Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

La increíble transformación del primo del "Patrón del mal", que llega a Chile

Christian Tappan subió 14 kilos y cambió su look pelirrojo para interpretar a Gonzalo Gaviria, mano derecha de Pablo Escobar. Visitará este jueves "Más vale tarde", de Mega, y el viernes participará en "Morandé con compañía", en el sketch que parodia a la exitosa serie colombiana.

por:  Nayive Ananías, La Segunda
martes, 09 de abril de 2013
La exitosa serie colombiana "Pablo Escobar, el patrón del mal", está en la recta final en Mega: Su protagonista, el famoso narcotraficante -interpretado por el aclamado Andrés Parra- huye de Medellín para proteger su "imperio" y su vida, junto a sus fieles compañeros.

Uno de ellos es su primo y mano derecha, Gonzalo Gaviria, encarnado por Christian Tappan, el actor que este jueves llega a Chile. Será el invitado estelar del late de Alvaro Escobar "Más vale tarde"; y el viernes participará en "Morandé con compañía", donde llegará para hacer de las suyas en el sketch-parodia "Paulo Escobar, el patrón del pan". "Me habían pedido que fuera Gaviria, pero por estándares del canal, no podemos hacer esos personajes en ninguna parte. Como Christian podré hacer algo; quedará muy simpático", adelanta él, al teléfono desde Bogotá.

El actor de "La reina del sur", "El clon" y "Amigas y rivales", aparece ahora en Caracol TV con otro aplaudido personaje en "La promesa". Para personificar al cómplice de Escobar, Tappan sufrió una increíble transformación, similar a la de Andrés Parra, el protagonista. "¡Cuando me vean , verán cómo fue mi caracterización! Ahorita peso 14 kilos menos, y soy pelirrojo. Me hicieron muchos rasgos", revela.

"Mi admiración por Andrés es tan grande y tan fuerte, que lo primero que hice fue crear un personaje como para no quedarme tan corto (se ríe). El peligro era que el suyo me comiera totalmente... Creamos dos roles fuertes, con un decoro gigante, para que ambos se lucieran. Mis respetos para Parra, que es uno de los mejores actores de Latinoamérica".

-¿Fue muy difícil encarnar a tu personaje? ¿Tuviste reparos?

-No tuve reparos, porque el proyecto me entusiasmó de inmediato... Como es una historia violenta de los '80 y '90, lo difícil era contar muy bien todo: Cómo pasaron las cosas, cómo fueron las vísceras de estos capos para tomar decisiones que afectaron tanto a una sociedad y cómo se llegó a vivir en el terror

-Yo estudiaba junto con Andrés. Las complicidades estuvieron en todas las escenas. Al investigar, nos dimos cuenta de que Gaviria, más que ser la mano derecha, era el gran socio y empresario de la banda de Escobar... Queríamos que los personajes fueran de verdad, que no se quedaran en el cliché de los capos y narcotraficantes. Me topé con la dicha de que mucha gente que conoció a Gaviria decía que mi personaje se parecía a él en la vida real. ¡Eso me parece chévere!

-¿Cómo fue abordarel asesinato del candidato presidencial Luis Carlos Galán o el atentado en el avión Avianca?

-En el momento que aceptamos hacer esta serie, sabíamos que contábamos la historia de Colombia. Ni soy Gonzalo Gaviria, ni en mi vida he tenido algo de Gonzalo Gaviria. Como colombiano, me dolió mucho todo lo que pasó en los '80. Eso me llegó al alma. Pero no puedo a cada minuto buscar sentimientos encontrados ni nada, porque entonces no hubiese hecho mi personaje 100% bien.

"La mala vibra se me pegó"

Tappan relata una de las tantas anécdotas de las grabaciones de "Pablo Escobar", sobre todo una "medio escatológica y chistosa al mismo tiempo".

"Cumplí 40 años mientras hacía la serie y no sé por qué me deprimí, somaticé y me dio gastritis. En una escena tomé agua ardiente colombiano y me cayó tan mal, que devolví todo. ¡Lo peor es que estábamos en una escena con Andrés Parra en un jacuzzi! Me agarró la borrachera y vomité ahí", dice riéndose.

-Tras la vorágine mediática, ¿cómo te desligaste de Gaviria?

-No me costó nada desligarme, al principio. Pero como la energía de lo que estaba haciendo era tan negra, 4 o 5 meses después sentí que se me había quedado impregnada. Varios me decían que andaba de mal genio, pero no porque tuviera a Gaviria, sino porque realmente fue muy fuerte lo que contamos... la mala vibra se me pegó.

Hoy, post "Pablo Escobar", Christian trabaja en la película "Que viva la música", del reconocido director caleño Carlos Moreno, quien también encabezó la serie. Además, protagoniza la cinta "El control", que estrena el 31 de mayo en Colombia. Y ya alista su aterrizaje en la comedia de Caracol "La suegra".

-¿Sientes que estás en la cúspide de tu carrera?

-Pienso que los personajes exitosos son el punto alto para cumplir otras metas y mejorarlas. "Pablo Escobar" y "La Promesa" me dejaron en un punto alto. No quiero sentir que estoy en la cúspide, porque es ahí cuando el actor se relaja y se cree el cuento. Un nuevo proyecto siempre es una nueva batalla.

 
Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img