lo que he hecho hasta ahora, aunque como no puedo zafarme de algunas cosas, sigue tratando de personajes que buscan de alguna manera estar en paz consigo mismos. Y está ambientada en Concepción, con lo que sigo pegado en el sur, del que parece que no me puedo librar. A veces me cuesta sentir esa cercanía con Santiago, a pesar de que he vivido muchos años acá".

-¿Qué medidas se deberían adoptar para que el cine chileno permaneciera más tiempo en salas?

-Creo que es importante que exista un circuito alternativo de exhibición que permita que quienes quieren ver este tipo de películas puedan hacerlo. No se trata a mi juicio de que todas las películas chilenas entren a competir con las películas taquilleras estadounidenses. Es algo absurdo. Creo que somos muy injustos con el cine chileno, porque no escucho a nadie alegando contra las películas de Woody Allen o de Clint Eastwood, diciendo que son películas aclamadas, que sin embargo se estrenan con muy pocas copias y, proporcionalmente al cine de gran convocatoria, no atraen demasiado público. Muchas películas chilenas pertenecen a este tipo de filmes, a cintas que no aspiran a llenar las salas, sino a tener un espacio.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img