Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Sandra O'Ryan, de nuevo en la TV: "Soy bien marciana para mis cosas"

"Tengo una capacidad feroz de hacer nada y estar sola", dice la actriz que llegó a "Graduados" (CHV), "Las Vega's" (Canal 13) y al "Teatro en CHV". Volvió a vivir con su hija: "Respiro mucho amor en nuestro departamento".

por:  La Segunda / Nayive Ananías G.
viernes, 12 de abril de 2013

La última teleserie de Sandra O'Ryan fue "La familia de al lado" (2010), de TVN. Tras trece años en la vorágine como protagonista de las producciones de Canal 13, la actriz retornó a la pantalla chica en 2013: Encarna a la madre de Carolina Mestrovic en la vespertina "Graduados" , donde se reencuentra con Marcial Tagle, su ex compañero en la serie infantil de Mega "Otra vez papá" (2009).

También vuelve a "Teatro en CHV" con Pato Torres, en la obra "Tengo un ojito para elegirlas", que se transmite este fin de semana.

Y esta semana sorprendió también con su aparición como mujer de Julio Milostich en "Las Vega's" , la exitosa nocturna de su antigua casa televisiva.

Llegar ahí fue idea de su amiga Carolina Arregui. "Estábamos en el gimnasio un día y me dice, con la Maite, su hija: «¡Vas ahora, si no, se olvidan de ti!». Me retó bien retada: «Te duchas y te vas al canal a hablar ahora». Y partí. Estaba Roberto Rebolledo, que es un director que quise mucho... Fue el destino. Hablamos mucho rato en su oficina. Me pidió que lo llamara en dos semanas. Así es la vida", cuenta.

-Descartaste las teleseries por las escenas de alto calibre, eróticas, con desnudos...

-Perdí bastantes pegas por eso. Tengo súper claro que no me voy a desnudar en la tele. No tengo ganas, porque me incomoda mucho, y no lo digo por una cosa moralista ni juzgadora. Admiro a quienes hacen esas escenas... Una vez, un director me dijo: "No, mejor la Sandra no, porque no se saca la ropa".

Ahora, dice sentirse "como pez en el agua" en la ficción. "Es demasiado cómodo, es lo mío... Estuve muchos años sin parar. Cuando cerraron las puertas del área dramática de Canal 13, en 2001, la eché de menos. Fue difícil adaptarme, pero después hice mi vida, a tener más tiempo. Podía ir al gimnasio, estar en mi casa, leer, pasear a mi perra... ¡Soy muy pa'dentro! Tengo una capacidad feroz de hacer nada y estar sola. Me entretengo mucho mirando el techo. Soy bien marciana para mis cosas; me voy un poco del mundo terrenal".

"(María José) se separó hace 1 año y medio y yo, hace 8 meses"

Sandra está orgullosa de su hija, la también actriz María José Urzúa, fiel calco de su madre, que debutó en "Versus" (2005), de TVN. Ahora ella es panelista del programa de La Red "Así somos".

Al mismo tiempo, María José estudia Nutrición. "La apoyo con tutti. Ha aperrado como nunca en la vida, porque es bien difícil. ¡La bioquímica, qué sé yo! Me levanto a las 5 de la mañana y está estudiando. Obviamente, quería trabajar también. Ahora está feliz y le encanta su equipo", cuenta O'Ryan.

Ambas trabajaron en "Otra vez papá", donde su estrecha relación en la vida real se replicó en la pantalla: "Era exquisito llegar y encontrarme con ella, porque en ese tiempo ella estaba casada. Copuchábamos mucho".

María José rechazó varios papeles debido a su apretada agenda. Lo único que aceptó fue ser "Chica Bond" en la película chilena "00 ¿Cuánto?", con Fernando Godoy, aún sin fecha de estreno.

-Ustedes son muy compinches...

-Sí, muy compinches... Un tiempo nos separamos. A inicios de 2007 se fue de la casa. Después se casó y estuvo, en total, cuatro años con su ex marido. Se separó hace un año y medio y yo, hace 8 meses. Y volvimos a vivir juntas desde agosto de 2012. ¡Ha sido exquisito! Ahora que volví a vivir con ella respiro mucho amor en mi departamento... en nuestro departamento.

"Me calificaron como «la llorona» y nadie se acordaba de la actriz"

En 2005, Sandra fue reclutada para el reality "La granja VIP" . Duró apenas dos semanas, porque padeció en el encierro y, en un momento de profunda crisis, extrañaba a su retoña.

"Mi participación fue demasiado comentada y recordada, más de lo que hubiera querido", acota.

-¿Y alguna vez te ofrecieron regresar a uno?

-¡Noooo, por Dios! Quedó clarísimo que no (se ríe).

-Pero por el mismo tema del sensacionalismo...

-Tuve demasiadas conversaciones antes de mi retirada. No fue una buena experiencia y, definitivamente, fue un súper error. Lo fome fue que, de ahí en adelante, me calificaron como "la llorona" del reality y nadie se acordaba de la actriz. Ahí me di cuenta del impacto que causaba el programa. Todo lo que hice antes no valía nada, fue muy duro.

-¿Cómo reconstruiste tu imagen?

-No sé si se reconstruyó... La gente ya no se acuerda tanto de ese episodio, pero sí me lo nombran a veces. ¡Y estuve poco tiempo! ¿Sabes para qué me sirvió? Para ponerme el cuero duro, porque debí salir a la calle igual. Empecé a estar más atenta, ya que en ese momento estaba mal y no me daba cuenta.

-Todo el mundo tiene malos momentos, pero nadie se mete a un programa a mostrarlos... Hay que ser muy ingenua y torpe para exponerse en un estado así. La experiencia no fue agradable para nadie. Ojalá nunca hubiera existido, pero fue. Se cometen errores en la vida.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img