Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

La ruta de los históricos de Sanhattan

A finales de los años 50, El Golf era un consolidado barrio residencial elegante. Pero en los años 80, con la construcción de grandes edificios de oficinas y la transformación de algunas casas en negocios de distintos tipos, se convirtió en un polo financiero y de entretención, y hasta adquirió un apodo: Sanhattan.

por:  La Segunda / Ana Rosa Romo
sábado, 29 de junio de 2013

Angus: Desde 1981, en la calle El Bosque.


Varios son los restaurantes que iniciaron la senda y que han permanecido en el mismo lugar por casi 30 años.

LOS PIONEROS DEL BOSQUE

Angus (El Bosque Norte 0111) . Julio Iglesias lo hizo famoso. Era 1982 cuando Pía Raab y Rafael Hernández inauguraron este restaurante, y un amigo chileno del cantante le organizó allí una cena privada. "Desde ese día, todo Chile supo dónde estaba Angus", afirma Pía.

Asegura que el público valora los años de permanencia en el mercado: "Tenemos público que aquí han recibido sus propuestas de matrimonio y que después nos visitan con sus hijos".

César Olivares es el único chef que ha tenido el local. Entre su creaciones más solicitadas: Surf and Turf (medallón de filete con camarones ecuatorianos en salsa de oporto y champiñones a la mantequilla verde. $ 14.950), atún sellado con salsa de carmenere y arándanos con risotto de quínoa (14.950).

Publicity (Av. El Bosque Norte 0155). Son los pioneros del concepto happy hour. Nació en 1994. Sus creadores señalan que la idea original fue "mezclar publicidad, buena gastronomía, barra premium, buen servicio y entretención". Tónica que se mantiene inalterable, con agregados tecnológicos como un interactivo karaoke.

El estilo de la carta está orientado a la oferta de platos grupales para compartir (3 o 5 personas) con tendencias de estilo mexicano. Entre ellos destacan: Otta (Todo viene de 8, triángulos de mexinachos, quesadillas, mini brochetas de pollo y carne acompañadas de mix mexicano más champiñones salteados. $17.990), fajitas res, pollo, camarón (tabla caliente, sobre una base de cebollas y pimientos salteados, acompañados de guacamole, queso, pebre pico de gallo, porotos negros y tortilla. $15.200).

MAS DE 30 AÑOS

Le Due Torri (Isidora Goyenechea 2908) . En este sector se instaló en 1981. Sus dueños son Francesco Anderlini, Giovanni Anderlini y Walter Garuti.

El sello distintivo es que todo se prepara ahí: "Nada se compra hecho. Hacemos todo, desde el antipasto, pastas, postres y rellenos. Y además, como la nonna lo haría, con uslero y máquinas artesanales, como en Italia hace 50 años", cuenta con orgullo Giovanni.

Lo más emblemático de la carta: Lasagna Due Torri (masa verde de espinacas con ragú bolognesa y queso parmesano), fettucine salmón y caviar (hechos en casa con trozos de salmón natural y huevos de caviar), agnelotti burro salvia (rellenos con espinacas con mantequilla y salvia). Los precios oscilan entre $7.000 y $9.000.

UN CUARTO DE SIGLO

Puerto Marisko (Av. Isidora Goyenechea 2918) . Para su dueño y chef Juan Isarn Sans, hijo de catalanes con estudios de gastronomía en Barcelona, éste es su mejor y más querido restaurante, de los diez que ha creado.

"Hace 25 años, en el sector no existían más de cinco restaurantes. Me entusiasmé con la idea de uno de mariscos y pescados en Santiago, con una cocina chilena con toque de autor", cuenta Juan.

El ambiente marino se refleja hasta en el orden de la carta: Las entradas están en "la orilla", los platos de fondo, en "alta mar", la carne y las pastas en "para el mareo"

Preparaciones más solicitadas: Bandeja para compartir de mariscos con machas, locos, cebiche, pinzas de jaiba, centolla, camarones, choros maltones y ostras. ($37.500), centollas enteras, muy apetecidas por turistas, ($90.000), mero con ravioles de centolla sobre mantequilla de estragón ($15.900).

DESDE LOS 90

Pinpilinpausha (Isidora Goyenechea 2900). En vasco, el nombre significa mariposa. Sus fundadoras, oriundas de ese sector de España (primas del padre del actual dueño), lo crearon en los años '40, con la idea de reproducir los sabores de su país.

Al poco tiempo, lo adquirió Mauricio Sanz Jáuregui y su señora María Elena Raab. Estuvieron por décadas en calle Matías Cousiño, y a comienzos de los 90 se instalaron en este local.

Su principal característica: "Ser atendido por sus propios dueños durante tres generaciones", señala Mauricio.

Entre los platos tradicionales que el público fiel solicita siempre, destacan los garbanzos cocidos por varias horas, con camarones al pilpil y chimichurri. ($7.900) escalopines de congrio rellenos con gambas, en salsa de limón de pica y papas al vapor ($11.900), arroz a la valenciana (con verduras, pollo, cerdo, y mariscos. $7.900)

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img