Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

La ruta de las NOCHES DE DOMINGO

por:  La Segunda / Ana Rosa Romo R.
sábado, 06 de julio de 2013

Cuerovaca: Abierto todos los días para ofrecer carnes de calidad.


Foto CRISTIAN CONTRERAS

No es fácil salir a comer un domingo en la noche en Santiago. Generalmente los restaurantes atienden hasta el sábado, pero para hedonistas a tiempo completo, hay varios sectores donde encontrar las excepciones:

CARNES DE CALIDAD

Cuerovaca (Pasaje El Mañío 1659). Desde su instalación hace trece años, se autodefine como un restaurante de carnes de alta calidad. "Nació de la necesidad de tener un restaurante de este tipo para no tener que viajar al extranjero para comer bien", afirma su dueño y chef Juan Gabler, de profesión arquitecto.

Dice que la decisión de abrir en domingo es para cambiar un poco el panorama de "una ciudad apagada y vacía, en un día que es familiar, pero un poco fome".

Los platos que tienen mayor demanda: Costeleta lomo vetado ($14.200) asado de tira ($12.700) y plateada de wagyú con ñoquis al eneldo ($14.800)

Abre todos los días del año para almuerzo y cena, y tiene una capacidad para 170 personas.

PLATOS (CASI) TRADICIONALES

Victorino (Lastarria 138). "Fuimos de los primeros en abrir en la noche de domingo porque siempre hemos sido un local de barrio. Sentimos que es un deber hacia la gente que vive cerca y quienes visitan el sector ese día", asegura Alejandro Robles Fantini, dueño junto a su señora, Alejandra Montalbán.

Se instalaron en 2003 y definen su estilo como "comida arraigada en nuestros platos tradicionales con una pequeña vuelta en su presentación y preparación".

Lo emblemático de la carta: Tabla chorrillana Victorino (camarones, carne de res, pulpo, pollo, reineta, butifarra, calamar, queso chanco, ostiones, queso de cabra y aceitunas salteados sobre papas hilo. $ 10.200) y Salmón negro (en costra de olivas negras acompañado de arroz frito, maní y cilantro. $7.600).

Capacidad: 100 personas. Horario: de 17:30 a 02:00 horas.

GASTRONOMIA CHINA

Violeta de Persia (Vitacura 8657). Chunhua Xue, más conocida como señora Nieves, es periodista e intérprete, y llegó a Chile en 1986. Instaló este restaurante "porque me interesa tener un ambiente de la cultura china para educar y formar a mi hijo, nacido acá", cuenta. Abrir todos los días es una tradición de 20 años, lo mismo que las proyecciones de videos sobre aspectos de China.

Su línea gastronómica abarca la China del sur (suave, agridulce, con sopa y muchos mariscos) y del norte (picante, mucha aliño y mucha masa) y una amplia gama de alternativas para los clientes vegetarianos.

Platos emblemáticos: Estilo Sichuan, con carne, filete, pollo, cerdo, mariscos e incluso vegetariano con tofu ($6.200) o el Pollo Leychi, agridulce, en un canasto hecho con papa al hilo ($6.200).

Horario continuado de 13:00 a 23:00 horas. Capacidad: 120 personas.

PIZZAS Y MAS

Cozzinatte (Gerónimo de Alderete 1380 ). Abrir los domingos es una opción "para el público que quiere despedirse del fin de semana con una amplia degustación de pizzas", afirman sus dueños Felipe Astorquiza y Juan Manuel Ortiz.

Y aunque la carta es transversal y ofrece carnes, mariscos, pescados y pastas con un sello gourmet, las pizzas son las reinas.

El chef, Francisco González, señala que su trabajo está basado "en preparaciones recopiladas de experiencias en restaurantes en Francia, Patagonia chilena, costa de Matanzas y viajes por Hong Kong, Perú y Europa".

Algunas especialidades: Canelón de jaiba ($8.500), Pizza oliva (mozzarella, aceitunas negras, aceitunas verdes y albahaca, $7.500), Cuatro quesos (mozzarella, roquefort, parmesano, gruyere, $8.500) y Funghi (mozzarella mix de champiñones salteados, $ 7.900).

Horario continuado de 13:00 a 23:00 horas. Capacidad: 80 personas.

COMIDA CASERA CONTUNDENTE

Galindo (Dardignac 098). Su nombre se lo debe al primer dueño, Galindo Acevedo, que lo inauguró en 1968. Cuando pasó a otras manos, conservó la denominación, pero a los nuevos propietarios se les ocurrió abrir los domingos, especialmente cuando en el barrio comenzaron a proliferar las salas de teatro.

Su oferta es la comida típica chilena de casa y contundente. El pastel de choclo ($5.500), la cazuela ($5.100) y el caldillo ($5.100) se sirven en platos de greda. Tienen otras especialidades como Porotos granados con plateada ($4.400) y Lomo a lo pobre ($6.900)

Abre 363 días al año, excepto 24 y 31 de diciembre. Horario continuado de 12:00 a 01:30 y los fines de semana, hasta las 03:00 horas. Capacidad: 80 personas. En época de buen tiempo, se suman 20 más en la terraza.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img