Cultura/Espectáculos
Compartir | | Ampliar Reducir

Así se verá “Videoclub”, primera parte de la trilogía de terror de Pablo Illanes

El primer amor, el apocalipsis y el advenimiento de la democracia se conjugan en la película. “Parte de la intelectualidad lo desprecia. Para mí, el terror me permite hablar desde el estómago”, sostiene el director.

por:  La Segunda Online
martes, 02 de abril de 2013

Ingrid Cruz, en sesión de maquillaje zombie.


Foto La Segunda

Mañana, el cineasta y guionista de teleseries Pablo Illanes presentará en Av. Italia el tráiler oficial de su próxima película: “Videoclub”. Será la primera proyección de las imágenes de la cinta de horror que protagonizan Pedro Campos, Luciana Echeverría, Ingrid Cruz, Berta Lasala y Daniel Alcaíno. También actuarán dos agrupaciones que forman parte de la banda sonora: Miss Garrison (que en la cinta interpretan “Paramar”, de Los Prisioneros) y Before than after.

“En el tráiler nos hemos preocupado de mantener un elemento esencial que es la mezcla de géneros. Es en parte comedia costumbrista, película romántica, ciencia ficción y terror”, cuenta Illanes, quien por estos días se encarga de la posproducción del filme que ya muchos catalogan como “la primera película chilena de zombies”.

A diferencia de su ópera prima, la sangrienta “Babyshower” —cuyo núcleo era un grupo de venenosas amigas que escondían más de una rivalidad—, la atención está aquí puesta en el mundo adolescente. Miguel (Pedro Campos), el protagonista, tiene 18 años y trabaja en el videoclub de Wanda (Ingrid Cruz). Además, realiza películas caseras que tienen a sus padres (Daniel Alcaíno, Berta Lasala) preocupados por el alto nivel de violencia. Miguel se enamorará de Daniela (Luciana Echeverría), pero ambos se encontrarán con un obstáculo para avanzar en su romance: el apocalipsis. Que la historia transcurra en el verano de 1992, no es casualidad.

“Dado el momento histórico en el que se desarrolla, hay una especie de terror a la democracia que tratamos de impregnar, sobre todo en el personaje de la Berta que tiene pánico por los aires de cambio que se vienen”, señala Illanes.

—Imagino que al estar ambientada en un videoclub también hay homenajes al cine.

—Sí, hay mil guiños. Todos los personajes hablan de cine en algún momento de la película. Los papás, la dueña del videoclub y el protagonista, que es un consumidor obsesivo de películas. Su espectro va desde Tarkovsky hasta el cine caníbal de los años 70.

Illanes aprovechó también de homenajear el noble arte del video amateur, que él mismo desarrolló siendo un niño. “El título de la película casera que se muestra es el título de una cinta que yo hice cuando chico: «Víctimas de la locura». Nunca la terminamos. Hay retazos que nunca editamos. La hicimos con compañeros de colegio”, cuenta.

“Videoclub” —que llegará a salas en el segundo semestre— será la primera parte de una trilogía que continuará con “No tengas miedo”, una película de fantasmas, y “Sala de ensayo”, thriller psicológico sobre una actriz fracasada.

“Queremos filmar la segunda este año, un poco inspirados en el modelo de la factoría de Roger Corman. Pero quiero tomarme las cosas con calma y respeto. Películas como éstas toman su tiempo”.

“Ninguna cosa que he escrito para la TV me ha contentado del todo”

Illanes está completamente concentrad  o en el montaje de la película, por lo que no ha querido involucrarse en proyectos televisivos. “En la TV los procesos son muy largos. En el cine también, pero requieren de otra mirada y otro esfuerzo. Aquí hay más espacio para el debate, la discusión, el no estar de acuerdo”.

—Y tienes completo control de la obra, a diferencia de lo que ocurre cuando trabajas como guionista...

—Sí. Creo que ninguna cosa que he escrito para la TV me ha contentado del todo. Siempre hay algo que me decepciona o que yo hubiese hecho de otra forma. No es el formato para desarrollar una labor como director.

—Estuviste detrás de “Conde Vrolok”. ¿Puede funcionar el género de terror en las teleseries?

—El público chileno, si bien puede llegar a ser muy convencional, es capaz de convertirse en adicto a productos novedosos. Además, si lo piensas, las teleseries chilenas nunca han sido tan convencionales como las mexicanas. “La madrastra” es de 1981 y era súper dura. O “Los títeres”... era bizarra y tenía muchos elementos progresivos.

—¿Crees que el cine de terror sigue siendo menospreciado por la crítica?

—Está claro que hay un sesgo crítico. Siempre ha sido así, desde Hitchcock. Pero hay cuatro freaks que en blogs van a escribir sobre las películas y eso está bien. Es el destino que corre este tipo de cine. Parte de la intelectualidad lo desprecia. Para mí, el terror me permite hablar desde el estóm?  ago, con un nivel de compromiso muy importante.

Queremos conocerte. Por favor, responde esta encuesta.
Redes sociales
Redes sociales
Portada

Cultura/Espectáculos

Vea más notícias de último minuto

Cerrar

img