Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Ankatu Alquinta demandó a Los Jaivas: "Fue humillante la forma en que terminó esto"

El hijo de Gato Alquinta estuvo 10 años sin contrato y no le permitieron celebrar el cincuentenario de la banda. "Se convirtieron en banda tributo", acusa también ahora que retoma sus proyectos como solista, en los que también homenajea a su padre.  

por:  Juan Carlos Ramírez F.
jueves, 04 de abril de 2013

Ankatu junto a Miguel Díaz, percusionista de su proyecto unplugged.


Foto CLAUDIO CORTES

Cuando Ankatu Alquinta (42) se dio cuenta que ya no seguía en Los Jaivas lloró amargamente, recordando a su padre, Eduardo, fallecido hace ya una década. Pero también a su madre Verónica Ross, quien lo incentivó en la música cuando "Gato" se separó de ella, autoexiliándose en Argentina y Francia tras el Golpe de 1973.

Fue el 11 de diciembre pasado, tras una reunión del grupo con el que cumplía una década. Alquinta ya les había ofrecido exclusividad total y les pidió un contrato que acreditara el compromiso. Sin embargo, el pronunciamiento de la banda lo sorprendió: "Estas despedido de Los Jaivas", le dijeron.

Fue reemplazado por el guitarrista Alan Reale, recomendado por Mario Mutis. Tras hacerse público el despido, la banda -que está lanzando "Obras cumbres", un doble DVD que recopila su trabajo audiovisual- señaló en un comunicado que Ankatu renunciaba a sus proyectos paralelos por este año, pero no por el 2014 y que "no era conveniente" para la banda.

Después de un verano que reconoce "duro", "introspectivo", donde estuvo "cesante" y encerrado en la sala de ensayos Lagarto de Ñuñoa, donde es socio, decidió "rearmarse".

Demandó a la banda por despido injustificado. "Fue humillante la forma en que terminó esto. Yo dejé todos mis proyectos por estar en Los Jaivas y participar de las actividades del aniversario, pero nadie me dio una explicación. Me dijeron que íbamos a hablar del tema en diciembre y terminaron echándome".

Según el abogado de Ankatu, David Morales, este tipo de demanda debería resolverse de acá a tres meses. "Se presentó la semana pasada y estamos esperando que el grupo reciba la notificación", dice y explica que el que tendrá que llegar a tribunales es Mario Mutis, su representante legal.

Así, al ser Los Jaivas una sociedad comercial, la demanda se acoge a este marco legal, explica. Lo que se exige es una indemnización por 10 años de servicio (incluyendo el pago de imposiciones adeudadas), además de un mes de sueldo por no haber sido avisado del despido con antelación. Siempre trabajó a honorarios "como un guitarrista freelance".

Ankatu aceptó integrarse al proyecto rockero de Fresa (hija de Claudio Parra, tecladista de Los Jaivas). También reactivó Chilatin Beats -proyecto de folclore electrónico junto a Dorian Chávez-, que se presentará esta noche en Oniacú, en Bellavista.

Y mañana en el Club Eve de Vitacura debutará con Ankatu Alquinta Unplugged , proyecto acústico que busca, con el percusionista Miguel Díaz, recuperar lo esencial de la canción de rock y latinoamericana, tributando la obra su padre (algo así como lo que hizo con Huaika). La experiencia la repetirá el sábado en El Merkén, de Providencia.

"Si soy músico fue por mi madre"

-No todos saben que te criaste separado de "Gato"...

-Me reencontré con él tras la muerte de mi mamá, en 1990. Ella fue una arquitecta de vanguardia y que influenció profundamente a mi papá. Se hicieron hippies y emprendieron un viaje iniciático por Latinoamérica, sin plata y donde me tuvieron a mí. A la vuelta Eduardo les dijo a Los Jaivas -que tocaban música bailable- que tenían que olvidarse de todo lo que sabían y comenzar a experimentar. Alguien debería investigar sobre la importancia de las mujeres de Los Jaivas.

-¿Entonces no fue por él que te volviste músico?

-Si yo soy músico fue por mi madre. Ella me cultivó la sensibilidad y el arte. Imagínate que ella me llevaba a Andacollo de niño, íbamos solos a la cúpula donde está la Virgen a contemplar los vitrales. Esos momentos los atesoro.

-¿Cómo fue el reencuentro con tu padre?

-Yo estaba destruido con la muerte de ella. Estudiaba Ingeniería Civil, cuando escuché en el auto, de vuelta del funeral, el "Kind of blue", de Miles Davis. Ahí me di cuenta de que tenía que dedicarme a tocar. Viajé donde mi papá y él me ayudó con mis estudios en París; recuperamos la relación.

Ankatu recuerda una especial conexión con su padre, el proyecto "Araucaria", en el que trabajaron juntos. "Estuvo investigando la música mapuche, hablando con machis y poetas, recorriendo la zona. Era sobrecogedora la fuerza mapuche. Todo eso iba a ser un nuevo disco de Los Jaivas, pero el minidisc fue robado... Todavía conservo la esperanza de que aparezca. Ojalá hubiera podido aprenderme alguna de esas piezas".

-¿Cómo te sientes musicalmente después de todo este huracán?

-Recién el año pasado me animé a cantar en serio y a interpretar mis composiciones. Puedo decir que estoy viendo la luz.

-¿Y qué piensas ahora de Los Jaivas?

-Que si bien son una banda querida y fundamental en la historia del país, se han convertido en una banda tributo. En vez de experimentar, como al principio, tocan las canciones tal cual salen en los discos. La gente se da cuenta.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img